Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Ensaladas: dime qué te provoca y te digo cómo mezclarlo

  • Gallery image
01/08/2017
|
FOTOS PATRICK DOLANDE & DIANA BALDERA

El reto de preparar ensaladas diariamente consiste en no caer en el aburrimiento de la misma lechuga acompañada al azar con otros vegetales que estén en la nevera para luego aderezarla con aceite, vinagre y alguna especia. A veces, dan ganas de variar y no sabemos cómo hacerlo; otras, tenemos antojo de algún ingrediente o simplemente lo tenemos allí en nuestra cocina esperando por una chispa inspiradora culinaria que lo haga protagonista

 Tal vez no tengas que leer este texto completo de una vez. Quizá es más conveniente tenerlo como un As bajo la manga para cuando tengas el norte de las ensaladas perdido y, para que no se te olvide su contenido, lo resumo así:

7X5, o sea, cinco combinaciones de ensaladas para siete ingredientes:

1. Aguacate “nutricioso”. Además de delicioso, el aguacate tiene un alto nivel nutricional. Es antioxidante, cuida los huesos y al sistema inmunológico, controla el colesterol, favorece la buena memoria, es afrodisíaco, protege los ojos y acelera el metabolismo.

ensalada de aguacate con palmitos

 

  • Rápido y sencillo: cortado en medias lunas, acompáñalo con cebolla en tiritas, nueces y tocineta cocida. Añade jugo de limón y aceite de oliva.
  • Explosión de texturas: corta aguacate, mango y tomate en cuadritos similares y mézclalos con cilantro y cebolla picaditos, ajo y lechuga. Sazona con jugo de limón, sal, pimienta negra, aceite de oliva y vinagre de vino blanco.
  • Elegante: sobre una cama de berros, coloca el aguacate en trozos acompañado de champiñones, cilantro y jojoto en granos. Rocía sal y aceite de canola.
  • Sofisticada: mezcla trozos de aguacate y fresas cortadas en cuartos, añade aceite de oliva, vinagre balsámico, sal, pimienta y decora con ramitas de menta.
  • Para la cava de la playa: Luego de preservar el aguacate con jugo de limón, guárdalo en un envase hermético desde la noche anterior, con atún desgranado, huevitos de cordoniz, sal y pimienta. Recuerda meter en la cava un potecito con salsa rosada para acompañar.

2. Tocineta “protecrunchy”. De las proteínas de origen animal, es una de las preferidas por su culposo sabor pues pareciera que se estuviera comiendo una chuchería de bolsa, algo que no se debe, aunque en realidad, por muy tostada y crujiente que esté, es proteína pura, además de tener otros valores nutricionales importantes.

ensalada

  • Rápido y sencillo: corta cebolla, corta tomates cherry por la mitad y en cuartos un huevo sancochado, agrega vinagre balsámico y acompáñalo con tocineta cocida.
  • Dulce y crujiente: coloca melocotones en almíbar sobre una base de lechuga, agrega trocitos de pollo, nueces o almendras, queso de cabra y rocía tocineta bien cocida sobre todo el plato. Adereza con vinagre y miel mostaza.
  • Pura potencia: mezcla garbanzos cocidos con cebolla cortada en cubos, aceitunas, aceite de oliva, ajo molido, sal, vinagre de vino, pimienta, tocineta crujiente y espolvorea queso parmesano y cilantro picadito.
  • Para sorprender: corta papas cocidas y manzanas en dados, agrega tocineta ahumada, cebollín en rodajas, pepinillos picados y eneldo o perejil para decorar. Sazona con una vinagreta de aceite de oliva, vinagre de sidra, sal y pimienta.
  • Toque agridulce: sobre lechuga morada, esparce gajos de mandarina, cebolla picadita, almendras rebanadas, tocino en cuadritos, vinagre de vino blanco, miel, mostaza y pimentón en polvo, sal y aceite de oliva.

3. Remolacha “revitacolor”. Esta colorida y dulce raíz aporta tanto hierro y fibra que es capaz de combatir la anemia y mejorar significativamente el rendimiento físico. Además, desintoxica el hígado, baja la presión arterial, previene accidentes cardiovasculares, levanta el ánimo, protege al sistema inmune y es desinflamatoria.

ensalada-papa-remolacha-victor-moreno-bms

  • Rápido y sencillo: córtala en cubos con manzanas, queso de cabra y huevo, añade crema o yogurt con rábano picante o eneldo.
  • Bicolor: corta remolacha y zanahoria en cubos similares, añade cilantro picadito, aceite de oliva, vinagre blanco y sal.
  • Bomba antioxidante: Une remolacha, tomates maduros y aguacate, rocía jugo de limón y añade ralladura de limón, aceite de oliva, hojas de albahaca fresca, sal y pimienta.
  • Sofisticada: sobre cubitos de remolacha y auyama, esparce quinoa, un poco de granada, perejil y menta picaditos, curry, jugo de limón y de naranja. Sazona con aceite de oliva y sal.
  • En carpaccio: Sobre lonjas muy finas de remolacha, coloca huevo sancochado, atún, alcaparras, pepinillos, cebolla y añade aceite de oliva, vinagre blanco, sal y pimienta.

