Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Pequeños pasteles con sello venezolano endulzan las calles catalanas

petit 6
26/07/2018
|
FOTOS: MARCEL CIFUENTES Y ANDREA PEÑALOZA .

Creatividad, dedicación y dulzura son tres palabras que se conjugan en una pastelería decorada al estilo americano y que tiene como protagonista a una venezolana quien, junto con su esposo catalán,  ha sabido preparar desde esponjosos cachitos de jamón hasta crujientes galletas de Nutella

En la ciudad de Barcelona, España, hay una pequeña pastelería llamada Petit Pastís que atrae a sus clientes por su aroma a cachito de jamón recién horneado. Este sabroso lugar 100 % artesanal con estilo americano y con influencias mediterráneas fue creado  por una venezolana amante de la cocina y orgullosa de sus raíces quien, de la mano de su esposo catalán, endulza las calles de la ciudad española con tortas, cinnamons y sabores tropicales.

petit pastis

Valerie Bodoutchian explicó que la idea de crear Petit Pastís surgió mientras ella y su esposo Albert hacían una pasantía en El Celler de Can Roca. Cuando formaban parte de esa experiencia, se dieron cuenta de que querían llevar a cabo un pequeño proyecto creativo para desarrollar las inquietudes que tenían en su trabajo diario y en el mundo culinario. Valerie añadió que la necesidad de compatibilizar su vida profesional con la laboral también fue un motor muy importante porque, al ser mujer, es una tarea bien complicada.

“Un restaurante del nivel de El Celler de Can Roca es un gran reto pero a veces deja poco espacio para la creatividad y las inquietudes personales”.

De esta manera y cinco años después de que la idea pasara por primera vez por la mente de Valerie, la pareja  decidió emprender y abrir una pastelería únicamente con recetas de su autoría. Petit Pastís que significa pequeño pastel en catalán es el resultado de un proceso creativo que incorpora preparaciones venezolanas, sabores de la infancia y recetas de madres y abuelas que tienen la capacidad de despertar la memoria gustativa y de crear en los clientes sabrosas experiencias. Cada producto de Petit Pastís se desarrolla desde cero a través de un proceso totalmente artesanal.

petit pastis 2

“Yo había hecho en Venezuela varios cursos en el Grupo Académico Panadero Pastelero y había trabajado de segunda de cocina en Spoonik, un restaurante de Autor Latinoamericano. Mi esposo fue segundo de cocina en el restaurant Comerç 24 con una Estrella Michelin”.

Uno de los productos más característicos de Petit Pastís y que ha enamorado a los catalanes es el cachito de jamón, el cual es reconocido por su generoso relleno y por su textura esponjosa. De igual forma, en la pastelería con influencias criollas se puede encontrar el clásico postre venezolano tres leches, un tiramisú elaborado con Ron Santa Teresa, el passion oie (base de galleta, crema de parchita y merengue quemado) y la sarrapia como ingrediente en distintas preparaciones. Con ello, la pareja desea invitar a las personas de Barcelona a que disfruten con ellos y a que descubran sabores venezolanos.

petit

petit 7

A su vez, uno de los postres más vendidos es el pastel de Nutella y Kinder Bueno que lleva tres capas de bizcocho de chocolate muy denso, dos capas de ganache de Nutella y un baño de chocolate negro y trocitos de Kinder Bueno (barrita rellena de crema de avellanas recubierta con chocolate de leche). Por su parte, el cinnamon roll de Valerie y Albert también es muy solicitado; para elaborarlo utilizan un brioche con doble fermentación relleno de canela y un azúcar especial (mezcla entre azúcar moreno y papelón traído de Inglaterra) y glaseado con mantequilla, azúcar y leche.

petit 4

Además de estos productos, en Petit Pastís las personas pueden encontrar: layer cakes de diferentes sabores (Red Velvet, zanahoria y Oreo), galletas de chocolate chips con un toque de sal, brownies (de avellanas, de mantequilla de maní con mermelada de frambuesa, de galleta María y dulce de leche) brookie (mitad brownie y mitad galleta), cinnamon rolls (oreo y queso de cabra con miel), pie de limón, marquesa de Oreo y cheesecakes.

“Nos encanta cuando nuestros clientes nos dicen que después de probar uno de nuestros postres han disfrutado de un sabor familiar que les recuerda a su casa y a sus celebraciones. Nuestro objetivo es que todos podamos disfrutar un poquito de ese viaje sensorial”.

petit 5

Si es primera vez que visitas Petit Pastís, Valerie recomienda pedir la torta de zanahoria, la cookie de Nutella y, por supuesto, el cachito de jamón y el tiramisú de Santa Teresa. La torta de zanahoria se caracteriza por ser un bizcocho realmente húmedo con nueces enteras, “mucha pero mucha” zanahoria, especiado con canela y jengibre y cubierto por una crema que contrasta sabores dulces y ácidos. Por su parte, las cookies de Nutella son de cacao y chocolate chips, crujientes por fuera, suaves por dentro con un centro de Nutella y una corona de escamas de Flor de sal.

A diferencia de las demás propuestas dulces de Barcelona, Valerie aseguró que Petit Pastís es único porque todos sus productos son artesanales. Más que ir con las modas o tendencias, el equipo se ha encargado de perfeccionar las recetas para ofrecer la mejor versión de cada uno. Definitivamente, Valerie y Albert se han dedicado a investigar y a disfrutar el mundo dulce para poder compartir esa sabrosa experiencia con sus clientes con la máxima calidad posible.

petit 3

 Coordenadas: 

Dirección:  Carrer de Còrsega, 494, 08025 Barcelona, España.

Instagram: @petitpastis