Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Las semillas de linaza ayudan a prevenir enfermedades cardíacas

linaza-molida50

La semilla de linaza ha sido una de las muchas alternativas que han tenido que buscar los venezolanos desde el comienzo de la situación económica actual para prevenir el desarrollo de cualquier tipo de enfermedad crónica

Las enfermedades crónicas no transmisibles del adulto, tales como las afecciones cardiovasculares, la diabetes y el cáncer, siguen siendo enfermedades de alta prevalencia en todo el mundo y Venezuela no escapa de esta realidad.

Desde el comienzo de la situación económica actual que presenta el país, los venezolanos han tenido que buscar nuevas alternativas sea en el área farmacológica o en la alimentación,  dada la escasez o el alto costo de lo que se ingería usualmente.

Así es el caso de las semillas de linaza molidas que combinan fibra, lignanos y Omega-3, confiriéndoles cualidades protectoras contra enfermedades cardiovasculares y metabólicas, según afirma la nutricionista Karina Mangia.

“La fibra soluble de la linaza, una vez que ingresa al estómago, enlentece el vaciamiento gástrico, originando distensión y aumentando la saciedad. También disminuye la absorción de glucosa y de lípidos (colesterol y triglicéridos) lo que contribuye al control de la diabetes y las dislipidemias. La fibra insoluble aumenta la masa fecal y el tránsito intestinal, lo que alivia el estreñimiento y a la vez disminuye la concentración de carcinógenos en la mucosa del colon lo que impacta la aparición del cáncer de colon”, afirma.

linaza15

La linaza también reduce la concentración de colesterol. “Además que es una fuente vegetales de grasa, que se caracteriza por presentar efectos antiinflamatorios, antiarrítmicos y antiagregantes vasculares. Por otra parte, previene la aterosclerosis tras la reducción de las concentraciones de colesterol en plasma, reduce la presión arterial y la concentración de triglicéridos circulantes”, refuerza Mangia.

Es recomendable consumir las semillas de la linaza de forma molida porque mejora la biodisponibilidad de las grasas.

Se pueden moler las semillas en casa utilizando un molino de café, procesador de alimentos o una licuadora, y el polvo se puede mantener almacenado en la nevera.

“Se recomienda añadir dos cucharaditas al día de este molido, sea incorporándolo a la masa cruda de las arepas, bollitos, panquecas, ponqués o panes caseros o disolviéndolo en agua, jugos o cremas de verduras”, añade la nutricionista, quien recomienda añadir este complemento a la dieta, ya que permite a los venezolanos mantener en perfectas condiciones su salud, durante estos tiempos.