Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Las proteínas se borran del plato del venezolano

pasta
09/05/2018
|
TEXTO: ZADIE MADRID / CUADROS ESTADISTICOS: FUNDACIÓN BENGOA

Las proteínas participan en la construcción de los tejidos del cuerpo humano, aportan energía y mejoran el sistema inmunológico, lo que permite mantener el organismo sano. Por eso son tan importantes

El ser humano necesita de proteínas, esas macromoléculas que se forman por una secuencia de moléculas más pequeñas llamadas aminoácidos. Algunos de ellos los produce el cuerpo pero existen otros, como los esenciales, que no, y la manera de obtenerlos es a través de los alimentos.

Actualmente, a una familia en Venezuela se le hace cuesta arriba tener una nutrición sana y equilibrada, debido al alto costo de los alimentos necesarios para fortalecer el cuerpo. El 70% de las proteínas de los alimentos proviene de fuentes como pescado, carne, leche, solo por mencionar algunos. Para el venezolano, ahora es imposible comprar todos estos productos a la hora de realizar el mercado. Esta es una de las razones por las cuales en la mesa familiar se sirven pocas proteínas.

La comida diaria, para muchos, ha cambiado, se dejaron de consumir frutas y se optó por las harinas, tubérculos, pasta, arroz y granos, por ser los más rendidores.

alimentacion en venezuela

 

En promedio, un adulto necesita 0,8 g de proteínas por kilo de peso; en el caso de los niños y jóvenes, es mucho mayor, ya que esto ayuda a fortificar los tejidos del cuerpo y participa en el desarrollo del crecimiento. En los adultos, intervienen para mantener sanas las funciones de los diferentes órganos, la sangre y la masa corporal.

La presidenta del Colegio de Nutricionistas y Dietistas de Venezuela, Nixa Martínez, enfatizó que los niños tienen que consumir como mínimo una ración diaria de proteínas; en el caso de los adultos mayores, es similar, deben tener una ración generosa; y en las mujeres embarazadas, es indispensable ingerir una mayor cantidad, ya que ellas están procreando otro ser, que también requiere de estos nutrientes.

 

Importancia de las proteínas en el embarazo

 

Maritza Landaeta de Jiménez, quien es médico egresada de la Universidad Central de Venezuela con magister en Planificación Alimentaria Nutricional, comentó que “si la mujer embarazada no come suficientes calorías, ni proteínas, y no consume hierro, va a padecer de anemia y desnutrición”.

Tomando en cuenta que el 25% de las embarazadas en el país son adolescentes y, en su mayoría, presentan deficiencia nutricional, este factor genera un alto riesgo en la mujer, presentando complicaciones en el momento del parto.

Después que el niño nace, recibe su fuente de proteínas a través de la lactancia materna; en este proceso, el bebé se nutre con un alto valor biológico, lo que ayuda en el crecimiento, y especialmente en el desarrollo de su cerebro. Landaeta asegura que en el país hay muchos niños desnutridos, con deficiencias de proteínas. Esto es una situación muy grave, ya que está asociado a la alta mortalidad neonatal.

“Las madres no tienen cómo comprar leche de fórmula, y muchas sustituyen la alimentación adecuada que debe recibir el niño por teteros de carbohidratos que pueden ser de ocumo, arroz, agua de pasta o yuca”, expresa.

Esto trae como consecuencia, que los menores de edad presenten cuadros de diarreas continuas, y deshidratación.

 

¿Qué alimentos contienen proteínas?

Las proteínas de origen animal están en la carne, las aves, los pescados, los mariscos, los huevos y los productos lácteos. Y las proteínas de origen vegetal en legumbres, soya, granos enteros y cereales.

Según un estudio publicado en la revista Journal of Nutrition, el tipo de hierro que se encuentra en la carne roja, se conoce como hemo, y este se absorbe mucho más rápido en el cuerpo, en comparación con el vegetal. Es excelente para las persona con anemia.

Porcentajes de hogares Cuadro 2

Aunque no existen cifras oficiales, la Encuesta de Condiciones de Vida de los Venezolanos (Encovi), realizó un estudio junto a la Universidad Central de Venezuela, Universidad Simón Bolívar, Universidad Católica Andrés Bello y Fundación Bengoa para la Alimentación y Nutrición, que se basa en una muestra representativa nacional obtenida por muestreo aleatorio, polietápico, por cuotas, por ciudades grandes, medianas, pequeñas y caseríos, la cual reportó que para 2014, ya existía un 11,2% de personas que realizaban menos de 2 comidas al día (Encovi, 2014). La misma encuesta hecha en 2017, reportó que 28% realiza menos de tres comidas al día. Esto significa que una buena parte de la población ha disminuido el consumo de proteínas, fuente importante en la formación de tejidos y músculos del cuerpo.

COMPARACIÓN DEL PLATO DE LOS HOGARES

 

Según estadísticas, Encovi muestra que en 2017, el único alimento que se estaba consumiendo con regularidad era la yuca y, prácticamente, este plato venezolano se ha convertido en el único carbohidrato.  Landaeta lo llama “un plato anémico”, porque es fuente de calorías, pero no tiene proteínas.

Comida que hace diariamente

 La falta de proteína da signos evidentes. En las embarazadas se ve flacidez muscular, pérdida de peso, cansancio e insomnio; en un adulto en edad productiva, sudoración, debilidad, insomnio, palidez, debilidad en los músculos y anemia y en niños y adultos mayores, músculos débiles, déficit de memoria y anemia

Recomendaciones de Fundación Bengoa

Los venezolanos deben tratar de consumir proteínas de cualquier manera, recurriendo a las fuentes de proteína que son menos costosas y que quizás no están dentro de las comidas usuales. Pero hay que flexibilizarse y probar otras opciones.

“En Fundación Bengoa, estamos tratando que la gente coma vísceras y morcillas, porque son muy ricas en hierro y en alto valor biológico. Yo siempre les digo a las mujeres embarazadas que incluyan morcilla en sus comidas, porque es como hacerse una transfusión, prácticamente es hemoglobina”, asegura Landaeta.

 

La nutricionista Nixa también recomienda ingerir vegetales verdes, hortalizas, lácteos, vísceras y morcillas. Además de muchas frutas y el consumo de agua.

Fuentes consultadas:

ovsalud.org  /   cuidateplus.marca.com  / proteinas.org.es /  fundacionbengoa  /   Encuesta Nacional de Condiciones de Vida Venezuela 2017. ENCOVI MaritzaLandaeta-Jiménez (Fundación Bengoa), Marianella Herrera Cuenca (Fundación Bengoa, CENDES-UCV), Guillermo Ramírez y Maura Vásquez (UCV)