Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Sabor a Beat: Jethro Tull, 50 años son pocos para morir

JT-pose-1

En esta entrevista imaginaria (pero bien documentada), el líder de Jethro Tull, Ian Anderson, conversa sobre su vida y sobre sus preferencias al momento de sentarse a la mesa

Me esperaba. Como buen británico, la puntualidad es uno de sus mayores atributos. Y yo tan latina, tan venezolanita, tan parque temático de la vida, me retrasé enredando mis ojos en el camino y en la gente. Jugandito.

La mediana jarra asoma un tercio vacío: una rubia brumosa, coronada de espuma, preparaba el paladar para lo que venía y, a pesar de su voluptuoso cuerpo, Ian la abandona por momentos en la mesa, seca sus manos con la servilleta de tela y extiende su derecha para sujetar firme la mía. ‘Así son las manos de un flautista’, fue lo primero que pensé. Las de Anderson se muestran como manos de un macho alfa que no ha tenido necesidad de cazar pues su manada va con él, sin engaños, no a una afanosa batalla a conquistar el mundo, sino a descubrirlo, a disfrutarlo, a saborearlo. Líder nato.

Jethro Tull es su reino y desde allí ha compuesto casi todas las canciones de sus 40 álbumes en estos 50 años que celebra la banda británica de rock, bautizada así sólo porque fue el único nombre con el que lograron repetir en un club.

“En febrero de 1968 teníamos muchos nombres diferentes que, por lo general, cambiaban cada semana ya que éramos tan malos que teníamos que fingir ser una nueva banda para volver a tocar en alguno de los clubes donde aspirábamos encontrar fama y fortuna. Nuestro agente, que había estudiado Historia en la universidad, se le ocurrió el nombre Jethro Tull, un pionero agrícola inglés del siglo XVIII que inventó la sembradora (1)”.

Y así, tarde para cambiarlo, confiesa riendo, comenzó esta leyenda en el Marquee Club de Londres cada jueves durante varios meses.

“¿Tomas una conmigo?”. Asiento y dejo que mi invitado sea anfitrión. Conocedor mejor que yo del menú y su maridaje, acepto su recomendación y el mesero, de piel aceitunada, muestra una simpática alegría mientras toma la botella de King Cobra y me sirve una jarra similar. ¿Qué pensarán los ortodoxos de estos gustos del flautista más histriónico del rock?

JT-ojos

 

“Para lo que vamos a probar esta noche, si tenemos el estómago y el paladar preparados, debemos comenzar por una buena lager india. Mi favorita es la King Fisher, pero ésta es perfecta para brindar con los amigos”. Sentí que las luces lo enfocaban y allí estaba él, con su indumentaria beatnick, en posición yogui Vrikshasana, dirigiendo la función con su flauta.

“¿Que por qué la flauta? Cuando comencé a tocar en 1967, había muchos héroes de la guitarra, muchos tipos que se estaban haciendo conocidos como Eric Clapton, Jimi Hendrix, Jimmy Page, Jeff Beck y Peter Green de Fleetwood Mac. Sabía que nunca sería tan bueno como ellos, así que decidí encontrar un instrumento para tocar, uno que alguien como Eric Clapton no pudiese tocar. La flauta parecía una buena elección. En ninguna banda de rock tocaban flauta, así que la tomé para mi y vi que era una gran oportunidad. Aprendí a tocarla. En febrero de 1968, se formó Jethro Tull como una pequeña banda de blues, distinta a las demás porque no había flauta. Eso nos hizo particulares y distintos al resto. La flauta se convirtió en un instrumento del rock. A pesar de que soy el que más identifican con una flauta no soy el único, sólo el más conocido. Y todos estos años, creo que sigo siéndolo. La flauta no es un instrumento que sueles oír en el rock” (2).

