Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

El pepino: verde lozanía

  • Gallery image

El Cucumis sativus mejor conocido como pepino es una hortaliza habitual en nuestra vidas. Su cultivo se remonta a más de 1.000 años A.C. Se piensa que es oriundo de la India y Egipto, pero ahora lo encontramos en el mundo entero en tres o cuatro variedades diferentes

En gastronomía es un ingrediente usado en diferentes formas. Típico en las ensaladas y encurtidos, siempre y cuando estén duros y crujientes al momento de usarlos. El pepino contiene enormes virtudes medicinales: oligoelementos, fibra y vitaminas A, B y E.

Posee pocas calorías, es rico en agua, refrescante y recomendable para neutralizar la excesiva acidez. También en caso de diabetes, gota, artritis, ayuda, por añadidura, a la circulación y además tiene efectos purificadores en los intestinos.

En belleza y cosmética el uso del pepino es una constante. Desde siempre se han usado las ruedas de pepino en los ojos para hidratarlos y evitar las famosas patas de gallo. La mascarilla de pepino es excelente para dar suavidad a la piel, blanquearla y quitar manchas y arrugas.

pepino, mejunje, menjurje, solmita gaspard

 

Mascarilla hidratante:

INGREDIENTES:

  • 1/2 pepino, grande, pelado y sin semillas
  • 45 ml de yogurt natural

PREPARACIÓN:

1. Se hace un puré con el ½ pepino grande.

2. Se mezcla bien con el yogurt.

3. Extienda la mezcla sobre la piel limpia de la cara y el cuello. Deje actuar la mascarilla durante 15 minutos. Luego lave la cara con abundante agua fresca.

 

Mascarilla astringente:

INGREDIENTES:

  • Un pepino
  • Tela de liencillo

PREPARACIÓN:

1. Se tritura el pepino y se cubre la cara no solo con una tela de liencillo, sino también con el puré. Deje actuar durante 15 minutos. Al final lave la cara con agua fresca.

 

 

Aceite de pepino suavizante:

INGREDIENTES:

  • 1/2 pepino
  • 50 ml de aceite virgen de germen de trigo o de girasol

PREPARACIÓN:

1. Se raya ½ pepino y se le agrega el aceite virgen de germen de trigo o de girasol.

2. Se coloca en un envase de vidrio y se deja macerar durante una semana.

3. Úntese cada noche las manos y los pies con este aceite para mantenerlos suaves y tersos.

advertencia