Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Estar alerta ante un sismo puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte

  • Gallery image

Existen diversos términos para referirse a los fenómenos sísmicos. De ellos, tres son frecuentemente confundidos El “temblor”, al igual que el “sismo”, son eventos que pueden o no ocasionar daños materiales o económicos perceptibles y pérdidas humanas, mientras que se le denomina “terremoto”, cuando éste genera daños notorios de cualquier tipo.

Tiende a usarse el término ‘temblor’ para movimientos de menor intensidad que el sismo, que es una vibración percibida en la superficie terrestre, como resultado de un movimiento brusco y repentino de las placas tectónicas, y su fuerza es mayor.

De acuerdo con el doctor Luis Velásquez, director de operaciones de Venemergencia, ante cualquier evento sísmico, tomar medidas preventivas y mantener la calma es fundamental. Se deben conocer previamente las rutas de evacuación, y tener un plan de desalojo, ya que, en ocasiones, salir de edificaciones en forma desorganizada puede generar mayor probabilidad de lesiones.

No hay tiempo para improvisar

Al estar en una edificación, lo ideal es colocarse debajo de un escritorio, una mesa, o el marco de una puerta, que pueda proteger de cualquier objeto contundente que caiga del techo.

También es necesario mantenerse alejado de ventanas. Una vez finalizado el movimiento telúrico, se puede proceder a desalojar de forma tranquila y organizada la edificación, sin utilizar los ascensores, solo escaleras.

“En caso de emergencia, es aconsejable seguir las instrucciones del personal a cargo en un lugar que cuente con planes de contingencia y evacuación. Si se encuentra en la vialidad, lo recomendado es alejarse de cualquier estructura que sea vulnerable a colapsar y caer como son: árboles, vallas publicitarias, vidrios, postes de luz, entre otros”, aseguró Velásquez.

Adicionalmente, ante situaciones críticas las plataformas de comunicación tienden a fallar, por lo que se debe evitar realizar llamadas innecesarias para permitir que aquellas personas que lo requieran puedan solicitar la atención pertinente.

El número telefónico nacional de atención de emergencias es el 911, donde podrá solicitar los servicios públicos de seguridad y salud.

Otras medidas generales incluyen asegurar que nadie esté lesionado en el lugar. Si hay daño de la infraestructura, pueden cerrarse las llaves de agua, gas y desconectar el servicio eléctrico.

Es necesario tomar en cuenta que pueden generarse réplicas que usualmente son de menor intensidad pero pueden generar daños en estructuras que ya están afectadas.