JT-tocando-flauta-loco

Ian ya había hecho una buena selección para lo que cenaríamos y los jóvenes detrás de la barra, observaban con prudente distancia y sonreían prestos a cualquier solicitud. La raza india tiene esa característica, hacer del placer una experiencia permanente. Ha de ser por eso que Ian se siente atraído desde hace algún tiempo por la culinaria del curry, del roti y los massalas. “Los indios siempre se han ocupado mucho en mostrar su cultura y su esfuerzo a costas extranjeras, ya sea en el comercio culinario o en tiendas locales, muchas de ellas abiertas las 24 horas del día”(3), comenta mientras levanta su jarra y consume otro tercio ofreciendo la bebida en honor a la mesa que nos une.

Según Anderson, en la actualidad hay cerca de ocho mil restaurantes indios sólo en Reino Unido, con una penetración importante en el hábito alimenticio, lo que le hace pensar que debe haber al menos uno en cada pequeña ciudad británica.

“No es de extrañar, entonces, que la comida india como el Chicken Massala haya reemplazado al Sunday Roast o al Fish’n Chip”, tan criollos como Buckingham o Westminster, digo yo y reimos.“El Chicken Tikka Massala es el sustituto aclamado del Roast Beef y el Yorkshire Pudding, al menos de donde vengo”. Y no pretende ser excéntrico con sus palabras, frente a mi tengo a un Anderson didáctico y ávido en mostrar sus dotes en la mesa y el menú.

JT-cocina-india

Comienzo a sentir que nunca fue tan cierto el título de su canción Too Old to Rock’n Roll, Too Young to die. Un techo lleno de lámparas y luces, el olor profundo a madera añeja, el ruido de tantos platos servidos, el polvo cósmico de tanta especia mezclada, los paladares sorprendidos, el brillo de los caldos, la sedosidad servida con elegancia, color, aroma y sabor, todos con personalidad abrumadora y destellante. Y esa flauta, marcando el ritmo de esta película frente a mi, que me sacude desde los brazos de un indigente morboso en Aqualung y me lanza hasta la orilla de una playa jamaiquina para escuchar la libertad de The Secret Language of Birds con un buen trago de ron en la mano.

JT-Aqualong

¿Creen que sólo es gusto por la comida india? ¿Creen que es una excentricidad de un escocés que ha pateado mundo? ¿Cómo alguien que se dedica a la música con tanto éxito, compromiso y pasión, se atreve a tantas aventuras gastronómicas? Son 40 álbumes, Ian, casi todas las canciones compuestas por ti, creaste una leyenda, según tú pequeña, son más de 70 millones de discos vendidos, más de 3 mil conciertos en todos los continentes, tienes una gira aniversario para los 50 años de la banda ahora mismo y no me cabe en la cabeza con qué tiempo pudiste criar salmones y ahora la siembra de ají en tu castillo… Disculpa, Ian, no es reclamo…

Sube su mirada, marcando sus cejas esos ojos casi desorbitados, sonríe organizando sus pulseras y reloj, me invita a hacer una pausa, me calma y deja que pruebe un sorbo más de mi Cobra. Ya han servido las entradas: dos filas de Sheek Kebab, dispuestos como perfectos Guardias de Honor Británicos, escoltando a un terciopelo azafranado disfrazado como crema de gambas. Me dispongo a escucharlo. Y a comer, claro.

“Bien. Te contaré. En 1978, mi mujer, Shona, y yo, compramos una segunda casa en Escocia, donde nací. Estábamos buscando alguna manera de compensar el costo de poseer la propiedad y leo en una revista un artículo sobre acuicultura. Creamos una granja de salmón al inicio del desarrollo de esa nueva industria. Le siguieron una fábrica de procesamiento y ahumado y más granjas piscícolas. Llegamos a contratar cerca de 400 personas de las zonas altas. Pero en los 90 decidimos parar. El Nuevo Milenio trajo la cruda realidad de elegir entre ser un músico de tiempo completo o dedicar más tiempo a los negocios comerciales. Me pareció más divertido ser un flautista que un vendedor de pescado”(4), y así tan sencillamente dispara sus palabras como un solo de soplos y silbidos que atraviesan los orificios y las llaves de su traversa.

