Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Acusan a policía colombiana de agredir a venezolanos en la frontera

Frontera Colombia Venezuela
04/06/2019
|
FOTO: ARCHIVO EL ESTÍMULO

Habitantes de las poblaciones fronterizas del Táchira con Colombia, denunciaron maltratos contra los venezolanos que a diario cruzan la frontera en busca de alimentos y medicinas. Las autoridades colombianas utilizan palabras despectivas y humillantes a quienes cruzan los puentes internacionales. Excesos, faltas de respeto y hasta violación a los derechos humanos, sufren los habitantes de la frontera que a diario cruzan el puente internacional Simón Bolívar. luego de retornar a territorio venezolano con alimentos, medicinas y otros insumos que escasean en Venezuela.

Ejemplo de ello fue lo ocurrido el sábado 1 de junio el caudal del rio Táchira había aumentado considerablemente. Tal y como se ha hecho costumbre, los venezolanos regresaban con alimentos, medicinas y otros insumos que escasean en Venezuela.

La mayoría de las personas que regresaban de Cúcuta hacia San Antonio, se vieron obligadas a pasar a través del puente Simón Bolívar, a pesar que la frontera está cerrada por el paso peatonal desde el 22 de febrero, víspera del operativo para el ingreso de la ayuda humanitaria, y el puente en su acceso vehicular está cerrado desde el 15 de agosto de 2015.

El tránsito por la vía está obstruido por los restos de un camión quemado y dos contenedores.

A pesar de las dificultades, la necesidad hace que los transeúntes se abran camino por un pequeño espacio de las aceras y así transportan los alimentos y medicinas desde Colombia hacia Venezuela.

“Mujeres embarazadas, niños, personas de la tercera edad son sometidas a diario a pasar por estrechos espacios en donde ponen en riesgo hasta la vida en medio de una eventual estampida”, denunció Jorge Valenzuela, comerciante de San Antonio y ex candidato a la alcaldía local.

Pero ese día la situación se salió de control.

“Más de 5.000 personas quedaron represadas del lado colombiano. La policía colombiana con vallas trató de organizar un paso ordenado pero la multitud fue cada vez mayor y se produjo el caos total. En su ánimo de crear orden los policías cometieron excesos, ellos pretendían que las personas se organizaran en filas pero era inútil porque rebasaba en cantidad quienes  retornábamos a Venezuela. Todo el mundo empujaba para poder salir”, narró Valenzuela.

La situación fue aún más tensa porque las autoridades colombianas no permitieron el paso hacia Venezuela pero tampoco era posible regresar a Colombia.

Algunos afectados relataron que sufrieron maltrato verbal de parte de la policía colombiana en su intento de mantener el orden.

Un funcionario de la policía colombiana de apellido Rueda, con placa de identificación 400773, le gritaba a los venezolanos que eran unos animales, que si pasaran 100 cerdos, ellos irían de primeros porque nosotros éramos unos animales peor. Quise hacer la denuncia a un oficial que se encontraba en el lugar y quizás por sus ocupaciones tampoco me quiso oír”, denunció el comerciante tachirense.

Valenzuela calificó la situación como un acto de xenofobia y afirmó que la policía del vecino país está “satanizando” a los venezolanos igual como lo hacen la Guardia Nacional del lado venezolano.

“Se les está pegando el madurismo. Se meten a agredir a la gente de manera inhumana. La idea es que se trate a los ciudadanos con respeto en su función de crear orden”.