Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

La fresa radioactiva está de moda y esta es nuestra opinión

Helados-gif--
11/10/2017
|
COMPOSICIÓN: SARA RADA

¿Será casualidad el sabor a fresa o es culpa del millennial pink?

En menos de dos semanas, cuatro marcas diferentes lanzaron al mercado un producto con sabor a fresa. En un principio, pensábamos que era simple casualidad pero después, nos dimos cuenta de que debíamos investigar más y que ustedes se merecían una teoría Bienmesabe de por qué el rosado está de moda en la comida.

Parece que todo comenzó cuando Pantone calificó como color del año 2016 al Rosé Quartz y, aunque estamos en el 2017, no tenemos ningún indicio de que este color va a desaparecer en lo que queda de año. Para quienes que no lo han visto (es imposible), el Rosé Quartz es la versión pálida del rosado Barbie.

pantone

Rápidamente este color comenzó a invadir Instagram y las marcas más reconocidas del mundo comenzaron a versionar sus productos para adaptarse a esta moda y a los intereses de los millennials (pues sí, definitivamente esta generación tiene el último voto en lo que respecta a las redes sociales y los hashtags).

De esta manera surgieron otras tendencias como el frosé, un cóctel que se denominó como el trago de temporada durante el verano 2016, los macarons rosados y los bowls de frutas de este color.

Es así, como pareciera ser también el caso de los helados Magnum, Cornetto, Pastelado y las galletas Oreo, cuatro marcas reconocidas en Venezuela que decidieron integrarse a la moda del millennial pink con el lanzamiento de productos sabor a fresa.

Sin embargo, la fresa nunca ha sido el sabor predominante en las galletas, tortas y meriendas venezolanas. A lo largo de los años, ha sido desplazada por el prestigioso y preferido chocolate, quien pelea constantemente con la vainilla o mantecado para estar en primer lugar.

* Es importante acotar que la revista trató de comunicarse con representantes de las  marcas mencionadas para dar una justificación real y concreta pero solo se obtuvo respuesta de Tío Rico.

Daniela Febres-Cordero, Gerente de Categoría de Helados de Tío Rico, nos comentó que los nuevos lanzamientos de Magnum y Cornetto corresponden a las preferencias del consumidor en relación a los sabores. La idea es lograr producir felicidad genuina y que los consumidores puedan conectarse con la niñez.

“Nuestro portafolio es bastante amplio, pero no habíamos desarrollado el sabor fresa. Por eso, quisimos aprovechar el vacío para satisfacer una necesidad”

Pero entonces,  ¿ realmente lanzaron la versión fresa por el sabor o por el color? A continuación, las hipótesis del equipo de Bienmesabe:

“Si queda bien en la foto, las marcas lo van a publicar. En realidad yo no soy muy fanática de la fresa pero si está de moda me lo como. Hay que ir de la mano con las tendencias porque si no estás en Instagram, lastimosamente no existes”, La #instafoodie

“Realmente creo que todo comenzó porque llegó un cargamento de saborizante de fresa muy económico y ¿cómo lo iban a desaprovechar? Si es barato, hay que hacerlo”, La conspiradora.

“No hay escasez de fresa artificial y eso es lo que pasa. Estoy molesta”, La emo.

Reviews de las marcas

Primero, la cobertura de chocolate del Magnum de fresa es el sabor predominante de la paleta. En los que respecta al color, es totalmente millennial pink.

Una publicación compartida de Magnum Venezuela (@magnumvzla) el

A su vez, la galleta Oreo nos recuerda a la fresa de nuestra infancia, a las piñatas y tardes de juego; pero creemos que va a ser algo de temporada.

Por su parte, Cornetto tiene la esencia de la marca y la barquilla contiene una sorpresa que les encantará. La presentación nos gustó bastante al igual que la idea detrás del helado #RompeElHielo.

Por último, el Pastelado realmente sabe a fresa radioactiva. La cobertura de chocolate es delgada y crocante. La paleta de helado tiene buen balance de sabores. Definitivamente, es un postre “top”.

Entonces ¿cuál es nuestra conclusión?

Estamos 99% seguros de que no se trata de sabor sino de tendencia. El millennial pink llegó a Venezuela para quedarse.