Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Burgertify: un juego de sabores venezolanos en Argentina

burger buenos aires feat
26/04/2018
|
TEXTO: OSWALDO AVENDAÑO (@OS0790) / FOTOS: CORTESÍA BURGERTIFY

La hamburguesa es un plato universal que se puede hallar en cualquier rincón del mundo. En Buenos Aires, un espacio las combina con videojuegos retro, cerveza artesanal y tequeños

Durante el año 2017 ingresó un venezolano cada 20 minutos en Argentina, según cifras suministradas por la Dirección Nacional de Migraciones de esa nación. No es de extrañar que en algún momento de un recorrido por Buenos Aires, la llamada Ciudad de la Furia, se encuentren ofertas de productos y sabores de la pequeña Venecia.

Los argentinos se caracterizan por tener un paladar que prefiere, claramente, un buen trozo carne. En el país de los asados, el consumo per cápita de proteína bovina es de 58 kilos por año. Esta es una oportunidad de negocio que los venezolanos han sabido aprovechar para iniciar emprendimientos rentables: seducir a los porteños con el gusto jugoso de un pedazo de carne.

Imagínense ahora una oferta que combine hamburguesas + sabor venezolano + videojuegos retro+ cerveza artesanal + tequeños. Sí, existe. Al caminar por el vecindario trendy de Palermo Hollywood, se encuentra Burgertify.

burger 3 feat

Se trata de una hamburguesería que abrió sus puertas en septiembre de 2017. Sus dueños son tres, dos venezolanos y un argentino. Ellos juntaron sus capitales para iniciar un emprendimiento de lo que más les apasiona: las hamburguesas.

Los colores verde, negro y blanco del nombre del local, así como el diseño pixelado del mismo, ya dan un adelanto que la tecnología hace maridaje con la comida que se comercializa allí. De antemano, avisan que el juego se disputará en las papilas gustativas de los comensales.

 

burger buenos aires 2

 

Sin condimentos, es mejor
Las hamburguesas son una cultura en Argentina. En Buenos Aires existen, aproximadamente, más de 250 hamburgueserías gourmets, caseras, artesanales o de cadena de comida rápida. Diferenciarse de los demás es todo un reto, pero no imposible.

Alejandro Roig es un youtuber/instagramer con más de 12 mil personas que lo siguen gracias a sus recomendaciones de hamburguesas. Burgrkid, como se le conoce en sus redes sociales, asegura que el principal secreto de Burgertify es el sabor que almacena el medallón de carne de 100 gramos de cada hamburguesa. A su juicio, la carne “te deja con ganas de seguir volviendo una y otra vez”.

Ese sentimiento de retorno que logran en Roig -y en el resto de su clientela- se debe a que utilizan la técnica smashed para cocinar la carne.

Esta es una forma de cocción en la que se manipula lo menos posible la proteína desde que sale de la picadora hasta que llega a la plancha con una ligera forma esférica. La técnica se basa en “aplastar” la carne contra la plancha caliente para que genere una reacción química que la sella por fuera con una costra crocante y mantiene por dentro los jugos de la misma.

En Burgertify utilizan tres tipos de carne diferentes (un secreto de la casa) que cortan y muelen diariamente. Así es como fabrican sus propios medallones para sus hamburguesas.

Para el autor del libro “101 hamburguesas que hay que probar antes de morir”, Leandro Volpe, la técnica que utilizan para cocinar la carne es uno de los valores agregados del local.

Burgertify 1

 

“Usan una técnica conocida como smashed burger que no es tan popular todavía en Argentina y le ponen mucha atención a todos los pasos: desde tener su propia receta de pan, usar carne seleccionada y elegir los mejores proveedores para su materia prima. También le ponen una cantidad impresionante de panceta a sus hamburguesas, y eso siempre suma”, comparte Volpe, mejor conocido en sus redes sociales como “Burgerfacts”.

Todo apunta a que quienes aspiren “ganar un trofeo” en el juego del mercado de hamburguesas porteño deben utilizar técnicas de cocción que estimulen la memoria gustativa.

“En lo personal es mi técnica favorita, enamora todos mis sentidos, ver como la aplastan en la plancha y escuchar ese ruidito glorioso de la carne zumbando sobre el hierro caliente ya es un gran comienzo. Pero lo más importante es el sabor y la textura de la carne al momento de morder. Como no manipulan demasiado la carne para darle forma antes de cocinarla, la carne queda más sueltita más tierna”, agrega Burgrkid.

Escoge a tu personaje…

En la mayoría de los videojuegos siempre hay una pantalla inicial que permite escoger al personaje con el que se desea jugar. En esta hamburguesería esa primera interfaz es el menú diseñado, tanto en lo gráfico como en materia de selección de platos, por uno de los dueños del local: Gerardo Salazar.

Este venezolano, maracucho de nacimiento y margariteño de crianza, utilizó su ingenio para crear un menú variado de hamburguesas. Todas aluden a algún elemento de videojuegos retro y están acompañadas por papas fritas: La NES, Game Over, Trifuerza, 1-UP, Jefe Final, Atari 2600, Donkey Donut, Piranha Plant y la Nes Edition.

El pasado 7 de abril de 2018, a tan solo 7 meses de su apertura, se incluyeron tres nuevas hamburguesas: La Tanooki, que alude al traje de Mario Bros con forma de zorro, con doble carne, pepinillos, cebolla en cubos, mostaza y salsa de tomate y la BFG 9000: el arma más poderosa en Doom, que explota en la boca de los clientes con la fusión de doble carne, doble cheddar, tocineta, salsa marinara y un cubo de queso mozzarella empanizado.

