Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Una buena foto basta para activar todos los sentidos

Samuel Kaufman

Cada uno de nosotros nace con un talento. Unos saben lo que quieren desde que nacen, a otros les toma algo de tiempo describirlo. Este es el caso de Samuel Kaufman, un joven que descubrió que su pasión estaba en hacer magia con una foto

Samuel Kaufman tiene 29 años, estudió ingeniera mecánica en la Universidad Metropolitana, sin embargo, se dio cuenta que su verdadera vocación era otra.

“Realicé preparaciones para certificaciones internacionales en gerencia de proyectos. Luego, trabajé en eso. Tiempo después, otro amigo, quien es cocinero y productor audiovisual me comentó que iba a montar una agencia de publicidad especializada en gastronomía y me invitó a unirme” continua.

Desde sus inicios la agencia tuvo gran movimiento. Desde entonces, Samuel se interesó más por el mundo de la fotografía y decidió hacer cursos con Roberto Mata. En la actualidad, se encuentra realizando un diplomado de neuro-gastronomia.

BMS-SAMUEL-KAUFMAN-FOTOGRAFO-DE-ALIMENTOS-DanielH (3 de 1)

 

Posteriormente, Samuel, Eleazar Parra y Efrain Ureta, crearon su propia agencia con mucho esfuerzo.

Aunque siempre estuvo sumergido en el mundo de la fotografía, cuenta que su primer contacto con una cámara fue cuando surgió la plataforma digital de Instagram.

Samuel Kaufman

“Desde el comienzo me he centrado en la fotografía gastronómica y cuando logré domar un cámara profesional fue cuando decidí compartir mis fotos en Instagram”

Para Samuel, una buena fotografía puede estar hasta en la comida simple, desde una lata de Pirulín hasta un plato gourmet. “Una vez que tengo el producto en mis manos comienzo a pensar cómo puedo hacer una buena foto. Haciendo fotos he logrado tener contacto con otras personas”

Samuel Kaufman

Entre sus principales motivaciones para adentrarse en el mundo de la fotografía gastronómica dice: “Siempre me he considerado un gordo mental, me gusta comer de todo y nunca le tengo miedo a probar cosas nuevas. No obstante, la primera influencia fue mi amigo y la motivación de hacer la agencia de gastronomía”

Incluso cuando tiene la oportunidad de conocer nuevos lugares, todos los planes del día se encuentran relacionados a la comida o cervezas.

En cuanto a su técnica fotográfica, destaca que busca generar sensaciones en aquellos que miren sus fotos, aunque siempre se sorprende cuando otros le dicen lo que pueden percibir con solo una de sus imágenes.

Samuel Kaufman

“Cuando voy a tomar fotos, siempre busco un ángulo. Por lo general, la comida no siempre se ve como yo la muestro en mis fotos. También busco que mis fotos tengan colores vivos y que resalte la comida”.

Hasta el fotógrafo más experimentado tiene dificultades para lograr una buena foto y para Samuel no ha sido la excepción. “Una vez tuve que trabajar con una niña de cinco años por su cumpleaños, tuve que perseguirla por todo el lugar para poder tener una foto, además de que la luz era terrible. Por suerte, puede obtener algunas”, comparte.

Las mejores fotos siempre deben de evocar una sensación en alguien y contar con una buena iluminación: sea artificial o natural.

Samuel Kaufman

“En mi caso, casi todas las fotos son de luz natural, lo máximo que uso es un anime para rebotar la luz, pero, en general, la luz sobre todo en la gastronomía es un punto fundamental”

Los fondos también son parte esencial en una foto ya que muchas veces tienden a distraer de lo que realmente importa. Lo esencial es que la comida sea la protagonista. Inclusive, a través de los fondos podemos contar historias.

Samuel Kaufman

“No por el hecho de tener una cámara profesional y una buena comida vas a tener una buena foto. Se debe ir más allá”

Al igual que muchos, Samuel se sienta a ver videos y tutoriales en la plataforma de YouTube para definir su estilo.

Su inspiración al momento de realizar una foto es que la comida sepa bien y el talento que tienen los nuevos emprendimientos. “Para mi eso es suficiente inspiración para poder plasmarlo en una fotografía, aquí realmente hay talento y es increíble poder ayudar a destacar el trabajo de otros”, dice.

Samuel Kaufman

Aunque su área es la gastronomía, también destaca que le gusta hacer fotografía documental en compañía de una amiga, quien organiza jornadas de odontología en zonas populares. “Hacer este tipo de fotos me encanta, sobre todo cuando hay niños alrededor, además porque te ayuda a conocer otra cara del país”.

El color, la luz, la historia, los detalles del producto y el ángulo, son algunos de los aspectos importantes que deben de estar presentes en una imagen.

“Mi socio un día me dijo ‘todo lo que puedas arreglar en el set, hazlo. Mientras menos trabajo tengas que hacer en postproducción, mejor. Hay trucos que nos ayudan en estos casos, por ejemplo, para que un vaso se vea frío le puedes echar vaselina. Son estos toques lo que hace que la foto llame la atención”.

La fotografía gastronomía es uno de los más grandes retos. Son pocos los que se dedican a este trabajo y son pocos los que son capaces de transmitirnos sensaciones con solo una imagen. Para aquellos que se quieran adentrar en esta profesión, Samuel les tiene un consejo: “Salgan a tomar fotos”.

 Coordenadas 

Instagram: https://www.instagram.com/samuelkaufman/