Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Estrategias para alimentar bien a los niños en tiempos de crisis

Alimentación-en-crisis3

La nutrición del venezolano ha cambiado dramáticamente en el transcurso de los últimos años. Buscar nuevas alternativas para alimentar a los niños de forma balanceada no es tarea sencilla 

La alimentación del venezolano se ha vuelto monótona. La crisis ha hecho que se restringa la dieta, en algunos casos, a solo un par de platos al día. El no tener acceso a los productos alimenticios y de calidad puede llegar a perjudicar la salud de adultos y niño, dando paso a la malnutrición y diabetes.

Durante la niñez, el organismo está sujeto a cambios tanto en el cuerpo como en la mente. Para tener un desarrollo óptimo en los órganos es necesario consumir alimentos como frutas, verduras, lácteos, cereales o sus derivados.

“Lo ideal es que los niños se nutran según los alimentos disponibles y de fácil acceso, para así brindar una alimentación más balanceada y equilibrada”, comenta Andrea Jaime, pediatra y coordinadora del área de nutrición en Fundana 

En las comidas principales se debe de consumir al menos un alimento de los grandes grupos: proteínas, cereales, tubérculos, frutas o vegetales.

vegetales-1

En la actualidad, la creatividad y el ahorro se han convertido en herramientas importantes para obtener una alimentación variada y equilibrada. Cuando se trata de los más pequeños, se debe cuidar la calidad de los alimentos y la carga calórica, para controlar el peso.

Desde el comienzo de la crisis económica, la desnutrición infantil ha ido en aumento aunque no se conocen cifras oficiales por parte del Instituto Nacional de Nutrición. Sin embargo, estudios de Fundación Bengoa han detectado, por ejemplo, que en algunas zonas del estado Anzoátegui, cerca de 33% de la población infantil sufre de desnutrición. La muestra se tomó en 1500 niños.

“Hay que entender bien el concepto de desnutrición o malnutrición en los niños. Sí, hay una deficiencia de nutrientes en las comidas, pero también hay una carga emotiva que puede estar anudada a distintos factores como la pobreza”, comenta Ana Reyes, también nutricionista de Fundación Bengoa, organización venezolana que se dedica a impulsar la buena nutrición de la población.

No obstante, el estudio más reciente (octubre 2018) realizado por la ONG Cáritas Venezuela ha revelado que al menos 65% de la población infantil presenta desnutrición, siendo los más afectados los niños de 6 meses de edad. Cada día, a los padres se les hace mucho más difícil garantizar una alimentación balanceada a los niños, sea por no tener los recursos económicos o por no conseguir los alimentos básicos.

La falta de proteínas, carbohidratos y calorías puede afectar gravemente el desarrollo del niño durante su crecimiento. Cada uno de estos tiene una función especifica y si el niño o la persona solo consume alimentos como grasas nada más para aumentar la energía, realmente ninguno cumpliría con su función y los órganos no podrían desarrollarse como se deben, sigue comentando la nutricionista.

 

Fritura platano tajada

El gobierno de la República ha implementado medidas como la entrega de paquetes de comida, para que la crisis no repercute tan fuerte en las familias venezolanas más vulnerables. Sin embargo, una de las críticas que se ha hecho es que están conformadas en su gran mayoría por carbohidratos, con muy poco valor nutritivo por lo que faltarían más herramientas para que el deterioro del bienestar de los niños pueda detenerse completamente.

“Una de las estrategias más efectivas durante este tiempo de crisis es ofrecerle a los niños todos los nutrientes y minerales necesarios a través de las combinaciones de productos proteicos”, comenta Reyes. 

Es recomendable que el niño consuma verduras como apio, ocumo o batata como sustituto de la harina precocida de maíz que hoy se han hecho bastante difíciles de acceder. También el consumo de plátano es recomendado, siendo este uno de los alimentos con más diversidad al momento de preparar y que es ingrediente principal en la dieta de los venezolanos, comparte la nutricionista.

Los precios de estos sustitutos de las harinas son variados. El apio, por ejemplo, se encuentra en Bs.S 215 el kilo; el ocumo en Bs.S 420 y la batata en Bs.S 50 por kilo.

