Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Ann Cooper, en pro de la alimentación consciente

  • Gallery image

El pasado miércoles 27 de mayo, se realizó una charla conducida por la reconocida chef  estadounidense Ann Cooper, que tuvo lugar en el Teatro de Chacao y organizada por Backroom, para la segunda sesión de CCS Forum “construyendo la ciudad deseada” con un importante intercambio de ideas, en donde la alimentación sostenible fue el tema predominante

 En el foro se discutieron temas que recorrieron debates desde la crítica a las grandes multinacionales como Monsanto (conocida por sus productos transgénicos) hasta las bondades del uso de abono orgánico o compostaje para huertos.

La chef inició la presentación recordando aquel día en el que comenzó a plantearse la educación alimentaria como un tema transversal, y que las futuras generaciones deberían manejar y tomar conciencia. Cooper cuenta que un día de trabajo como cualquier otro en su restaurante, tuvo una pequeño obstáculo con uno de sus clientes: un niño que no estaba a gusto con el menú, esto (entre muchas otras razones, por supuesto) condujo a Cooper a cuestionarse el uso y la educación que recibían tanto jóvenes como niños sobre la alimentación, y la importancia que tiene aprender a reconocer la calidad de los alimentos, no solo por su sabor o por su aspecto, si no por la relevancia nutricional que aporta al cuerpo. Cooper se encuentra entonces, en un universo entero de dificultades y de compromisos futuros, en los que ahora se ve involucrada casi en su totalidad.

Aunque siendo de nacionalidad norteamericana, Cooper introduce uno de los debates más importantes sobre la salud que se están gestando hoy día en Estados Unidos, entre las más alarmantes: la comida transgénica, toxicidad en los alimentos  y obesidad infantil. Aunque Venezuela no esté enfrentando este tipo de problemas con las dimensiones que supone en el país de origen de la chef, Cooper asegura que de seguir reproduciendo esta cultura de fast food (comida rápida, o chatarra) estas multinacionales que comercian con tales productos lograrán expandirse en todo el mundo.

Es así como la educación alimentaria es una de las mejores medidas preventivas para futuras enfermedades asociadas a este tema tan controversial y que, a través de su fundación llamada chef Ann, introduce una serie de programas que se han sostenido en colegios con la ayuda tanto de instituciones no gubernamentales, como regionales gubernamentales, en donde figuran los siguientes programas, por mencionar algunos:

  •  Barra de ensaladas: garantizan que dentro de los colegios se sirvan frutas y vegetales frescos, que son implementadas dentro del plan de comida diaria.
  •  Desayuno saludable para niños: Un programa que garantiza un desayuno balanceado y sensible, para reducir la baja calidad nutricional que sufren los niños en uno de las comidas mas importantes del día: el desayuno.
  •  La lonchera: una fuente online que proporciona información nutricional gracias a una guía que ofrece herramientas y recetas para ayudar a las escuelas (y a los padres) para mejorar los planes alimenticios.

Esta y mucha más información y material audiovisual podrás encontrar en la página web de su fundación: www.chefannfoundation.org