JT-flauta-pierna

Creó Salmon Strathaird y luego de 20 años, tras construir una sólida marca en Europa, la vendió para dedicarse de lleno a Jethro Tull. Aunque muchos aún lo siguen relacionando con la piscicultura, insiste en no tener ningún tipo de negocio de salmón. Anderson sostiene que hubo una oportunidad en Suramérica, en Chile específicamente, con una empresa noruega y que siguió con interés el proceso, “pero no me tenté a involucrarme más allá, era muy lejos y se me hacía difícil la logística”.

Lo que sí hizo, fue refugiarse en su casa, con su familia, construir un estudio a casi 200 kilómetros al oeste de Londres: “Disfruto de la compañía y el amor de mi esposa, mis hijos y nietos, cinco gatos, dos perros y algunas gallinas. Vivimos en una casa de campo inglesa del siglo XVIII, 400 acres de pastizales y 30 mil árboles”, y una muy cuidada siembra de algunas variedades de ajíes. Su gusto por los sabores fuertes no sólo es musical.

Ha llegado nuestro plato principal: un pollo bhuna, acompañado de vegetales biryani y tarka dahl. Esto es un guiso de pollo, arroz basmati y lentejas naranjas, pero con toda la impronta India atravesada en cada sensación del paladar, en su cultura culinaria, en esa alquimia de la cocina sagrada. Nos hemos paseado por una mesa de casi una decena de platos servidos con toda la milenaria ancestralidad india, acompañados de una flauta viajera y atemporal. Anderson ha sido un excelente guía en estos menúes tan atractivos y desconocidos para mi. Ha valido la pena seguir su recomendación a lo largo de este encuentro.

Yo, que soy tan elocuente, me he quedado muda y pienso que es hora del postre y el plus café y para ello he traído un par de sorpresas a esta suerte de Kokopelli escocés. “Ian, mi país está atravesado por el ají, el cilantro y el papelón, pero yo tengo para ti un milagro de nuestra tierra. María Fernanda Di Giacobbe, nuestra embajadora de cacao, la mujer que se ha encargado de rescatar y levantar la estatura de nuestra identidad culinaria en cada rincón del planeta desde esta semilla dulce y prodigiosa, asegura que sobre nuestro territorio se traza de norte a sur y de oeste a este, como un camino en cruz, una cruz bendita que es la siembra de cacao venezolano. Acá te dejo para que pruebes este chocolate y lo acompañes de cocuy pecayero, el único licor declarado patrimonio cultural de mi país”. Anderson, por primera vez, se queda en silencio, toma sus presentes, se deleita en los sabores y aromas venezolanos y comienza a despedirse etérea y oníricamente. Tal como son los sueños de caprichosos, detrás se suma la manada de músicos que por 50 años fueron parte de la musicalidad y el ingenio de Jethro Tull. Este encuentro imaginario entre Sabor A Beat y la flauta del rock, es un sueño alimentado después de tantas lecturas y sumergirme en entrevistas ofrecidas y en los propios escritos de Anderson en su página oficial.

La obra de Jethro Tull no termina de aceptar una etiqueta de género musical, alimentando cada una de sus composiciones y etapas con evidentes influencias del folk, blues, jazz, sonidos medievales, celtas y barrocos, y la introducción de la electrónica, para conformar lo que muchos catalogan como Rock Progresivo. La banda ha continuado enriqueciendo su repertorio gracias a un insaciable Ian Anderson, cuya hambre lo ha llevado a incorporar sonidos más hard y heavy rock e incluso jugar con elementos latino-caribeños, tribales y asiáticos. La puesta en escena cuasi teatral, los arreglos orquestales y una agenda de presentaciones cada vez más llena, ha mantenido a Anderson en el tope de la creatividad y la curiosidad buscando nuevos caminos.

71 años y duro como un ladrillo que no se rompe, elegante como un Bourée y sencillo y alegre como un ají habanero. Gracias Ian, por la cena, por la Cobra, y por estos largos 50 años de Tull que están en nuestro propio Salón de la Fama.

