Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Dulces con cariño de un horno español a tu mesa

Ruth Cabeza
16/01/2019
|
FOTOS: KILLA FLORES PARDI

Actriz, vasca y con un fuerte acento español, Ruth Cabeza endulza las mesas venezolanas con sus postres con nombres originales e intensos sabores

En la cocina de su apartamento en Caracas, con un gran ventanal de frente, Ruth hace mezclas de tortas, galletas, ponqués, trufas y pies, bajo el nombre de La Carañola en Instagram y las vende a todo aquel que quiera algo dulce, casero y hecho “con mucho cariño”.

Cookieñolas, Limoñolas, LaGalleta, Chocoñolas y Mr. Brookie

Foto: Cookieñolas, Limoñolas,  Chocoñolas y Mr. Brookie

Carañola,  viene de caraqueña y española, porque hace 3 años llegó al país de vacaciones y buscando aventuras, se enamoró de la capital, de la cultura venezolana y de un venezolano y terminó quedándose para hacer un poco más dulce la vida de quienes prueban sus postres.

“Yo siempre he cocinado, de hecho en mi familia se cocina mucho, mi abuela era una cocinera muy buena, no era profesional, pero imagínate tener 8 hijos: Es como si tuvieras un restaurante”.

Su negocio empezó en marzo de 2018. “En esa fecha comencé oficialmente, porque yo lo cuento desde que hago el Instagram porque es cuando empiezo a tener clientes, Yo lo hacía antes pero de una manera súper exclusiva, súper privada con quien me conocía o quien me llamaba directamente”.

Mr. Brookie

Foto: Este es el Mr. Brookie de La Carañola

Y aunque no ha tenido formación profesional, “la verdad es que en tan poquito tiempo me ha ido muy bien, porque mi afán tampoco es que sea de repente como una cafetería Franca’s que es maravillosa, pero es otro tipo de concepto. Yo siempre lo digo: todo lo que entrego es como si tú vinieses a mi casa a comerte estas galletas, es así, tiene que ser así. El negocio es pequeñito y con mucho amor“.

De momento es súper exclusivo, totalmente artesanal y mi novio dice que de lujo”, dice Ruth, riéndose.

“Se pueden hacer cosas muy ricas de manera industrial, pero no es lo mismo que te haga tu abuela una torta pensando en que es para tu cumpleaños, pensando en ti y con su cariño a que lo haga una máquina, no es lo mismo lo que se transmite”, cuenta. Cada uno de los dulces que salen de su cocina van acompañados de una nota personal de Ruth para sus clientes.

Cuenta cómo sus clientes siempre agradecen la nota y le mandan audios hablándoles de lo que significó para ellos.

Su página en Instagram la lleva ella, toma las fotos, solo con luz natural y colecciona platos aguamarina como el color de su logo.

“Me gusta mucho es crear el contenido de la página. Ya no es solo la fotografía que me gusta hacerlas yo, también los textos con los nombres que llevan los postres. Todo es una oportunidad  para ser creativa así es que me divierto mucho”, cuenta.

 


Ver esta publicación en Instagram

¿Ya tienes el postre? • Una joya en forma de dulce es el inolvidable broche final que no debe faltar en ninguna celebración. • Puede ser una hermosa y deliciosa torta o unas galletas sabrosísimas, de esas de las que no puedes comer solo una. • Aunque, como siempre digo, lo más importante no es lo que se comparte, sino con quién. • ¡Me hará feliz acompañarles a la mesa! Cualquier encargo o duda que tengas, por email o Direct. • ¡ F e l i c e s F i e s t a s ! • #LaCarañola #FueRicoMientrasDuró #Caracas #BirthdayCake #Torta #Cake #Chocolate #Cacao #Cookies #Limon #Lemon #Lime #Strawberry #Fresas #CarrotCake #RedVelvet #CheeseCake #MarbleCake #Piña #Pinneapple #Galletas #GingerBread #CrinckleCookies #Brownie #Brookie #ChristmasCookies #Christmas #ChristmasCake

Una publicación compartida de La Carañola (@la_caranola) el

El menú empezó con la torta de zanahoria que se llama Kika por el personaje de Almodóvar que es pelirroja; con el pie de limón que fue de las primeras cosas que hizo que se llama Henry, por el cantante de Mi limón mi limonero; con los brownies; con las galletas de trozos de chocolate llamadas cookieñolas y de doble chocolate, las chocoñolas y con Mi negra, que es la torta de chocolate. “Mi negra porque me parecía que tenía un rollo venezolano y porque es negrita. Decir ‘mi negra’ es algo súper cariñoso. Me parece bellísimo”.

Ahora su carta incluye al Sr. Brownie“clásico y elegante”, según lo define ella; Mr. Brookie, “el contrapunto, el fresco”, y que es una mezcla de brownie y galleta; la O’Hara que es la red velvet por Scarlett O’Hara, la Isla Bonita con bizcocho de piña y crema de coco “por la canción de Madonna“, Ofelia de bizcocho de vainilla y confitura de fresas “por la madre de mi novio“,  La Carañola de bizcochos de chocolate y vainilla con crema de chocolate y crema de mantequilla de maní que inventó para su propio cumpleaños  y muchas otras cosas que prometen darle un “amapuche” a tu paladar.

Cuenta que el olor a limón le recuerda a su madre y el chocolate le recuerda a su abuela.

“La cocina siempre ha estado ahí y mi madre dice que lo hago desde siempre. Desde pequeña, yo me acuerdo que tengo la imagen del mármol de la cocina y de yo pedirle a mi madre ‘déjame hacer eso, déjame hacer eso’. Me acuerdo mucho de la tortilla de patata, las croquetas y su bizcocho de limón, de eso me acuerdo como si estuviese pasando ahora”.

Ruth Cabezas mejor conocida como La Carañola

Ruth Cabeza, mejor conocida como La Carañola, con sus brookies

Según Ruth, su gusto por la cocina viene de su origen vasco, para su familia la cocina es muy importante y todos cocinan.

“Creo que tengo como intuición y como soy perfeccionista, me he preocupado de buscar la receta, de probar y probar hasta que doy con un resultado que me complace”, cuenta. Y añade que para sus cookieñolas probó cerca de 50 recetas hasta encontrar la combinación perfecta.

Cuando inició su marca dijo “me voy a centrar que el que mucho abarca poco aprieta, voy a centrarme en lo que más me place hacer que son dulces, que son los premios que te das,  o que compartes en momentos especiales, porque tú comes salado todos los días. A mí me apetecía formar parte de esos momentos”.

No usa ningún tipo de plástico en la cocina porque le preocupa mucho el bienestar del ambiente. De hecho en la carta no está su increíble tres leches por los envases donde deben prepararse.

“Repostería con amor” reza el logo de su marca impreso en calcomanías aguamarina que acompañan todo dulce que sale de su cocina.

Coordenadas

Instagram: @la_caranola