Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Chavistas acosan a equipo de reporteros de El Estímulo en Vista Alegre

Un equipo reporteril de El Estímulo fue acosado este domingo mientras cubría las primarias del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv). El hecho ocurrió en la Unidad Educativa Matías Nuñez, en Vista Alegre.

Los comunicadores sociales (Daniela Nougues, reportera; y Abraham Sánchez, fotógrafo) fueron acorralados por un grupo de simpatizantes del oficialismo, unos a pie y otros en moto, quienes cuestionaron su presencia en el centro de votación.

“¿Quiénes son ustedes, que vienen hacer? Ustedes no pueden llegar aquí a tomar fotos así como así”, dijeron a los profesionales de manera amenazante e intimidatoria.

La respuesta de los periodistas fue: “Hacemos nuestro trabajo y estamos monitoreando la participación en las elecciones”. Eso no bastó para que el grupo de oficialistas dejara de cuestionar la presencia de los reporteros.

“Ajá pero son nuestros o de la oposición. Mira que en esta zona hay puro escuálidos y con ellos no queremos nada”, decía uno de los hombres mientras se le acercaba a la reportera, quien notó su aliento a alcohol.

Los hombres tenían garrotes en sus manos. A simple vista se notó que estaban organizados y preparados para este tipo de visitas. Los periodistas salieron del centro para retirarse del lugar, y de inmediato fueron acorralados.

Los agresores estaban equipados con radios y en sus orejas se apreciaba los dispositivos Bluetooth para hacer llamadas “manos libre”.

La irregularidad no fue suficiente para que los militares encargados de la custodia de dicho centro, hicieran el intento de calmar a los violentos. Quienes trataron de mediar con los oficialistas, fueron sus “camaradas” que estaban apostados en un toldo del Psuv justo frente del colegio y que ofrecieron información del proceso a los reporteros.

En ese momento la discusión comenzó a darse entre ellos, y fue justo en ese instante en que los comunicadores aprovecharon de salir del lugar, evitando ser agredidos.