Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

3 postres sin azúcar de don Armando Scannone

DulceLecheCortada_FotoPatrickDolande_BMS

El recetario caraqueño de postres nos da opciones para sustituir el azúcar que en la Venezuela actual está escasa y costosa. Usemos papelón, tan venezolano como la caña y el ron.

En ese maravilloso libro rojo que escribió don Armando Scannone llamado Mi Cocina a la manera de Caracas, se encuentran todos los secretos de la culinaria venezolana, incluso tan vigentes que nos ayudan a enfrentar situaciones de crisis como la actual. Y ahora, que el azúcar está escasa y cara en Venezuela, compartimos 3 recetas de postres que están en ese libro y que no necesitan azúcar en su preparación.

Dulce de leche

Es un dulce similar al de leche cortada larense, aunque don Armando lo llama dulce de leche. En el tomo rojo de Mi cocina a la manera de Caracas, el autor ofrece dos formas de preparar estos postres, con azúcar y con papelón, que es la receta que compartimos en esta nota. La foto es la que ilustra la portada de esta nota.

Ingredientes

4 tazas de leche
350 gramos de papelón en pedacitos
2 cucharaditas de jugo de limón
La cáscara entera de medio limón

Preparación

En una olla se pone a fuego fuerte la leche y el papelón. Se lleva a un hervor y se agrega el jugo y la cáscara de limón. No se revuelve si se quieren formar grumos gruesos.

Se deja hervir 5 minutos a fuego fuerte. Se baja a fuego suave y se continua cocinando destapado y sin revolver por 40 a 45 minutos o hasta que espese.

Al final se revuelve ligeramente con movimiento no circular.

En Bienmesabe sugerimos servirlo frío en dulceras de vidrio. Puede adornarse con una conchita de limón.

Dulce de plátano con papelón

Aunque forma parte de los postres caraqueños, y así está establecido en el libro rojo de don Armando, este versátil dulce también es utilizado en algunas familias, como acompañante en el plato principal.

Foto: Cortesía de Rubén Darío Rojas

Foto: Cortesía de Rubén Darío Rojas

Ingredientes

3 plátanos muy maduros
1/2 taza de aceite
350 gramos de papelón en trocitos
1 taza y media agua
10 clavos de especia

Preparación

Se pelan los plátanos. Se les cortan las puntas y se cortan en pedazos más bien grandes, 2 o 3 pedazos por plátano.

En un caldero grande de fondo plano, o en una olla de fondo grueso, se pone el aceite a calentar. Se agregan los plátanos y se fríen hasta dorarlos, unos 10 minutos.

Se escurren los plátanos. Se ponen sobre papel absorbente para quitarles el exceso de grasa y se ponen aparte.

Se elimina completamente el aceite del caldero. Se agrega al caldero el papelón en trocitos, el agua y los clavos de olor. Se lleva a un hervor y se cocinan a fuego fuerte por 15 minutos, hasta tener consistencia de melado, hasta que las gotas al caer lentamente de una cuchara de madera, formen una pequeña hebra.

Se agregan los plátanos. Se llevan nuevamente a un hervor y se cocinan unos 10 minutos o hasta que ablanden los plátanos y el melado engruese de nuevo. Se eliminan los clavos.

Se sirven calientes como postre o como acompañante de comidas saladas.

Conserva de maní o ajonjolí con papelón

Este dulce forma parte de la niñez de muchos caraqueños, que compraban los turrones de maní o ajonjolí en las cantinas escolares o en los kioscos para merendar.

Este es otro de los postres que don Armando ofrece en dos versiones: azúcar o el criollo papelón que es la forma que compartimos aquí.

Ingredientes

1 cucharada de aceite
250 gramos de papelón en trocitos.
3/4 taza de agua
1 taza de maní o de ajonjolí tostados.

Preparación

Se precalienta el horno a 350 grados.

En una bandeja de metal se extiende el maní o el ajonjoli crudos y revolviendo de vez en cuando se hornean hasta dorar, unos 20 a 25 minutos el maní y unos 15 a 20 minutos el ajonjolí. Si el maní no está pelado hay que pelarlo estrujàndolo con las manos aún caliente.

Con la cucharada de aceite se engrasa una bandeja grande de metal, para hornear. Se pone aparte.En una olla mediana se ponen el papelón y el agua. Se lleva a un hervor y a fuego fuerte y sin revolver se cocina unos 6 a 7 minutos hasta espesar.

Se agregan el maní o ajonjolí, se revuelven bien, se retira del fuego y con cuchara de madera se revuelve vigorosamente con movimiento circular por dos o tres minutos hasta que espese más o endurezca un poco y pierda algo de brillo.
Inmediatamente con una cuchara, se vierten con rapidez montoncitos de la preparación sobre la bandeja engrasada. Se dejan enfriar y se despegan con una espátula de metal o pasando ligeramente la bandeja sobre el fuego, si es necesario.