Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Una taza de té matcha equivale a 10 tazas de té verde

  • Gallery image

El té y las infusiones siempre se han considerado bebidas de la generación X; sin embargo, durante los últimos años los millenials las han adoptado y las han convertido en sus aliados. Es así como, luego del boom del té verde y la infusión de flor de Jamaica, le llega el tuno al té matcha Desde cafeterías en Nueva York hasta bares en París han comenzado a introducir el té matcha como un ingrediente para sus preparaciones y bebidas pero ¿por qué este té japonés ha causado tanto revuelo? La verdad es que no existe una sola respuesta.

Su éxito no se puede atribuir únicamente a su color o a su sabor; lo que es seguro es que esta bebida caliente le aporta numerosos beneficios al organismo ya que un vaso de té matcha equivale a 10 vasos de té verde. Esto sucede porque se produce con la hoja entera que, luego de ser procesada, se muele para multiplicar sus propiedades.

Beneficios:

matcha

1- Ayuda a perder peso: debido a sus propiedades termogénicas, promueve la oxidación de las grasas y por lo tanto contribuye a que el organismo queme más calor corporal.

2- Es un purificador de la sangre gracias a su alto contenido de clorofila, componente químico para la pigmentación, la producción de sangre aumenta y, por lo tanto, el oxígeno se transporta mejor a todas las células, lo que facilita el funcionamiento del corazón.

3- Alivia el estreñimiento ya que contiene alto nivel de fibra dietética de fácil absorción.

4- Sustituto perfecto del café no solo contiene cafeína, sino que también tiene cantidades de L-teanina, un aminoácido con propiedades relajantes. De esta manera, la cafeína en el matcha se asimila mucho más lento, lo que contrarresta el aumento del azúcar en la sangre y de la insulina.

Por otra parte, el polvo del té de matcha no solamente se puede utilizar para preparar una bebida caliente. Muchos restaurantes a lo largo del mundo preparan nuevos platos con este tipo de té, desde tartaletas de queso, donas y tortas de chocolate. Así que, lo único que se necesita para formar parte de esta tendencia, es una taza de té y mucha imaginación en la cocina.