Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Nelson Castro cierra ciclos

  • Gallery image
07/07/2015
|
FOTO: ANTHONNY ARIAS

Con casi cuatro años en el comedor de la hostería Spa La Sevillana, el cocinero Nelson Castro deleitó infinidad de comensales que se echaron su respectivo viaje hasta esta posada para disfrutar de su propuesta llamada “La nueva cocina merideña”. Pero, como todos los ciclos se deben cerrar, Castro se retira de este espacio porque como buen cocinero está inquieto por evolucionar con nuevos retos y en otros espacios

De su experiencia en La Sevillana comenta: “Creo que lo mejor que me llevo y me queda es la amistad y cariño de muchos comensales que pasaron por el comedor. Comenzaron siendo clientes y hoy en día muchos son mis amigos. Además del aprendizaje y evolución que pude hacer en mi cocina durante estos cuatro años, muy buenos recuerdos de todo el trabajo realizado. Compartí fogones con Sumito Estévez en la primera edición de Venezuela Gastronómica, con Carlos García en el segundo aniversario del comedor y el año pasado para celebrar el tercer año compartí con Héctor romero”.

Así que para esta nueva etapa, Castro comparte, gustosamente, sus planes con Bienmesabe:

Bienmesabe: ¿Cuál es el siguiente paso de Nelson Castro?

Nelson Castro: Bueno, vengo con nuevos proyectos gastronómicos en Mérida: uno de ellos es que estoy desarrollando un concepto que llamo Cocina pa’ llevar, que no es más que cocina bien hecha y honesta empacada al vacío para llevar a casa, restaurantes, colegios etc. Eso que se conoce también como Cocina de quinta gama, por supuesto con el sello de calidad que siempre ha caracterizado mi cocina y mi propuesta.

BMS: ¿Qué ofrece Cocina pa’ llevar y dónde se puede obtener?

N.C.: El menú que estaré preparando se basará en:

- Cortés de cordero rack pierna lomo en crudo
- Paleta de cordero al horno
- Rodilla de cerdo al horno con su salsa
- Lechón confitado
- Salsa de cordero y de cerdo
- Tequeños
- Mostaza de mora
- Mostaza de eneldo
- Mayonesa picante y de cilantro
- Melaza de papelón y especias picante
- Sopa de caraotas
- Crema de auyama y curry

De todos modos, los invito a seguir la cuenta @cocinapallevar donde se informará el menú disponible. Quienes deseen hacer sus pedidos personalmente pueden hacerlo a través del correo [email protected] pero quien desee dirigirse a un lugar y comprarlo puede acercarse a Delicateses Ital Merida.

BMS: ¿Qué es la nueva cocina merideña?

N.C.: La nueva cocina merideña es una propuesta que vengo desarrollando desde hace unos seis años y que desde mi comedor en La Sevillana desarrollé y dimos a conocer con seriedad. No es más que un trabajo que respeta y enaltece la cocina merideña, en la que se usa principalmente el producto local, aplicando nuevas técnicas y nuevos procesos en su cocina.

BMS: ¿Vas a continuar con la nueva cocina merideña?

Claro que sí. Seguiré con ella pero ahora podrán disfrutarla en sus casas porque vendrá una línea empacada al vacío. Además continuaré presentándome en los festivales gastronómicos donde siempre me han invitado en diferentes regiones de nuestro país para seguir llenando esos espacios con la nueva cocina merideña.

BMS: En tu experiencia en Mérida: ¿cómo se está comiendo allá y cuáles son los sitos que recomiendas?

N.C.: Mérida ha crecido gastronómicamente. De un tiempo para acá la gente se ha interesado más por las diferentes propuestas que surgieron en la ciudad y hay un desarrollo importante que hay que seguir apoyando. Mis sitios preferidos para comer son Pra Pra de Alejandra Gibert, La Capellanía de Teo Zurita, La Casa de Miren Fontoba y El Antaño que es cocina bien tradicional merideña en El Valle.

BMS: ¿Cómo ves la materia prima que recibes de Mérida?

N.C.: La verdad que ser cocinero en Mérida es un privilegio. Este es uno de los estados productores más importantes a escala nacional, contamos con una materia prima de verdad de primer nivel, verduras frescas, muchas veces orgánicas; incluso la trucha puedes ir tú mismo a verla en la truchicultura. En fin, es un gusto cocinar con producto local merideño. Será por eso que aún no me quiero ir de estas montañas.

BMS: De todo lo que has cocinado, ¿qué es lo que más disfrutas y por qué?

Mi cocina ha pasado por diferentes etapas y creo que la mejor ha sido la de estos años. Comencé cocinando como todos con influencias francesas, luego españolas, con una carta donde el 80% de los productos eran importados, pero la verdad, lo que más he disfrutado ha sido cocinar con producto local, nuestros sabores y nuestros olores. Todo eso lo disfruto mucho.