Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

En los parque biosaludables, Coposa dice presente

  • Gallery image

Con trabajo y mucho ingenio, Coposa convierte material de desecho en atracciones recreativas y saludables que unen a la familia Desde hace cinco años, la empresa desarrolla un proyecto que, además de beneficiar a las comunidades, contribuye con el medio ambiente al utilizar materiales que ya perdieron su funcionalidad en la empresa, para la elaboración de parques llamados biosaludables al servicio de niños y familias de las comunidades, quienes aprovechan este espacio para el sano esparcimiento y para ejercitarse.

Antonio Rodríguez, vicepresidente de Coposa, informó que este proyecto forma parte del programa de Responsabilidad Social Empresarial que lleva adelante esta organización, en el cual “nos hemos orientado, en mayor medida, a la ejecución de programas de diseños propios, en alianzas con asociaciones educativas, organizaciones de desarrollo social y el sector público, en una relación entre empresa, trabajadores y la comunidad”.

Por su parte, José Avilés, gerente de Gestión Humana de la empresa, destacó que “estos parques, cuyo proceso de elaboración e instalación demora unos seis días aproximadamente, están compuestos por atracciones recreativas, como columpios y subibajas para los niños; paralelas, caminadoras, barras y cristos asignados para realizar toda clase de abdominales y fortalecimiento muscular, por parte de los adultos.

Durante estos cinco años, el señor Dionisio Cañas del área de Servicios, es el supervisor de los parques biosaludables. Junto con su personal, se encarga de la elaboración e instalación de piezas recreativas construidas a partir del reciclaje de materiales, como los tubos de las calderas que son sustituidos, gracias al mantenimiento preventivo que constantemente realiza la empresa.

A lo largo de estos cinco años, Coposa ha construido cerca de 16 obras de recreación y esparcimiento distribuidos en comunidades de bajos recursos, pertenecientes a los Municipios Páez y Araure; además de aquellos colocados en el entorno de los centros de distribución en Valencia, Los Teques, Maracaibo y la zona andina, donde se han beneficiado miles de personas, pues son parques abiertos, ubicados en avenidas de alta afluencia, hecho que ha permitido ser visitados por gran cantidad de asiduos que caminan y hacen ejercicio, mientras los pequeños se recrean.

“Nuestra últimas obras se han desarrollado en las comunidades de Durigua Centro, Villa Araure y la Goajira, que requerían un espacio donde fomentar la cultura, el deporte, la disciplina y los valores, como una manera de contrarrestar tantos problemas sociales que existen hoy en día.

La idea siempre ha sido dejar una huella positiva en todas las familias y habitantes para que puedan avanzar, mejorando su calidad de vida y lo seguiremos haciendo porque estamos inculcando la importancia de tener una vida sana y feliz”, concluyó Avilés.