Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

El venezolano Oswaldo Sánchez le pone gusto a Madrid

  • Gallery image
  • Gallery image
30/01/2017
|
FOTO CORTESÍA: OSWALDO SÁNCHEZ

Cada día nos enteramos del desempeño de los venezolanos en el extranjero y en esta oportunidad, conocimos al cocinero Oswaldo Sánchez quien aporta fusión y sabor a Madrid A Oswaldo le ha gustado la cocina desde los ocho años pero aclara que se dedicó profesionalmente desde hace más de una década y con el tiempo, no se define a sí mismo con una especialidad particular sino con una propuesta fusión entre cocina mediterránea pero con pinceladas de fusión asiática donde utiliza alimentos frescos, de calidad, acompañados de hierbas y especias que dan un toque inolvidable al paladar del comensal.

Para quienes tengan curiosidad de probar su propuesta, Sánchez trabaja actualmente como chef  del restautante de cocina italiana Grazie Mille ubicado en pleno centro de Madrid, en Puerta del Sol en la que cocina italiana tradicional se fusiona fusionan con sabores japoneses, turco, español, entre otras cocinas que tienen influencia mediterránea.

También, tiene su propio catering privado donde comparte que ha podido cocinarle a personalidades, jugadores y empresarios influyentes de España. Aquí su propuesta de menú es sencilla, siempre cargada de mucho sabor y técnicas culinarias y aclara: “Para mi debe haber una mezcla entre alta cocina y cocina casera.

oswaldo sanchez, madrid, grazie mille

A todos nos pasa alguna vez que deseamos comer algo diferente, pero no nos atrevemos porque nos causa incertidumbre. Mi propuesta es hacer sentir a mis clientes en confianza como en casa, pero con sabores, texturas y fusiones de diferentes lugares del mundo de una forma sencilla y exquisita”. Para este venezolano que migró a España, las claves del éxito para trabajar en el mundo de la gastronomía son, en palabras del chef “Creo que es primordial la humildad, las ganas de aprender, la perseverancia sin descanso.

Levantarte en la mañana con la frente en alto, lleno de todas las energías positivas y con el deseo de comerte el mundo y ser la mejor versión de ti. Saber que todos los días se aprende y se enseña. El éxito que alcances será consecuencia de la preparación gastronómica que tengas, la experiencia que día a día adquieras y la humildad con la que manejes ambas”.

Para finalizar Oswaldo Sánchez nos recomienda cinco sitios a los que hay que ir a comer si estamos en Madrid: