Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

¡Salve, Reina Pepeada! Una receta de @LaMontelongo

reina pepada carmen montelongo
30/04/2018
|
TEXTO Y FOTOS: CARMEN MONTELONGO (@LAMONTELONGO)

De todos los rellenos posibles e imposibles para la arepa, el más sexy es el de la Reina Pepeada 

No es gratuito que su nombre sea un homenaje a nuestra primera Miss Mundo, Susana Duijn, coronada en 1955.

Cuentan que los hermanos Álvarez, hijos de una emprendedora viuda llamada María de los Santos Álvarez que se había venido a Caracas desde su Trujillo natal con sus muchachitos, tenían una arepera en la Gran Avenida de Plaza Venezuela.

En ese establecimiento trabajaba toda la familia, madre, hijos y sobrinos. En el momento histórico que Carmen Susana Duijm Zubillaga fue coronada y en medio de la fiesta patria que se había formado con su triunfo, los hermanos Alvarez vistieron a una sobrinita de reina y la hicieron desfilar por el local en honor a Susana Duijm.

Sucedió que por allí paso el papá de la auténtica Miss Mundo y conmovido con el homenaje a su “reina privada”, ahora coronada como la más bella del mundo, prometió traerla a comer arepas.

Cumplió su promesa y fue así que un viernes a las 10 p.m trajo a su hermosa y exótica hija a cenar y doña María de los Santos preparó para Susana su mejor arepa, rellena con una mezcla de pollo mechado, aguacate, mayonesa y petit pois.

susana

La arepa fue bautizada “La Reina” en honor a ella… el “Pepeada” vino después como un epíteto de los voluptuosos atributos de la Duijm.  En los 50′s, “pepeada” se les decía a las mujeres con bellas curvas.

Adoro esa historia. No es sólo un tributo a nuestra primera Miss Mundo, sino una historia de superación familiar. Una dama que al perder a su marido se muda con sus hijos a la capital y comienza con un tarantin de empanadas en El Guarataro, hasta lograr abrir una arepera bien situada en una zona comercial y céntrica, un local en el que todos trabajan juntos y del que sale la arepa preferida de los venezolanos, dentro y fuera del país, la reina pepeada.

Cuando crean que no existen las historias con final feliz, que no se puede, que es muy difícil, recuerden a María de los Santos Álvarez y a sus hijos, creadores de nuestra Reina Pepeada, una arepa femenina, voluptuosa y la más deseada y exitosa de todas las advocaciones de nuestra madre de maíz.

Cada familia venezolana tiene su modo, forma y  costumbre para rellenar una reinita. Hay quienes le agregan cebolla blanca en cubos y hasta rallada, otros jugo de limón y algunos aceite de oliva a riesgo de modificar por completo el sabor criollo.

A mi me gusta con poca mayonesa y más aguacate….¡ah! y con un beso perfumado de cilantro. Adoro la frescura descarada de esta hierba que convierte cualquier sopa, plato, salsa en algo delicioso.

La receta de la reina 

 

INGREDIENTES

(Para rellenar 8 arepas grandes o 14 pequeñas)

  • 1 pechuga de pollo con hueso.
  • 1 aguacate grande o 2 pequeños
  • 3 cucharadas de mayonesa (4 o 5 sí les gusta con
  • mucha mayonesa)
  • 1 cucharada de cilantro, limpio y picado pequeñito y un toquecito muy discreto del picante de su elección.

 

PREPARACIÓN

Cocinamos el pollo con sal, granos de pimienta, una hoja de laurel, las hojas verdes de un ajoporro y unas ramas de cilantro. Cocinamos testeando que no se recocine y pierda la textura firme.

Retiramos del caldo. Colamos y conservamos el consomé  para usarlo al día siguiente en un consomé con huevo y papas o como fondo para un arroz con pollo. Podemos congelar y usar a discreción o a indiscreción si somos temerarios. Lo importante es usar todo y no desechar nada. La cocina de aprovechamiento debe ser un apostolado.

Foto: Carmen Montelongo

Foto: Carmen Montelongo

 

Desmechamos la pechuga. Picamos en dos el aguacate. Una mitad la trituramos con un tenedor hasta hacer una crema untuosa y homogénea que nos permite lubricar el relleno usando menos mayonesa.

Salpimentamos. Al que le guste el limón puede agregar en éste instante el jugo de 1/2 limón.

La otra mitad del aguacate lo trocean pequeñito, es rico y lindo masticar tropezones de ésta fruta maravillosa y saludable.

En un envase de vidrio, mezclamos pollo desmechado, aguacate en sus dos versiones, mayonesa, cilantro, picante, sal y pimienta. Probamos, y agregamos lo que nuestro gusto diga que le falta, más sal, un poco más de mayonesa, unas cuantas gotas de picante, unos ramazos de cilantro, 1/2 limón más… pónganle los “más” que necesiten para ser feliz. Y chúpense los dedos…nadie los ve.