El consumo de vegetales en las preparaciones permite rendir las comidas. El azúcar puede ser sustituida por frutas.

frutas

“Las combinaciones son un tema amplio. Aquellas combinaciones o mezclas que hacemos con las harinas y tubérculos, permiten ofrecerle al niño los nutrientes que podrían tener los alimentos de origen animal como pollo, carne o pescado. Debido a que cada día, estos mismos son costosos o de difícil acceso”, dice Andrea. 

Entre los principales aportes que las distintas combinaciones brindan a las familias están:

  • Se incentiva al niño al consumo de vegetales.
  • Los vegetales o tubérculos permiten rendir las comidas.

yuca

“Las combinaciones con productos proteicos y los alimentos económicos como sardinas, morcilla o granos, aporta al infante los elementos necesarios para continuar con su proceso de desarrollo” 

La crisis es un contexto que podemos ver como una oportunidad de cambio. Los hábitos alimenticios, los métodos de higiene y  aspectos de la vida en general, pueden estar sujetos a cambio y no siempre deben de ser de una manera negativa. Muchas personas, con la crisis, han compartido recetas e información que se deben de tener presentes al momento de alimentar a los pequeño.

Algunos consejos que podemos tener en cuenta son:

  • Preparar una lista de gastos en el hogar: Controlar los precios en el país debido a la escasez, es imposible. Sin embargo, podemos realizar una lista de alimentación. De esta manera, podemos controlar de mejor forma los gastos en el hogar y evitar gastar en cosas costosas y que no alimentan tanto.

“Muchas veces gastamos cantidades muy grandes de dinero en dulces o en otras cosas, lo cierto es que ese dinero que gastamos en chucherías puede ser utilizado en la compra de otros alimentos para los miembros del hogar y así tener una alimentación más completa”, relata Reyes.

Un ejemplo: Con lo que cuesta un dulce de panadería, 120 bolívares soberanos al viernes 2 de noviembre, se pueden comprar 300 gramos de queso, el equivalente a seis huevos o casi dos kilos de patilla.

  • Busca alimentos con precios asequibles: Sí hay opciones de productos menos costosos que pueden ayudarnos a preparar una comida nutritiva. Entre esas opciones están, por ejemplo, el ñame a 155, la yuca a 80 y el calabacín a 69 bolívares soberanos.
  • Aprovecha los alimentos que sobraron de manera creativa. Para ello puedes leer nuestra nota sobre los alimentos que puedes mantener en el congelador. Aquí el enlace: http://elestimulo.com/bienmesabe/?p=40749
  • Prepara tu comida en casa para llevar al trabajo o el colegio. Vas a ahorrar muchísimo pues, con lo que cuesta un menú en un restaurante modesto, puedes preparar entre 2 y 3 platos de comida en tu cocina.
  • No ir al supermercado con sensación de hambre. Esto puede hacer que se compren alimentos que no son necesarios en el hogar o de altos costos, sólo porque “provocan”.

“Los padres deben de ser conscientes que hay factores que pueden salirse de las manos como el aumento de los precios o la escasez de alimentos. Lo recomendable es que cada uno de los representantes sepa administrar su dinero de una mejor manera”, continua la pediatra. 

Estrategias para la mesa

Para muchos venezolanos cada vez es más difícil hacer las tres comidas del día. El sueldo mínimo no alcanza y las bolsas del gobierno solo llegan a una parte de la población venezolana. En algunos casos, se hace una comida al día y en aquellas familias más grandes, cada miembro tiene que colaborar para poder adquirir la proteína animal por su alto costo. Por ejemplo, al miércoles 31 de octubre, el kilo de muslo de pollo se vendía en 450 bolívares soberanos y la carne, en los camiones al aire libre, en 495 bolívares por kilo. Es decir, con un sueldo mínimo mensual, se pueden adquirir apenas un poco más de 3 kilos de carne.

Entre las opciones de proteínas que se le pueden dar al niño y que son un poco menos costosas, están las sardinas, las pepitonas, los huevos y los granos.

sardinas-picantes

 

En el caso de las morcillas, que contienen proteínas, se pueden preparar en un revuelto con huevo, acompañarlas con arroz o en un relleno de arepa. Los granos como caraotas, lentejas o frijoles pueden acompañarse con carnes como vísceras que son mucho más económicas y están llenas de nutrientes. En el caso de los granos, tanto las lentejas como las caraotas se pueden encontrar en 72 bolívares soberanos.

