Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

La dulzura de la pastelería Mamá Framboise

  • Gallery image
  • Gallery image
  • Gallery image
  • Gallery image
  • Gallery image
  • Gallery image
16/06/2015
|
FOTOS CORTESÍA MAMÁ FRAMBOISE

Las recetas cuentan grandes historias. Tanto que pueden influenciar de manera importante a la hora de tomar decisiones en una reunión alrededor de una mesa, así como marcar un sello en la memoria gustativa de quien las prueba; también es una forma de decir “te quiero hacer feliz sin usar palabras”

Esa forma de expresar afecto es la que utiliza la pastelería más trendy de Madrid: Mamá Framboise. Inspirada en el personaje Framboise del libro Cinco cuartos de naranja, de Joanne Harris, la misma que escribió Chocolate, esta obra gira en torno a la comida y la infancia.

A veces se piensa que España está sumamente avanzada en lo que a pastelería se refiere pero realmente, ese tipo de novedades se puede apreciar en Barcelona donde se encuentran los más vanguardistas en gastronomía. Sin embargo, en Madrid, la pastelería se mantiene sumamente tradicional a excepción de Mamá Framboise, donde cada postre invita al detalle y al disfrute inmediato de cada bocado. Cada mordisco cuenta una historia que se prolonga con cada visita de los clientes.

En un ambiente tradicional, los comensales pueden disfrutar de dulces y una pequeña selección de bollería que van acompañadas de un buen café y un impecable servicio. La obra de los dulces es gracias al chef pastelero asturiano Alejandro Montes quien encantó con su propuesta a su socio venezolano Humberto, cuando un buen día lo sorprendió en su propia oficina:

“Alejandro llegó un día, ambientó mi oficina como imaginaba podía ser la pastelería e hizo una degustación con varias propuestas de lo que quería ofrecer y así me convenció”, comenta Humberto.

Alejandro, siempre tuvo claro su oficio y en el momento en que sus amigos se fueron a la universidad, él se fue a estudiar pastelería en Barcelona y empezó a participar en concursos nacionales e internacionales donde se ha llevado grandes reconocimientos que le han merecido el respeto de sus colegas.

Además, el chef pastelero cuenta con un equipo talentoso que disfruta de la elaboración de estos productos y entre quienes destaca Pablo de Tarso López-Palacios quien también siente respeto por los ingredientes de calidad.

Lo demás es historia. Con la primera tienda en Chueca, los vecinos de la zona les recomendaron no abrir los domingos porque nadie abría ese día. Haciendo caso omiso a las sugerencias vecinales, hicieron la prueba y el resultado fue todo un éxito. Gracias a ello, el barrio ha cambiado y la gente aprovecha ese día para ir a merendar. Posteriormente abrieron al lado de Platea, una de las mejores apuestas gastronómicas en la capital y que se ha vuelto parada obligada a la hora de buscar un postre.

Croissants cubiertos en chocolate, rellenos de mora, con almendras, macarons, bizcochos, tartaletas, galletas, palmeras, forman parte de la oferta de este lugar.

En 2015 cuenta actualmente con cinco locales además de estar presente en uno de los planes más “in” de Madrid: Madreat que se lleva a cabo el tercer fin de semana de cada mes.

El resto de los locales están en el Aeropuerto Adolfo Suarez de Madrid Barajas T1 Internacional, Mercado de la Paz en la calle de Ayala, 28, 28001 Madrid y en el Mercado de Chamartin en la calle de Bolivia, 9, 28016 Madrid.

Así que si quieres compartir y vivir historias a través de un encantador postre, Mamá Framboise te espera en sus cálidos espacios.