Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Menú Nuestra Tierra y la posibilidad de convertirte en vegetariano

  • Gallery image
  • Gallery image
23/09/2017
|
FOTOS LIGIA VELÁSQUEZ

Algo que destaca en Alto Restaurant es su constante evolución e innovación. Carlos García, junto a todo su equipo, han desarrollado una propuesta que es la mejor demostración del éxito entre el trabajo en equipo y la libertad de expresión, la alineación y la inspiración que generan resultados espectaculares. Prueba de ello, el menú de mediodía llamado Nuestra Tierra Y no, quien suscribe la nota no está siendo subjetiva. Cualquiera de los platos que se degustan en este sitio, que tiene su puesto en la lista 50 Best Latinamerica, lo certifican. Como muestra un botón: la carta Nuestra Tierra en Alto, dedicada a los ingredientes venezolanos y sobre todo a sus productores, quienes se esfuerzan diariamente en ofrecer lo mejor de nuestra despensa natural.

Seis han sido las cartas que se han podido degustar en torno a nuestros productos y esta nueva edición, que solo se puede conseguir en el almuerzo, pone a dudar hasta el más carnívoro sobre su alimentación para plantearse la posibilidad de convertirse en vegetariano.

En esta temporada, una vez más, sorprende la transformación que recibe el producto y con sus cocciones, cada bocado es una explosión de sabor, texturas y temperaturas que sorprenden. Aquí no se extrañan ni hacen falta las proteínas.

Diseño homemade

Nuestra-Tierra-Alto-Foto-Ligia-Velasquez-1

El diseño de la carta se podría decir que es a ocho manos: Carlos García, los chinos Zamir y Zavier Zambrano y Mauricio Morales. Entre todos se propone, se da inicio al proceso creativo y se hace curaduría como dirían en el mundo de las artes. Se afinan sabores, se integran ideas.

Luego, cual disciplinados directores de orquesta, se suman esfuerzos y cada integrante de la cocina participa con diversos aportes. La suma de habilidades responden a este menú lleno de armonías.

Para quienes desconocen los protocolos de este restaurante, aquí no es una opción bajar la guardia. Tanto, que siempre debe haber dos sous chef in situ para que no haya posibilidad de errores. El servicio es impecable, las técnicas correctas, los sabores… oh los sabores… realmente generan una “alta” experiencia.

Nuestra-Tierra-Alto-Foto-Ligia-Velasquez-4

 

Para esta nueva edición, se puede escoger entre las entradas, ensalada con calabacín, flores y queso de cabra, confit crocante de auyama y ají dulce con nata o una delicada tartaleta de vegetales asados con una masa levemente dulce que equilibra con los vegetales crujientes del relleno.

Nuestra-Tierra-Alto-Foto-Ligia-Velasquez-5

 

Entre los principales, la decisión sobre cuál escoger es bastante complicada porque cada uno presenta sabores únicos, intensos que merecen la oportunidad de ser probados todos. Penne con alcachofas y bocconcini logran equilibrio perfecto entre su punto al dente y la textura firme de la alcachofa.

Nuestra-Tierra-Alto-Foto-Ligia-Velasquez-3

 

El repollo rústico con praline de maní y mojito criollo se convierte en todo un descubrimiento donde esta brasicácea deja de ser un acompañante para convertirse en protagonista de una gran historia. La suavidad de su sabor se ve alterada en picos por el praline que tiene ciertos toques picantes.

Nuestra-Tierra-Alto-Foto-Ligia-Velasquez-6

La crema de plátano verde, queso a la plancha y mechado de piel de plátano son sabores que reconfortan. La delicada crema suaviza lo salado del queso a la plancha y la textura del mechado del plátano, genera diversas experiencias a la hora de probar la propuesta en conjunto.

Nuestra-Tierra-Alto-Foto-Ligia-Velasquez-7

El arroz de tomate con queso de cabra es un plato que su primer bocado amerita probarse con los ojos cerrados y experimentar los cambios que se generan en boca a raíz que se procesa. Salado, dulce, ácido aparecen uno detrás de otro, sin mezclarse y sincronizados. La cocción es cremosa y el tomate es presentado en diversas texturas donde se aprovecha todo: la pulpa, la piel, y cada uno recibe un tratamiento distinto que se aprecia.

Paletas para refrescar

Nuestra-Tierra-Alto-Foto-Ligia-Velasquez-8

Para finalizar, las dos paletas de temporada que hay son mango con jengibre y menta, y patilla con naranja.

Sin duda, este homenaje a los productores nacionales y su esfuerzo a través de productos de calidad, con las deliciosas cocciones de Carlos García y cada uno de los miembros de su equipo, es una oportunidad que no se debe dejar pasar y aunque el famoso refrán reza “Entre gustos y colores no han escrito los autores” no, no soy subjetiva con respecto a esta propuesta.

Coordenadas para comer Nuestra Tierra

  • Dirección: 1era Av. de Los Palos Grandes con 3era Transversal. Caracas, Venezuela
  • Teléfono para reservar: +58 (212) 2843655 / +58 (212) 2867748
  • Web: www.altorestaurante.com
  • Horario: este menú solo puede degustarse de lunes a viernes, todos los mediodías