Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

El acarajé es una delicia brasileña hecha de frijoles y cebollas

acaraje

El acarajé es un plato tradicional en la cocina africana y de Bahía, en Brasil, donde su preparación y venta sigue todo un protocolo. Es un bollo hecho con masa de frijoles de ojo negro y camarones, frito en aceite, y acompañado en una salsa especiada. 

La gastronomía brasileña se encuentra influenciada por la cocina europea, africana e indígena, además de caracterizarse por hacer uso de diversos ingredientes como la yuca, el ñame, el mango, la lechosa o papaya, la guayaba, la naranja, la piña…

La comida de este país presenta una variedad de platos y sabores. Entre ellos destaca una entrada de la región de Bahía, que se puede hacer fácilmente en Venezuela, sustituyendo los rellenos brasileños por otros más accesibles para el comensal criollo. Se trata del acarajé.

El acarajé (suena acarayé) es un bollo de pan grueso preparado con frijoles de ojo negro y cebolla que deben dejar reposándose en agua  durante la noche anterior. Después de hecho debe de freírse en aceite de palma y servirse con un relleno con salsa, que en Brasil es la vatapá, una crema de camarones. Más abajo, en el texto, puedes encontrar la receta.

“El acarajé es una entrada típica de Bahía que está compuesto por frijol negro, cebolla, sal y aceite de dendé. Es el plato por excelencia del noreste de Brasil, es como la arepa aquí en Venezuela”, comenta la señora María Tereza Trozzi, a quien todos conocen como Terezinha, oriunda de Salvador de Bahía y cocinera por encargo y del Instituto Cultural Brasil-Venezuela. 

Los frijoles de ojo negro deben frotarse con la palma de la mano para quitarles la piel. Luego se colocan en la licuadora o procesador de alimentos junto con los demás ingredientes, principalmente el aceite de dendé o aceite de palma, que es el ingrediente esencial de la preparación.

 

“El vatapá es una salsa con cebolla, cilantro, maní y jengibre que debe de ir dentro del acarajé. Debe de batirse con una cuchara de palo”, dice Terezinha.

vatapa

Se cree que el origen de este bollo es africano, específicamente, de las comunidades indígenas del África que llegaron como esclavas a Brasil. Al igual que otros platos típicos de la zona como el caruru, asociado a los rituales del candomblé, el acarajé está fuertemente relacionado con las tradiciones afrobrasileñas.

Por lo general, este plato suele comerse como merienda, aunque está disponible desde las mañanas en cualquier calle de Bahía.

La Asociación de Bahianas de Acarajé es el organismo encargado de defender que la venta del plato sea sólo en las calles porque, para ellos, es la tradición. Se rehúsan a que sea incluido en los menús de los restaurantes.

“La entrada solo debe de ser vendida por las bahíanas en la calle porque fueron quienes inventaron la preparación”, continúa explicando Terezinha.

Las mujeres brasileras defienden la preparación tradicional y la distribución de este alimento tan típico de tierras de Brasil, y además buscan que la receta no sea modificada, aunque es un factor bastante inevitable. Las mujeres son partidarias de que la preparación debe de ser vendida como es costumbre: con las cocineras vestidas de blanco y preparando la receta a la vista del público.

 

baianas

(Foto cortesía de: Diario de la cultura)

Receta de acarajé 

bollos de acarajé

Si en algún momento has viajado a Salvador de Bahía, sabrás que el acarajé tiene un olor penetrante y, además lo podrás encontrar en cualquier esquina. En general, es un bollo preparado con una masa de frijoles de ojo negro, frito en aceite y servido con pimienta.

A continuación te presentamos una receta de la mano de (https://recetasdeviajes.com) para prepara el delicioso bollo de acarajé a un precio asequible:

Ingredientes

  • Medio kilo de frijoles de ojo negro
  • Una taza de harina
  • 1 cebolla grande
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto
  • Aceite vegetal

Preparación

  • Durante la noche anterior debes de dejar remojando en agua el medio kilo de frijoles de ojo negro. Al día siguiente, cuando ya estén ablandados, se deben de lavar muy bien en agua y escurrirlos. Con ayuda de tus manos, frotarlos hasta que se les caiga la piel.
  • En una licuadora o procesador, añadir los frijoles y preparar un puré añadiéndoles un poquito de agua hasta que la masa quede espesa. Añade la cebolla picada en cuadros, sal, pimienta y la harina.
  • En una sartén con bastante aceite vegetal, agregar pequeñas porciones de la masa hechas bolas. Para este paso, es muy importante que te ayudes con una cuchara de madera, y dejar dorar por aproximadamente 5 minutos. Sacarlos y colocarlos en un papel absorbente.
  • Sirve los bollos en un plato y añádeles pimienta por encima.

NOTA: Para una versión venezolana, se pueden rellenar los bollos con la salsa de tu preferencia, queso, jamón, carne mechada, pollo guisado… En Bahía la rellenan con una sustanciosa crema con camarones.

Un poco más sobre el acarajé

El acarajé proviene de la lengua africana yoruba: akará que significa bola de fuego y jé que es comer, lo que se traduce como “comer bola de fuego”. El origen de este plato viene de la leyenda relacionada con la esposa de Xangô, rey de los orixas.

Cuando es preparado para los dioses, el acarajé debe de estar apenas frito y puede ser de diferentes tamaños según sea la divinidad a la que se le está ofreciendo. Es el principal atractivo de las bandejas de las vendedoras, el acarajé también tiene un fuerte vínculo religioso.

Cada aspecto es muy importante para la venta de este alimento en la calle: el traje, los hilos de bolitas, las pulseras, la tela de la espalda (usado sobre los hombros); la preparación del aceite de dendê (aceite de palma) y de la propia masa, entre otros pasos.

bahia

Por otro lado, en Río de Janeiro, el acarajé también se prepara con aceite dulce, siguiendo el mismo procedimiento que en Bahía. Incluso cuando el producto es vendido de manera profana, la receta no puede ser modificada. “El acarajé no puede ser modificado por un tema cultura más que por un capricho o como una opción”

En Venezuela, podemos conseguir algunos productos típicos brasileros ideales para preparar numerosas recetas como leche de coco, harina de casabe, tocineta, mantequilla, etc.

“Anteriormente era muchísimo más fácil preparar diversas recetas típicas de Brasil porque teníamos todos los productos a la mano. Ahora, con el tema de la crisis y la escasez, es más difícil. Sin embargo, hay recetas que puedes preparar con ingredientes que aún se consiguen aquí”, dice Terezinha