Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

No compres más papitas de bolsa: Prepara tus propias papas chips

papas chips

El origen de las papas chips es muy curioso: surgió por un capricho de un comensal al que las papas fritas en bastones le parecían “muy gruesas”. Compartimos su receta, incluyendo el truco que las hace tan crujientes.

A finales del siglo XIX, en los restaurantes de Estados Unidos y Europa solo se conocían las papas fritas tradicionales, las picadas en forma de bastones.

En Saratoga, California, George Crumble, jefe de cocinas del restaurante Moon Lage Lodges, tuvo que ingeniarse unas papas mucho más delgadas y crujientes de las que preparaba siempre para satisfacer a un comensal insistente que se quejaba que las que le habían servido estaban muy gruesas para su gusto.

Así que, cansado de tan difícil cliente, el chef ideó las papas que luego hicieron famoso al restaurante conocidas como las Saratoga Crunch Chips y que más tarde se conocerían en el mundo como papas chips.  Fue tanta la fama que algunos años más tarde, en 1895, George creó su propio restaurante, siendo las papas chips las protagonistas del menú.

Pero lo que verdaderamente hizo que se prepararan en todo el mundo fue la creación del pelador de papas, o pelapapas, dando pie a la comercialización con un amplio mercado de competidores de este producto.

En casa también se pueden hacer, y son muy fáciles y rápidas. Se pueden preparar para los más chiquitos y los más grandes porque a todos les encantan.

patatas-chips

INGREDIENTES

2 papas medianas

Sal al gusto

Abundane aceite para freír

PREPARACIÓN

1- Enjuagar y quitar la piel de la papa.

2- Con una mandolina, pelapapa o un cuchillo, picar las láminas de papas finas, casi transparentes.

3- Ahora el truco para que queden crujientes: Remojar las láminas de papa por 5 minutos en agua para sacar el almidón.

4- Sacar las papas del agua y secarlas muy bien.

5- En una sartén con aceite previamente calentado, disponer las láminas en pocas cantidades por vez hasta que queden doraditas y crujiente.

6- Sacar del aceite, escurrirlo bien sobre papel absorbente o una rejilla, colocar sal por encima y a comerse tus papas chips.

A estas papas chips, junto con la sal se le pueden añadir otros ingredientes como ajo en polvo, queso u otro producto que se prefiera. Quedan muy bien como acompañantes. También se pueden elaborar con la cáscara, lavándola bien con un cepillito antes de cortar en láminas.

Fuentes

https://blogs.20minutos.es/yaestaellistoquetodolosabe/el-origen-de-las-patatas-chips/

https://placeralplato.com/otros/patatas-chips

https://culturizando.com/la-nota-curiosa-origen-las-papas-chips/