Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Entre 75 % y 80 % de las venezolanas dan a luz por cesárea

pexels-photo-734541
23/05/2018
|
FOTO: PEXELS.

Como toda intervención quirúrgica, la cesárea tiene mayor riesgo de sangrado e infecciones

El gineco-obstetra Carlos Luis Hernández Castillo del Grupo Médico Santa Paula (GMSP) informó que en Venezuela entre 75 % y  80% de las mujeres dan a luz por cesárea frente 20 % que lo hace de forma natural. El doctor señaló que, las madres que optan por la cesárea, usualmente lo hacen para evitar los dolores de las contracciones del parto sin tomar en cuenta que, el parto natural, pudiera ser  la mejor opción.

Asimismo, el doctor Hernández indicó que muchas mujeres solicitan cesárea electiva por comodidad y por la posibilidad de planificar la fecha de nacimiento del bebé pero, como toda intervención quirúrgica, tiene mayor riesgo en cuanto a sangramiento e infecciones.  Además, señaló que es sumamente importante respetar el tiempo de gestación y de nacimiento de bebé, cuyo plazo óptimo para venir al mundo es en la semana 39 o 40, para permitir la madurez pulmonar -que es la última que se logra en el útero- y evitar que el pequeño tenga complicaciones respiratorias, unas de las más comunes en los prematuros.

“Es necesario promover menos intervenciones y más cuidados en el embarazo”.

pexels-photo-57529

Partos en habitación

El doctor Carlos Hernández informó que para hacer más cómodo y placentero el momento del alumbramiento, hoy en día muchos países del mundo están promoviendo el parto en la habitación, que acoge a la mujer desde que entra dilatando hasta que tiene a su bebé en los brazos.

En Venezuela, el GMSP –ubicado en la urbanización Santa Paula del Municipio Baruta- cuenta con una infraestructura bastante adecuada para asistir los partos fuera de quirófano y con atención de primera.

Para ello, dispone de cinco habitaciones adaptadas y diseñadas para que las pacientes den a luz dentro de la habitación, y con mobiliario funcional, lo que permite atender la misma cantidad de partos simultáneos y favorece no sólo a las parturientas sino también la labor de los médicos, evitando desplazamientos innecesarios.

“Las habitaciones son amplias, con baño incluido y espacio suficiente para caminar. La cama donde descansa la paciente es la misma de parto que se transforma, facilitándole el cambio de posiciones. El parto se atiende con la presencia del esposo e incluso algún otro familiar”.

En esa habitación está el gineco-obstetra, el anestesiólogo para suministrarle analgesia en el momento del parto, si la paciente lo solicita; y el pediatra neonatólogo (especialista en recién nacidos), para revisar, examinar y confirmar el estado del bebé para asegurar que nazca en buenas condiciones.

Al lado de las cinco habitaciones está el área de terapia neonatal y los quirófanos, por si se presenta alguna complicación y es necesario practicar una cesárea en pocos minutos. La clínica también tiene una unidad de terapia intensiva neonatal donde atiende a los bebés prematuros y un espacio para promover la lactancia materna.