Burgertify 2

La última es la Glass Joe, en honor al primer enemigo de Little Mac del juego Punch Out, rellena de queso Brie, ciboulette, mayonesa y mostaza Dijon. Este plato, pensado en conjunto con el crítico de hamburguesas argentino Sandals Burguer, también rinde tributo a la hamburguesa Marcel Michelin.

Salazar no estudió cocina. En Venezuela se desempeñaba como administrador de empresas. Sin embargo, al iniciar su negocio en Buenos Aires estudió Gerenciamiento Gastronómico en un instituto porteño, cuatro meses antes de la apertura de su emprendimiento.

Asimismo, el otro dueño del local, Kevin González, complementa la labor de gerencia con sus estudios de Administración. Mientras que los conocimientos sobre qué tipos de carne utilizar los termina de aportar Carlos Contreras, el tercer boss del local. Él, es un argentino con más de 25 años de experiencia en el mundo de la carnicería.

En el menú de Burgertify también se pueden apreciar guiños venezolanos: tequeños de queso, chocolate o guayaba como un entremés. También el sabor criollo está escondido en el Jefe Final al combinar doble carne, lechuga, tomate, cebolla grillada y mayo-cilantro con queso palmita a la plancha.

Además, buscando complacer los paladares de todos, en el local es posible cambiar los medallones de carne por opciones veggies: medallones de lentejas con avena; yamani con hongos y tomates secos; aduki con cúrcuma y calabaza; o garbanzo y apio.

La mayoría de los comensales de hamburguesas de Argentina acompañan sus platos con cervezas, de preferencia artesanales. Además de gaseosas, agua o bebidas refrescantes, los dueños de Burgertify ofrecen a sus clientes la posibilidad de maridar sus platos con tres opciones de cervezas artesanales: una dulce, una rubia y un negra amarga.

Top 5 hamburgueserías

Asegurar cuál es la mejor hamburguesería de Buenos Aires es complicado. Por ello, se le consultó a los expertos su opinión sobre cuáles son los mejores locales para degustar una buena burguer…

Burgrkid:

–Burgertify puede tranquilamente estar en mi puesto número uno. Las otras que la acompañan en mi top 5 serían: DOGG, La birra bar, Burger Company y Mi barrio. No pienso que tengan que mejorar nada (Burgertify), simplemente tienen que mantener en el tiempo este nivel de calidad. La trayectoria y regularidad es importantísima para integrar los primeros puestos en los rankings de la gente y de los críticos.

Burgrfacts:

–La gente se desespera por los rankings y porque le digan cual es “la mejor hamburguesa”, pero no creo que eso exista. La hamburguesa ideal no existe, y hay una hamburguesa para cada momento. No siempre tenemos ganas de esperar una hora para comer, o de ir a un lugar muy formal, o de comer algo tamaño XL, depende de la ocasión. Por eso en mi libro distingo entre “mejores hamburguesas para comer con amigos”, “para una salida romántica”, “para tomar cerveza”, etc. Burgertify seguramente esté entre las mejores de la ciudad, seguramente le falte un poco más de experiencia para pulir detalles y eventualmente mudarse a un local más grande y cómodo para la cada vez mayor cantidad de clientes.

 

Un juego de alianza

Los personajes principales en este restaurante son, sin duda alguna, dos monstruosas hamburguesas colmadas de sabor: la Donkey Donut y la Trifuerza.

La primera hamburguesa elogia a Donkey Kong, el juego de Nintendo que hizo su primera aparición en las máquinas de arcade en 1981. Ver un ejemplar de este plato incita a comérsela con la vista. La doble carne de 100 gramos cada una, junto con el doble cheddar y la doble panceta, están protegidas por un par de donas glaseadas que sustituyen al tradicional pan.

 


Suena extraño pensar en combinar donas con lo salado de la carne y la tocineta. No obstante, al morder y fusionar cada elemento de la hamburguesa, el frenesí de sabores que se disparan en el paladar te convencen que la Donkey Donut es un juego difícil de superar.

La otra protagonista de Burgertify es un plato que homenajea a la serie de juegos de Zelda de Nintendo: la Trifuerza. Su nombre indica que hay tres elementos que se repiten: triple carne de 100 gramos cada una, triple panceta, triple queso cheddar. Pero eso no es todo. La Trifuerza se termina de complementar con un huevo a la plancha, salsa BBQ Jack Daniel´s y cebolla crispy o grillada.

Comenzar un negocio en el exterior puede resultar una tarea difícil. Otra más complicada es la de convertir un emprendimiento en franquicia. Para lograrlo, la calidad de lo que se ofrezca debe ser lo suficientemente buena. Burgrkid asegura que, de mantener la calidad, los dueños de Burgertify deberán pensar en ampliar el local o crear franquicias.

“En un futuro podría ser franquicias, pero no será fácil. En su producto se nota mucho el trabajo artesanal, es lo que marca la diferencia, y replicar eso a gran escala si bien es posible, es muy complicado y lleva muchísimo trabajo”, advierte Roig.

No han cumplido un año de funcionamiento, pero este emprendimiento venezolano ha demostrado que los criollos tienen talento para exportar. Quizás no hacen las tradicionales hamburguesas callejeras que son un ícono en las costumbres culinarias del país, pero sí están creando platos más allá de su tierra de origen… con sello venezolano.