Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Revelamos el secreto: 7 pasos para freír el tequeño perfecto

  • Gallery image
29/06/2016
|
FOTO: LIGIA VELÁSQUEZ

Para quien lea estas líneas, no hace falta explicar qué es un tequeño. Sin embargo, para alguien que no es venezolano y no tiene de cerca un amigo con este gentilicio, difícilmente puede saber qué es. Sencillo: es un bastón de queso blanco envuelto en masa de harina de trigo que se fríe, aunque hoy en día las masas y los rellenos han variado. Con un origen bastante incierto, este pasapalo define si un evento fue bueno o malo. Puede haber licor infinito, el mejor grupo de música del momento y la decoración más cool inspirada en Pinterest pero, si no hay tequeños… ese evento estuvo malo. Punto

Quienes emprenden con este producto o los que sencillamente lo hacen para disfrutar en casa con la familia, pueden comprar los ingredientes, elaborarlos y agregarles su toque personal, pero aunque utilicen productos de calidad, lo que define a un buen tequeño es si se se ha freído bien o no.

Hace unos días Tequeños Las Tías, quienes elaboran su masa con hojaldre, me invitaron a unas pruebas de producto y, junto al cocinero Luis Alejandro Marcano de la Academia de Artes Culinarias, me enseñaron los trucos para obtener el tequeño perfecto a la hora de freírlo en abundante aceite en siete pasos:

1. El fuego debe estar a 175 °C o a fuego medio alto.

2. Para saber que el aceite está listo, debe generar pequeñas burbujitas similares a las de un espumoso.

3. Los tequeños se agregan congelados, separados y de ocho en ocho. Si agregas más tequeños congelados, el aceite se enfriará y obtendrás un masacote.

4. Los tequeños deben durar tres minutos friéndose y luego se retiran.

5. Los tequeños de queso se pueden consumir enseguida aunque con cuidado para no quemarse. Los que son elaborados con otros rellenos deben descansar un minuto y luego consumirse.

6. En el caso de tequeños Las Tías hay dos presentaciones: unos elaborados con mantequilla que cuando se fríen quedan pálidos, y otros con margarina que doran perfecto.

7. Si dispones de un Air Fryer, los puedes cocinar a 390° por nueve minutos.