4. Queso de cabra “delisuave”. Es el aliado de los intolerantes a la lactosa y de los que quieren perder kilos de más. Tiene menos grasa que el queso de vaca y está lleno de vitaminas, minerales y probióticos.

cocina vegetariana, naturlandia

  • Rápido y sencillo: añádelo en bolitas sobre brócoli, pimentón y almendras y sazona con miel y vinagre de hierbas.
  • Sofisticada: mezcla hojas de albahaca y espinaca frescas con tomates, aceitunas, cebollín, champiñones y trocitos de queso de cabra. Espolvorea perejil, añade aceite de oliva, miel, vinagre balsámico, sal y pimienta.
  • Práctica y gourmet: mezcla espinaca con queso de cabra y manzanas en trocitos. Aliña con vinagre y frutos secos.
  • Fresca: corta a la mitad tomates cherry, corta en dados pepino sin semillas y aguacate, añade queso de cabra, cebolla morada picadita, perejil, aceite de oliva, vinagre de vino tinto, sal y pimienta.
  • Mediterránea: corta cebolla, pepino, pimentón y tomate, añade queso de cabra, aceitunas, anchoas, orégano, aceite de oliva, sal y pimienta.

5. Atún “practiomega”. Es un mito que el atún en lata pierde sus propiedades, por eso, se ha convertido en la manera más práctica de consumir Omega 3, el famoso ácido graso que protege al corazón y al cerebro.

tartar-de-atun

  • Rápido y sencillo: mezcla garbanzos cocidos, tomate, cebolla, pimentón, pepino y huevos picados con una lata de atún. Añade aceite, vinagre y sal.
  • Suave, picante y crujiente: mezcla pasta en forma de coditos con atún en lata y añade célery, manzana en cubitos y aliña con yogurt, mayonesa, sal, chile en polvo y sal.
  • Tipo sushi-thai: une trocitos de atún fresco o sellado con aguacate y mango, luego condimenta con salsa Ponzu (jugo de limón, jugo de naranja, salsa de soya, vinagre de manzana o arroz y mirín, licor de arroz, hervida a fuego lento), un poquito de wasabi y aceite vegetal. Además, debe llevar semillas de sésamo, lechuga, sal marina y algas.
  • Como en casa de la abuela: mezcla hojas verdes como lechuga, rúgula, berro con tomates, papas y huevos cortados en dados, agrega vainitas, una lata de atún y sazona con aceite de oliva, vinagre, sal, pimienta y una cucharadita de mostaza.
  • Rendidora: une lentejas cocidas con dos latas de atún, añade cebolla picadita, tomates cherry, aguacate, zanahoria y taquitos de queso amarillo. Aliña con jugo de limón, sal, vinagre de vino y aceite de oliva.

6. Arroz “sencirrico”. Amamos el arroz, conocemos lo bien que nos hace, pero no sabemos qué más hacer con él para incluirlo aún más en nuestra alimentación. Aquí cinco maneras de saborearlo en ensaladas.

ARROZ-INTEGRAL-AL-HORNO-EDICION-59

 

  • Primavera: mezcla arroz blanco cocido con calabacín, cebolla morada, zanahoria, pimentón rojo y verde, picadillo de encurtidos, ajonjolí, cilantro picadito, aceite de oliva, sal y unas gotas de salsa picante.
  • Proteína vegana: en una cama de hojas verdes variadas, coloca arroz integral hervido, lentejas cocidas, zanahoria rallada, tomate en trocitos, ajoporro picadito, sal, orégano y cúrcuma en polvo.
  • Toque árabe: mezcla espinacas frescas, arroz blanco cocido, caldo vegetal, humus, tomates secos, aceite de oliva y vinagre.
  • Sencilla y elegante: une arroz integral con tomate picado, rúgula, tofu, aceite de oliva y orégano.
  • Exótica: a una taza de arroz integral, añade aceite de oliva, pepino, repollo morado, cebolla, tomates cherry y sazona con limón y curry.

7. Caraotas negras “podebrosas”. Son fuente de energía, tienen proteína, fibra y poca grasa. Además aportan calcio y hierro, por lo que ayuda al fortalecimiento de huesos y dientes, y el correcto funcionamiento del sistema circulatorio.

ensalada-caraotas

  • Explosión de sabores: une caraotas negras, con quinoa, un poco de agua, pimentón rojo en cubitos, ají picante picadito, cebolla morada en tiritas, aceite de oliva, vinagre balsámico, sal y comino molido.
  • Variante crujiente: mezcla caraotas negras con granos de maíz entero, cebolla, tomate, ají picante, y cilantro picaditos y añade jugo de limón, comino, aceite de oliva, sal, pimientas y tortillas de maíz troceadas.
  • Con toque dulzón: mezcla caraotas negras con cilantro picadito, ajo machacado, jugo de limón, cebolla y batata amarilla, chile en polvo, sal, aceite de oliva y semillas de auyama.
  • Con sabor criollo: una las caraotas con cilantro, pimentón rojo, cebolla, ají dulce y cubitos de mango. Añade miel, jugo de limón, sal, pimienta y aceite de oliva.
  • Para comerla hasta como plato principal: acompaña las caraotas escurridas con cubitos de zanahoria, brócoli, cebolla y pimentón picaditos. Añade perejil fresco, miel, salsa picante, jugo de limón, chile en polvo, sal, pimienta, comino y aceite de oliva.

¡Disfruta y comparte con nosotros tus propias combinaciones!