Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Caritas de Venezuela y Nelson Méndez ya tienen su Tenedor de Oro

nelson mendez
31/10/2018
|
FOTOS: ARCHIVO Y CORTESÍA

Ayer martes 30 de octubre se celebró la gala para entregar los premios Tenedor de Oro, el máximo reconocimiento de la gastronomía venezolana 

La Academia Venezolana de Gastronomía hizo entrega de los Premios Tenedor de Oro 2017 en la noche del martes 30 de octubre. Cada año, para la entrega de este galardón, se involucran comunicadores, blogueros, cocineros, empresarios, docentes, estudiantes, productores, periodistas y público en general mediante el envío de candidaturas para su consideración.

El premio Gran Tenedor 2017 fue recibido por Caritas Venezuela, organización social de la iglesia católica que ha desarrollado importantes programas dirigidos a solucionar problemas nutricionales de la población del país, entre los que resaltan las “ollas comunitarias”, en las que han logrado vencer la indiferencia y estandarizar una receta equilibrada nutricionalmente con la que preparan más de mil ollas diarias en las diversas parroquias.

olla solidaria

El galardón quiso resaltar el extraordinario aporte de esta organización  que cuenta con más de 20.000 voluntarios y ha desarrollado el programa Samán, dirigido al estudio y seguimiento de la situación de seguridad alimentaria y desnutrición en las poblaciones más vulnerables del país, un esfuerzo para lograr “una Venezuela sin hambre ni violencia”, afirmó en una comunicación -que fue leída durante la ceremonia- monseñor Baltazar Porras, arzobispo de Caracas y presidente de Caritas Venezuela

Luego fue el turno de la entrega del galardón al chef en ejercicio, presentado por el periodista Miro Popić, quien con breves palabras precisó las razones por las que se hizo acreedor de este premio el cocinero Nelson Méndez: “La cocina amazónica tiene un espacio propio, pero no puede ser desechada su participación en la cocina nacional, pues ella es arte del nacimiento de un producto que transforma la muerte en vida”, expresó en referencia al casabe.

casabe

En las palabras de aceptación Méndez ratificó su compromiso con la despensa ancestral que conoció gracias a sus antepasados y a los que aplica las refinadas técnicas de cocina francesa que aprendió en sus estudios formales. Así mismo enfatizó el trabajo que viene haciendo desde su escuela de cocina y manifestó su alegría porque cada vez más ingredientes como el copoazú, el túpiro o la manaca se van encontrando en propuestas urbanas de cocina.

semillasdecopoazu

Ivanova Decán Gambús, investigadora y miembro incorporada de la Academia Venezolana de Gastronomía, fue la encargada de hacer entrega del premio a la Publicación del año, Decán reafirmó en sus palabras la importancia de documentar el hecho gastronómico en torno a la palabra escrita y la valiosa labor de equipo que conlleva el trabajo editorial. Resaltó que, por decisión unánime del jurado, el galardón lo recibía el hermoso -en todo sentido- libro Búfalos de agua en Venezuela de Otto Gómez. El autor manifestó en sus palabras que había sido un trabajo que le permitió conocer un universo de gente que se compromete en un trabajo arduo y meticuloso que continua trabajando y creyendo en Venezuela.

tenedor-3

En esta oportunidad la entrega de los premios estuvo engalanada con la presencia de Armando Scannone quien, junto a María Isabel Wilson, hizo entrega del premio que lleva su nombre a Esther González, quien por motivos ajenos a su voluntad no pudo estar presente en el acto recibiéndolo por ella Miro Popić.

En cuanto a las menciones especiales, la primera fue entregada por Jorge Redmond a Enrique D’Lima de Triple A Global, quien ya suma 10 años de trabajo en el desarrollo, formación y educación de nuevos emprendedores en el área de los embutidos. D’Lima enfatizó la necesidad de “hacer patria” compartiendo conocimientos y ayudando al desarrollo individual para contribuir efectivamente en el desarrollo de la gastronomía nacional.

AAA Global embutidos

La siguiente mención fue entregada a Mito Brewhouse, empresa merideña dedicada desde el año 2000 a la producción de cervezas artesanales y que en la actualidad utiliza 100% de materia prima nacional. La representante de la empresa, la sommelier Yolimel Roa, afirmó que producen más que una cerveza, pues están convencidos que se abren oportunidades “que no se habían realizado en el país, porque creen en una Venezuela real, la del mañana”.

cerveza artesanal mito brewhouse

Mario Bonucci, rector de la Universidad de los Andes recibió una mención a nombre de la institución, otorgada por la creación y consolidación del departamento de Gestión Gastronómica que pertenece a Faces de la referida universidad a través de la carrera de TSU en Gestión de Gastronomía. En sus palabras, Bonucci se refirió al ejemplo de Tulio Febres Cordero, merideño y autor del primer recetario impreso del país, afirmó también que “no es una escuela de cocina o de gestión alimentaria sino una escuela de formación de emprendedores del área gastronómica”.

La cuarta y última mención fue recibida por Mieles Alvearium, quienes han desarrollado una empresa familiar capaz de enfrentar los vientos adversos para continuar, en palabras de Ivanova Decán Gambús, embotellando el endulzante de tonos dorados. Además “han crecido no sólo desde una óptica comercial sino en el compromiso con el producto para asegurar calidades” explicó.

Terminado el acto protocolar, llevado a cabo en los espacios del Club Pomar, se brindó por los ganadores y el éxito de la gastronomía nacional que sigue adelante a pesar de los tiempos difíciles que se viven, los quesos de cabra de Lácteos Ananké, bocados elaborados por el equipo de Chef Campus Venezuela y Tequeños Las Tías pusieron el toque sabroso a la breve pero emocionada celebración, animada por las burbujas rosadas de Bodegas Pomar.

La directiva de la AVG recordó que partir del 1 de noviembre se recibirán las nominaciones para los premios y menciones Tenedor de Oro y el premio Armando Scannone 2018.