Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Cerraron dos areperas emblemáticas cercanas a la UCV

restaurantes cerrados

Las areperas El Tropezón y Tostadas Bello Monte, con más de 50 años de funcionamiento, se vieron obligadas a cerrar sus puertas debido a la situación económica 

El Tropezón y Tostadas Bello Monte, ambas ubicadas en los alrededores de la Universidad Central de Venezuela, la más importante del país, cerraron sus puertas debido a los altos costos operativos que le supone el nuevo salario mínimo (que de un solo golpe aumentó más de 3 mil por ciento), la hiperinflación (calculada en al menos 1 millón por ciento este año) y la escasez de insumos, que afecta particularmente la harina precocida de maíz, con lo que se hacen las arepas.

En ambas areperas, generaciones de estudiantes de la Universidad Central desayunaban y almorzaban cotidianamente. En el caso de El Tropezón, según explicó David Viloria en su cuenta de Twitter @arqdavidviloria, el mismo dueño le dijo que “no aguantaba los costos” y que el reciente aumento del salario mínimo había sido “la puñalada final”.  Particularmente recordó la arepa de asado criollo.

Tostadas Bello Monte era reconocida por ser la única arepera de la zona que vendía arepas a la brasa. Además, se destacaba un queso tipo crineja que les preparaban especialmente en Guárico.

Este par de clausuras se suman a las de otros restaurantes caraqueños como El Tizoncito, de comida mexicana con 47 años en Paseo Las Mercedes y dos más nuevos, como Soho American Gourmet, local especializado en pizzas y comida americana en Altamira Village y Gusto’s, de cocina mediterránea, en El Rosal.