Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

¡Body jump! Para divertirse como un niño y ejercitarse como un adulto

091117 Body Jump FOTO Harold Escalona
11/11/2017
|
FOTOS: HAROLD ESCALONA

Esta nueva actividad cardiovascular se realiza sobre una cama elástica para activar el metabolismo y mejorar la resistencia y la coordinación

Seguramente, lo primero que se te viene a la cabeza cuando te dicen “cama elástica” es una serie de recuerdos de la infancia. Desde saltar en círculos, hacer piruetas y unas cuantas caídas, no cabe duda que la cama elástica era el lugar más entretenido para muchos. Sin embargo, esta especie de “actividad infantil” migró, hace unos años atrás, al mundo fitness para ofrecer no solo un momento de diversión sino un ejercicio completo de coordinación y potencia.

De esta manera, surgió Body Jump, un ejercicio cardiovascular que consiste en realizar una serie de movimientos sobre una cama elástica individual. Alrededor de todo el mundo, este ejercicio se convirtió en tendencia y, desde hace un año, los venezolanos lo pueden practicar en Kalibra Fitness Center.

Dubraska Aguilar, directora del centro de bienestar, nos comentó que el Body Jump era una actividad innovadora que no se veía en Venezuela. Por ello, decidieron incluirlo desde el día de su inauguración, dentro de su abanico de clases.

091117 Body Jump FOTO Harold Escalona

Durante el entrenamiento, las personas trabajan la coordinación, activan el metabolismo y mejoran la resistencia. Igualmente, fortalecen el tren inferior (las piernas y los glúteos) y toda la parte abdominal. Además, el instructor juega con distintos niveles de intensidad para desarrollar la potencia en el cuerpo de los participantes.

 “Cuando se disminuye la intensidad del ejercicio, las personas toman un descanso activo y se recuperan. Pero cuando se vuelve a aumentar la intensidad, las personas mejoran su desempeño porque se concentran en llegar más lejos. Se exigen para dar lo mejor de cada uno”.

Por otra parte, este tipo de ejercicio no genera impacto en las articulaciones. Por lo tanto, aunque tengas alguna lesión o condición, te puedes inscribir en una clase de Body Jump.

“Siempre nos adaptamos a la condición del cliente. Lo importante es que nos notifique que tiene una lesión antes de empezar la clase. Así, hacemos la acotaciones necesarias para que la persona se sienta segura mientras hace Body Jump; la idea es que se divierta y se ejercite sin que sea invasivo.”.

Aunque en un principio los adultos se sienten un poco extraños con esta clase de ejercicio, llega un momento en el que se convierten en niños y encuentran al Body Jump una actividad maravillosa y divertida. Generalmente, esto ocurre por la exigencia de coordinar varias partes del cuerpo para hacer los movimientos requeridos sobre una superficie inestable.

“En un punto, el adulto se familiariza con el ejercicio, se ubica en el espacio, crea consciencia motora de su cuerpo y aumenta su seguridad. No cabe duda que terminas divirtiéndote como un niño pero ejercitándote como un adulto”.

En Kalibra, las clases de Body Jump están dirigidas a todo público, desde personas activas que quieran mejorar su potencia, hasta amas de casa o ejecutivos que se quieran despejar. Lo importante es que la persona que decida montarse en la cama elástica tenga una buena actitud y el entusiasmo necesario para disfrutar, reírse, ejercitarse y desconectarse. Dichas clases son personalizadas y de un máximos de seis personas.

091117 Body Jump FOTO Harold Escalona

La cultura de bienestar de Kalibra Fitness Center

Dubraska Aguilar, una apasionada por el deporte, estaba decidida a emprender su pasión y a crear un espacio donde las personas se pudieran ejercitar de forma integral. Aunque la idea surgió en el año 2014, la situación del país la obligó a ponerla en pausa. Por ello, Dubraska comenzó a adquirir su propio equipo y a construir su espacio personal dentro de su casa. Sin embargo, su entusiasmo y la fidelidad que le tenía a su idea, la impulsaron, dos años después, a perseguir su sueño y a llevar a cabo su proyecto.

“Emprender es un reto y Kalibra no es la excepción. Gracias a nuestros aliados y al arduo trabajo de un equipo de venezolanos logramos nuestro sueño. Estamos agradecidos con Dios y con nosotros mismos”.

De esta manera, en tan solo cinco meses, se realizaba la inauguración de Kalibra Fitness Center. En octubre del año pasado, las puertas del centro de bienestar se encontraban abiertas con la misión de ofrecer una atención personalizada y de transmitirles a sus clientes una cultura de bienestar.

“Nosotros no buscamos que las personas estén marcadas sino que estén saludables. Los enseñamos a trabajar todo el cuerpo pero, lo más importante, a crear consciencia de nuestro músculo vital: el corazón. Nuestra cultura se basa en bienestar mental, físico y emocional”.

Indudablemente, cuando entras a Kalibra te desconectas de todo lo que ocurre a tu alrededor. El espacio, no solo te ofrece las herramientas para dedicarle una hora a tu cuerpo, sino que también te transmite la confianza de que estás en un ambiente profesional pero familiar.

Este centro de bienestar ofrece clases y paquetes para todo público. Los planes se dividen en tres grupos: cardio resistance, potencia muscular y prevención-recuperación de lesiones; los cuales incluyen una combinación de disciplinas que van desde Hula Fit y funcional, hasta pilates terapéuticos. Además, tienen una alianza con Estando en Forma para asesorías nutricionales.

Luego de escoger el plan, se debe llenar una ficha de información en donde cada persona deberá colocar sus objetivos personales. Posteriormente, un instructor se encargará de verificar si los ejercicios escogidos son acordes a las metas y de realizar la orientación correspondiente.

 “En Kalibra la relación cliente-instructor es uno con uno. Nosotros conocemos y nos adaptamos a cada persona que llega. Además, las clases son de un máximo de ocho personas y los instructores miden y evalúan el rendimiento y el crecimiento de cada cliente”.

En un principio la familia Kalibra estuvo conformada por tres instructores; hoy en día son nueve. Todo el equipo cuenta con un certificado según las disciplinas en las que se especializada cada integrante, como por ejemplo: pilates, entrenamiento en suspensión, kinesiología y biomecánica aplicado al alto rendimiento y Hatha Kriya Yoga. De igual forma, los entrenadores están en constante actualización mediante programas de formación internos de la empresa.

Ya pasó un año ¿ahora qué? 

Luego de un año lleno de dedicación y esfuerzo, Kalibra quiere continuar innovando para ofrecer nuevas disciplinas y programas. Para el primer semestre del año 2018, se planificarán jornadas de stretching asistido por fisioterapeutas para corregir posturas, mejorar la alineación y para descargar los músculos luego de entrenamientos intensivos.

Por su parte, como proyecto a mediano plazo, se incluirá dentro de los programas un plan dirigido a mujeres embarazadas. Es así, como se pretende dar un espacio a las futuras madres para que activen su cuerpo y se ejerciten con una rutina de pilates especialmente elaborada para ellas.

Coordenadas:

Dirección: Multicentro Empresarial del Este, edificio Central, Local EC-17, municipio Chacao, Caracas, Venezuela.

Teléfonos: +58.212.263.66.86 / +58.412.238.15.12

Horario: 7:00 A.M. – 7:00 P.M.

Instragram: @kalibrafitness