Sobre los precios de los sustitutos de la carne, encontramos que una lata de sardina, que resulta una excelente opción, la podemos conseguir entre 34 y 88 bolívares soberanos, mientras que los quesos más económicos están en 360 bolívares soberanos el kilo.

Las sardinas son un alimento altamente recomendado ya que aporta al cuerpo los ácidos grasos esenciales, además de que es uno de los alimentos “más económicos” que existen en el mercado. Para saber cómo puedes preparar sardinas de manera fácil, puedes visitar nuestra nota a través del siguiente enlace: http://elestimulo.com/bienmesabe/?p=39656

Los pediatras y nutricionistas recomiendan que el infante consuma un vaso de leche diario. No obstante, este producto está escaso o a precios elevados.

“El principal aporte de la leche a la nutrición del niño es el calcio, además de que tiene las proteínas esenciales para el crecimiento del pequeño. Sin embargo, debido a las situación que atraviesa el país, se puede sustituir con otros derivados como queso o vegetales como acelgas, espinacas, brócoli o sardinas enlatadas. Del mismo modo, algunos granos también aportan calcio”, continua Jaime.

Las sopas en crema también son una muy buena opción para alimentar al pequeño, ya que da sensación de saciedad. Inclusive las sopas  aliñadas con papa, yuca u otro tipo de verduras, pasadas por la licuadora después, son una opción altamente recomendada por la nutricionista.

crema-auyama

“También se pueden rendir los alimentos como la harina de maíz con vegetales como la auyama o espinaca. Agregar soya a las harinas es recomendable. La madre tiene la capacidad de explorar su creatividad al momento de preparar las comidas del niño”, continúa. 

Una opción que también recomienda la pediatra es la preparación o el consumo de bebidas lácteas aunque no sean propiamente leche ya que ésta siempre está dentro de sus ingredientes.

Las frutas también son una opción saludable. Lo recomendable es buscar frutas de temporada porque son de menor costo. Por ejemplo, la patilla y la guayaba se encuentra en 68 y 170 bolívares soberanos, respectivamente.

naranja-bienmesabe-pexels

Por otro lado, recomienda que para acompañar los alimentos como las arepas, sean de harina de maíz o hechas de tubérculos, se coloque al lado grasas naturales, como un trozo de aguacate. El precio del kilo aguacate está en 63 bolívares soberanos.

Detectar la desnutrición

Para saber si un niño está saludable o presenta un cuadro de desnutrición o de malnutrición, se deben tener en cuenta los siguientes factores:

  • Bajó su rendimiento académico.
  • Pérdida de peso.
  • No crece.
  • No consume vegetales.
  • Siempre está cansado.

Si el infante presenta algunas de estas condiciones, es recomendable que la madre lo lleve a un centro de atención para ser tratado. En caso de no tener los recursos necesarios, pueden dirigirse a los centros ambulatorios solidarios como que el Centro de Atención Nutricional Infantil de Antimano (Cania).

Menú para tener en cuenta 

DESAYUNO

  • Arepa acompañada con algún tubérculo como batata o yuca.
  • Un guiso de sardinas con vegetales como proteína
  • Algún embutido como mortadela o jamón
  • Un poquito de granos para acompañar las arepas como caraotas o lentejas.
  • Aguacate, también es recomendado para acompañar.
  • Terminar con una fruta de temporada o un atol con frutas

ALMUERZO 

  • Pasta con granos
  • Vegetales o tubérculos
  • Jugo o una fruta de temporadas en trozos.

CENA

  • Puede ser el mismo menú del desayuno pero, sustituyendo las arepas por las panquecas de avena, cebada o fororo. Las mismas las puedes acompañar con un queso rallado o mermelada natural como mango o durazno.

 En conclusión 

La alimentación es un tema alta importancia sobre todo en el caso de los niños. Las funciones fisiológicas del organismo, se encuentran atadas a los valores nutricionales que son aportados principalmente por los alimentos.

En Venezuela realmente es costoso tener una alimentación balanceada y saludable, pero lo mejor que podemos hacer es buscar las herramientas necesarias que garanticen la salud y el bienestar del niño, de esta manera podemos evitar el padecimiento de enfermedades.

Nuestra creatividad es un punto importante en tiempos de crisis, es la que nos ayudará a brindar a los niños y a todos los miembros del hogar una alimentación mucho más completa y nutritiva.