Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

¿Cómo llegó un venezolano hasta la cocina de Mauricio Macri?

Esteban Gregoriadis
13/08/2018
|
FOTOS: CORTESÍA.

El presidente de Argentina pidió una empanada de chorizo y dos arepas: una de carne mechada y otra de Reina Pepiada. También probó los tequeños

La semana pasada, el cocinero venezolano Esteban Gregoriadis  se encontraba en la Casa Rosada preparándole un desayuno al presidente de Argentina, Mauricio Macri, y demostrando las sabrosas preparaciones que tiene Venezuela. El invitado decidió preparar como muestra de la gastronomía de su país arepas asadas de carne mechada y Reina Pepeada, empanadas de chorizo y queso llanero venezolano hecho en Argentina, arepitas fritas con nata y tequeños.

La oportunidad de cocinar en la Casa Rosada se le presentó de sorpresa a Esteban luego de varios contactos con el presidente. El venezolano compartió que la primera vez que se comunicó con Mauricio Macri fue a principios del mes de abril a través de un live que hizo el presidente en donde Esteban decidió agradecerle de manera personal el apoyo que le ha brindado Argentina a los venezolanos.

“Entre miles de conectados, el mensaje le llamó la atención. Luego fui contactado por medio de la misma red social y fui preseleccionado para una entrevista online con el presidente Macri”.

En ese primer encuentro virtual, Esteban no mencionó que tenía un local de comida venezolana llamado Parados Urban Food. Sin embargo, y luego de cuatro entrevistas previas, Gregoriadis le pudo  enseñar  virtualmente su local mientras que el presidente le mostró el emblemático Puerto Madero. El contacto fue ameno, sencillo y fluido. Esteban comentó que, entre “risas y una conversa agradable”, quedó abierta la invitación de probar la gastronomía de Venezuela.

En agradecimiento con el equipo de trabajo de la Casa Rosada, quienes  se dirigieron a Paraderos el día de la entrevista vía Instagram, Esteban les envió una variedad de empanadas con salsa de ajo. Para su sorpresa, la respuesta de parte del cuerpo presidencial fue  una invitación a la Casa Rosada para preparar un desayuno venezolano para 50 comensales.

  “Me pidieron una propuesta que caracterizara la comida venezolana. Y qué más que nuestra afamada arepa y las ricas y crujientes empanadas. Ambas las preparé con harina de maíz”. Para acompañar las arepas asadas, Esteban decidió preparar carne mechada y Reina Pepeada. A su vez, como en Argentina hay una gama de chorizos destacados, el venezolano utilizó este ingrediente como relleno de las empanadas. También preparó empanadas de queso llanero venezolano hecho en Buenos Aires, tequeños y arepitas fritas con nata.

Aunque el presidente solo pudo probar, en el lugar, una arepita frita con nata y un par de tequeños debido a su ajustada agenda, Macri pidió una empanada de chorizo y dos arepas: una de carne mechada y otra de Reina Pepiada. Esteban compartió que la experiencia de cocinar un desayuno venezolano en la Casa Rosada significó “un acto único de compromiso y reconocimiento hacia los venezolanos”. Fue un momento muy especial y valioso.

“Realmente me sentí muy importante. Entramos por la puerta grande, todos nos saludaron con un cariño, un respeto particular y una sonrisa de satisfacción, desde la entrada en la primera alcabala de seguridad hasta llegar a la cocina donde nos presentaron a casi una decena de cocineros. Todos muy atentos, me ofrecieron lo que fuese necesario para hacerle el desayuno al señor presidente”.  

 Un poquito del sabor venezolano en Buenos Aires

Al igual que la invitación de Mauricio Macri, Parados Urban Food inició de forma accidental en noviembre de 2016. En ese entonces, Esteban se encontraba de vacaciones en Argentina en donde conoció a un venezolano que vendía un local equipado.

Aunque Esteban no se había propuesto salir de su país para  invertir en un negocio, comenzó a trabajar día y noche para levantar la “panchería” o venta de perros calientes mientras que su esposa y su hija se encontraban en Venezuela. Posteriormente, adaptó el concepto inicial a un café y, a las tres semanas, cambió radicalmente la propuesta gastronómica y comenzó a ofrecer hamburguesas y pepitos al estilo de Venezuela. Estos nuevos platos tuvieron tanta receptividad de parte de los venezolanos y argentinos que luego se incorporaron al menú otros platos como empanadas, arepas, tequeños, arepitas fritas con nata, bebidas y dulces.

Actualmente, el menú de Parados cuenta con entradas como la bandeja de degustación (dos empanadas, dos arepas y cuatro tequeños) y con platos principales como pepitos y hamburguesas. Si es primera vez que la persona visita el lugar, Estaban recomienda la hamburguesa Kesúa: doble carne, doble queso cheddar, cebolla caramelizada y mucha tocineta ahumada.

“A los argentinos les encanta nuestra arepa rellena con queso llanero, aguacate y tomate. Con respecto a las empanadas les gustan todas; además de la de chorizo, disfrutan muy bien la de cazón, mechada, pollo, poroto negro (caraota) y queso”.

Gracias a la constancia, perseverancia, fuerza, compromiso, fe y apoyo familiar Esteban pudo emprender con éxito y lograr llevar un pedacito del sabor venezolano a la Casa Rosada. Según él, la clave se encuentra en tener la convicción de que los venezolanos pertenecen a un país con gente valiosa que, en su momento, pudo recibir a personas de varias nacionalidades. Hoy en día, son los venezolanos quienes se han convertido en un modelo que recorre el mundo para dar a conocer el talento de Venezuela junto con su agradecimiento y simpatía.

 “Estamos logrando imponer la arepa como la pizza del futuro. No obstante, hace falta llorar en silencio, hacer catarsis y visualizar que pronto estaremos de vuelta en nuestro bello país abrazando a todos nuestros amigos y familiares”.

Coordenadas:

Instagram: @paradosurbanfood