Playlist 

• Serenade of a Cuckoo – This Was, studio album, 1968 – https://www.youtube.com/watch?v=wHw4N_lZl10
• Bourée – Stand Up, studio album, 1969 – https://www.youtube.com/watch?v=iWJgJkVL0xM
• Locomotive Breath – Aqualung, studio album, 1971 – https://www.youtube.com/watch?v=eSUdlUmtg3Q
• My God – Aqualung, studio album, 1971 – https://www.youtube.com/watch?v=5WSulenOUb0
• Thick as a Brick – Thick as a Brick, studio album, 1972 – https://www.youtube.com/watch?v=BV-ASc0qkrM&index=2&list=RD3CPqcZGLsmU
• Too Old to Rock ‘n Roll, Too Young to Die! – Too Old to Rock ‘ Roll, Too Youn to Die, studio album, 1976 – https://www.youtube.com/watch?v=MtwMMqRihx0&start_radio=1&list=RDMtwMMqRihx0
• A Week of Moments – Rupi’s Dance, studio album, 1983 – http://jethrotull.com/rupis-dance/
• The Secret Language of Birds – The Secret Language of Birds, studio album, 2000 – http://jethrotull.com/the-secret-language-of-birds/
• The Habanero Reel – The Secret Language of Birds, studio album, 2000 – http://jethrotull.com/the-secret-language-of-birds/

Platos recomendados para novatos de comida india

JT-arroz

Nivel: Especiado Seco Medio

Entrada: Crema de gambas y Sheek kebab.
Plato Principal: Pollo Bhuna, Arroz Basmati Biriani con vegetales y Tarka Dhal.
Postre: Caja Capitales, 24 bombones de chocolate venezolano. Diseño Gisela Viloria http://kakaovenezuela.com/producto/637-2/
Plus café: Cocuy Pecayero, Pecaya, estado Falcón, DOC.

Fuentes

1.- All Too Frequently Asked Questions – http://jethrotull.com/press/
2.- Ian Anderson, líder de Jethro Tull: “Esperamos que disfruten de la experiencia completa de Thick As A Brick”, entrevista realizada en 2013 por el periodista Héctor Muñóz Tapia para la emisora radial chilena Futuro 88.9 – https://www.futuro.cl/2013/02/ian-anderson-lider-de-jethro-tull-esperamos-que-disfruten-de-la-experiencia-completa-de-thick-as-a-brick/
3.- Guide to Indian food – Recomendaciones de Ian Anderson – http://jethrotull.com/ian-andersons-guide-to-choosing-indian-food/
4.- Ibidem 1

Documentos revisados
- El Mercurio Online, Ian Anderson, líder de Jethro Tull: “Somos una leyenda muy pequeña”, Sebastián Cerda, Chile, 2007 – https://www.emol.com/noticias/magazine/2007/04/13/252561/ian-anderson-lider-de-jethro-tull-somos-una-leyenda-muy-pequena.html
- CNN Money, Jethro Tull gets fishy, Sissel McCarthy, UK, 1998 – https://money.cnn.com/1998/05/05/busunu/jethro_pkg/
- El Periódico, Ian Anderson, el falutista del salmón, Núria Martorell, España, 2016 – https://www.elperiodico.com/es/dominical/20160502/ian-anderson-flautista-del-salmon-5102154
- Express, Jethro Tull EXCLUSIVE: 50th anniversary tour and NEW álbum, Paul Davies, 2017, UK – https://www.express.co.uk/entertainment/music/849008/Jethro-Tull-anniversary-tour-new-album-Ian-Anderson
- Sacred Monster, Ian Anderson, The Secret Language of Birds (2000), blog, 2008, Argentina – http://sacredmonster.com.ar/blog/?p=40
- Página oficial Cerveza Cobra – http://www.cobrabeer.com/en/our-beer
- Canal oficial Youtube Ian Anderson – https://www.youtube.com/user/officialjethrotull/videos
- Página oficial Jethro Tull – http://jethrotull.com/