Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

El vino viajará por Venezuela para saber a qué huele

  • Gallery image

Con el ciclo ¿A qué huele el vino? inicia el programa “El vino viaja por Venezuela” con Adriana Gibbs @adrianagibbsm, periodista especializada en vinos y destilados, profesora en el Diplomado en Cultura del Vino&Spirits de la Universidad Metropolitana y Mikel Aramburu @mikelaramburu, director de la importadora Iregua, un genuino entusiasta del vino, egresado del Diplomado en Cultura del Vino&Spirits de la Universidad Metropolitana y catador en permanente proceso de formación, quienes creen que “Somos más de beber la vida y de vivir el vino”El primer destino del viaje será Isla Margarita este 12 de octubre en el restaurante Amaranto donde se pretende que los asistentes aprendan y disfruten la cultura de vino en el país.

El primer ciclo se titula “¿A qué huele el vino?” y está integrado por tres sesiones: cada una es un “paseo” didáctico y sensorial para aprender de vinos desde sus aromas.

  • Primera sesión: El arte de catar el mundo de los aromas: Vinos blancos
  • Segunda sesión: El arte de catar el mundo de los aromas: Vinos tintos
  • Tercera sesión: Cómo aprender a reconocer los defectos del vino desde el olfato.

 

El segundo se llama “¿A qué sabe el vino?” y estará enfocado en las cepas.

Fundamentos del programa

1. Catar es una manera de “interpretación” del vino.
Este ciclo es para que todos puedan catar un vino. Eso sí, siempre que se quiera aprender las técnicas básicas y se posean los conocimientos fundamentales para ello. La intención es profundizar sesión tras sesión.

2. ¿Por qué aprender a catar?
Para “conocer” y así percibir más: eso ayuda a hacer buenas elecciones. Saber mirar para diferenciar y así no ser conducidos por la nariz de la publicidad ni por las modas pasajeras. Saber diferenciar para apreciar más y disfrutar con fundamento.

3. Si bien se abordarán en la actividad los pasos de una cata, Mikel Aramburu y Adriana Gibbs se concentrarán en los aromas.
“Somos una sociedad sin olfato (no nos enseñan a olfatear). Hay que practicarlo concentradamente a diario: oler flores, frutas, mermeladas; así se va construyendo la memoria olfativa”.

4. Se propondrán maneras de aproximación a los aromas del vino con apoyo de la Guía Le Nez Du Vin: De los aromas de las regiones; De los aromas de algunos vinos blancos según la uva.

5. En Amaranto, luego de una sesión introductoria teórica, se harán ejercicios sensoriales de aromas que estarán acompañados por catas de tres vinos blancos del Viejo Mundo: España.

6. Tras ello se ensayarán armonías gastronómicas a cargo del restaurante Amaranto.

7. Lo dicen los maestros: los sentidos implicados en la cata pueden afinarse. Esto se logra con un ejercicio continuado y la práctica constante y rigurosa. No existe una fórmula exacta. Influyen la compañía, el momento, el estado de ánimo. Definitivamente los sentidos se educan, pero la memoria olfativa necesita cultivo inteligente.

Este ciclo comenzará en octubre de 2017 y se extenderá por todo el 2018 en varias ciudades del país; entre ellas, Barquisimeto, Valencia, Maracaibo, Mérida (el sábado 9 de diciembre), Puerto Ordaz y Maracay.

Para reservar cupo y consultar precio, escribir a