Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Al subordinarse, el CNE debe renunciar

AVN

Según nuestra Constitución, ningún Poder Público está subordinado al otro. Sin embargo, cuando el CNE se subordina a un dictamen de 7 tribunales penales y se remite a ellos para justificar la suspensión de una recolección de huellas para la activación del referendo revocatorio presidencial, ya validada por esta instancia, sin duda entra en desacato constitucional, lo que conduce a remitirse al artículo 333 de nuestra CRBV:

Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella. En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia.

En este sentido, Marea Socialista en rueda de prensa el 25 de octubre de 2016, ha formulado la declaración más sensata en el marco de un autoritarismo presidencial y un frustrado autoritarismo parlamentario, los dos, autoritarios por antidemocráticos, al dejar de lado la posibilidad de que sea el pueblo el que verdaderamente decida el destino del país, Marea Socialista entonces dice: “Si se suspende el Referéndum Revocatorio los miembros del CNE deberían renunciar”.

Los problemas de la democracia, entre demócratas, se resuelven con más democracia. El Referendo Revocatorio fue usado por sectores de la MUD como un pañal desechable, tirado al cesto de basura porque la negociación tensionada al extremo excluye al pueblo decisor.

Hoy, la convocatoria a un gran movimiento nacional para la restauración de la Constitución no sólo es importante sino imprescindible. La izquierda y el chavismo deben ver más allá de las golpeadas fronteras que van quedando producto del desastre madurista.

No podemos rechazar el diálogo, pero denunciamos que hoy no garantiza nada, si sigue polarizado, excluyente, y no hay mecanismos claros que resuelvan los problemas de las medicinas, alimentos, deuda externa, arco minero, industria petrolera, y un largo etc. En el diálogo hoy no hay interlocutores de la gente, de las mayorías.

Por último, no nos sentimos invitados por ninguna marcha o movilización convocada por la MUD, porque primero, no están claros los motivos de la protesta: o es la partida, el juicio político o el referendo, pero todos juntos son incompatibles, nosotros optamos por la democracia, el referendo, sin atajos. Pero debemos agregar que tampoco hemos sido parte de un diseño de movilización amplio, sin colores ni etiquetas, bajo una consigna común y una idea central.

Ni la Mud ni el Psuv nos representan, debemos representarnos y participar nosotros mismos para salir de la crisis. Estas cúpulas deben ser desbordadas por un pueblo en “movilización permanente” que dé las directrices a nuevos liderazgos políticos emergentes.