Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Abogados analizan y califican de “fraude” el proceso de la Constituyente

portadaconstituyente-1100x618
14/06/2017
|
FOTO: ARCHIVO | CLÍMAX

La Dirección de Egresados de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) realizó el foro “Análisis jurídico de la Asamblea Nacional Constituyente convocada por el Presidente de la República” este miércoles 14 de junio en las instalaciones de la casa de estudios. Juristas explicaron la ilegalidad de las bases comiciales, los límites de la Constituyente y lo que implicaría para la población venezolana de llevarse a cabo el proceso. La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) es un proceso fraudulento que quiebra la democracia y la soberanía popular. Esa fue la premisa que sostuvieron seis abogados de la UCAB en un foro en el que analizaron las implicaciones jurídicas de la iniciativa del presidente Nicolás Maduro, convocada para el próximo 30 de julio.

Juan Manuel Raffalli, Carlos Ayala, Rafael Badell, Nicolás Badell, Jesús María Casal y Cecilia Sosa, acompañados del rector Francisco José Virtuoso y el decano de la Facultad de Derecho de la casa de estudios, explicaron y argumentaron los peligros que implican para el país una Constituyente en los términos que han sido planteados por el Gobierno nacional.

“Como universidad lo hemos dicho y lo reiteramos: el principal reto es detener la amenaza que representa esta convocatoria a una ANC”, fueron las palabras de apertura del rector de la UCAB. “85% de la sociedad venezolana rechaza el proceso fraudulento que pone en quiebre la República y la democracia. Esta oportunidad no solo se trata de un ejercicio intelectual, sino de una movilización permanente y de resistencia social contra la Constituyente”, dijo Virtuoso.

Rafael Badell expuso las tres fases que debe cumplir un proceso de ANC, en el que se debería modificar sustancialmente el texto de la Constitución venezolana: la iniciativa a la convocatoria (en la que se realiza una consulta referendaria para preguntarle a los ciudadanos si quiere cambiar la Carta Marga), la aprobación de las bases comiciales (cómo se llevará a cabo la propuesta) y finalmente la comprobación del proyecto de Constitución (confirmar si cumple con lo previamente acordado).

“La Asamblea Nacional Constituyente es un proyecto de redacción de una nueva Constitución que mantiene los valores democráticos y principios republicanos. La Constituyente no es para cambiar a la Fiscal (Luisa Ortega Díaz) o levantar la inmunidad parlamentaria”, expresó Badell, además de asegurar que el presidente “saltó” el segundo paso y “obvió al pueblo de si quiere ir a un proceso de Constituyente”.

 

Recordó que el procedimiento “debe ser la representación de todo el pueblo soberano” y al no se ser consultado, se viola el artículo 347 de la Constitución. “Es un órgano del pueblo y para el pueblo, no contra el pueblo”, sentenció el también profesor de pregrado y postgrado.

El abogado Juan Manuel Raffalli mencionó que el proceso de Asamblea Nacional Constituyente se llama de esa manera, pero “realmente no lo es”. “Es una apariencia de ANC. Parece ser una estrategia electoral o mecanismo de subsistencia. La ausencia de consulta previa la califica de ilegítima e inconstitucional”, afirmó el jurista.

Asimismo, expresó que la convocatoria de Constituyente actual niega la soberanía popular. Es decir, pone fin a “lo que era el origen del proyecto revolucionario, que le buscaba dar poder al pueblo”.

“La ANC es un fraude a la soberanía popular, es un parapeto inconstitucional que poner en peligro la ciudadanía y hasta la nacionalidad venezolana”, dijo Carlos Ayala al iniciar su intervención. Sostuvo que de llevarse a cabo la Constituyente, se entraría en el “reino de la anarquía y de lo desconocido”.

 

El profesor universitario explicó que las bases comiciales del proceso de ANC son “excluyentes” y discriminatorias”, al no contemplar la igualdad de decisión de todos los ciudadanos venezolanos. “Ningún sistema electoral es perfecto, pero siempre se busca la igualdad. Aquí no hay proporción alguna. Solo se busca burlar a la mayoría para imponer una dictadura”, aseguró Ayala.

“¿En dónde están los otros sectores? Las amas de casa, trabajadores independientes, desempleados o juventud no escolarizada”, se preguntó al jusrita al explicar que las bases comiciales, según lo expuesto por Nicolás Maduro, estará integrado por trabajadores, campesinos, estudiantes, personas con discapacidad, pueblos indígenas, pensionados, empresarios, comunas y consejos comunales.

Insistió en que la “convocatoria y las bases son inconstitucionales, usurpan la soberanía popular” y “viola los principios de universalidad e igualdad del sufragio”. Además que la Constituyente rechaza la idea de una Carta Magna como un “punto de encuentro y convivencia de los venezolanos”.

 

Asimismo, Jesús Maria Casal sostuvo que “si logra instaurarse una ANC, sin duda no será en los términos democráticos y que plantea la Constitución, ya que el pueblo no ha podido expresarse”. Reiteró que la Constituyente fue convocada “sin el pueblo y contra el pueblo. Es un proceso antihistórico y regresivo”.

Casal aseguró que la Constituyente conduce a una exacerbación de los poderes controlados por el Gobierno nacional, permite al mandatario controlar los poderes públicos, deslegitima el sistema actual y “dinamita los fundamentos de la revolución bolivariana”.

El abogado aseveró que los venezolanos deben, a pesar de la convocatoria del presidente Maduro, “sumar esfuerzos para salvar la democracia”. Ayala opinó que la protesta ciudadana es “el único camino para hacer frente a un régimen”.

Por su parte, Raffalli consideró el 30 de julio, fecha en la que se llevaría a cabo las elecciones para la aprobar la Constituyente, no implica un final. “A lo mejor lo que termina de disparar todo sean los actos después del 30 de julio. Depende de la determinación que se tenga en la lucha”.

escorts london