Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Alertan de crisis en Táchira por falta de oxígeno para hospitales

rosalinda tachira 3
30/05/2019
|
FOTOGRAFÍA: ROSALINDA HERNÁNDEZ (ARCHIVO)

La empresa AGA Gas, responsable de la distribución del 50% del oxígeno a los hospitales del país, y la única que surte a la región andina, no distribuirá más el insumo a las regiones, lo que pone en riesgo la vida de los pacientes y de toda la población que requiera el insumo de emergencia.

El 29 de abril la Corporación de Salud del Táchira recibió un comunicado (con fecha de emisión 10 abril) donde se informa de la reducción de operatividad y servicios de la empresa AGA, atendiendo solo la parte de producción de oxígeno en la planta ubicada en Maracay, estado Aragua.

“Nos informaron que hasta el 31 de mayo van encargarse del alquiler, distribución y despacho de los cilindros. También que hasta el 31 de julio se hará la distribución del oxígeno a granel para los tanques de almacenamiento criogénicos. La empresa alega que no tiene los recursos para asumir los costos de distribución”, detalló Luís Ramírez, presidente de la Corporación de Salud.

El gobierno regional – dijo Ramírez- tampoco tiene la capacidad económica para atender 280 cilindros, ya que solo cinco hospitales de la región cuentan con la distribución del oxígeno a granel: Hospital Central de San Cristóbal, San Antonio, Táriba, Rubio y La Grita; los demás centros hospitalarios trabajan con bombonas.

El transporte que moviliza las bombonas de oxígenos es especializado y no está al alcance de cualquier persona, pues se deben tener permisos especiales para el transporte de productos volátiles.

A los gastos generados se suma el hecho de que cada día aumenta de manera exponencial el valor del producto, lo que implica que el mantenimiento del servicio escapa de las manos de los gobiernos regionales.

“En enero de 2019, la Corporación de Salud del Táchira pagó facturas de oxigeno por un monto de 22.000.000 de bolívares y en febrero 38.000.000. Para el mes de abril la facturación fue de 253.000.000 bolívares, en el mes de mayo 750.000.000 y la proyección de los meses de junio y julio (sin transporte, ni cilindro) es de 995.000.000”, detalló el presidente de Corposalud.

La situación del suministro de oxígeno para el primer centro asistencial del Táchira se complica aún más al no tener una figura jurídica que le permita obtener recursos propios, endosando el total de los gastos a la Corporación de Salud.

“El presupuesto del año (2018) pasado para todo el estado (incluye todas las partidas) fue de 90.000.000 de bolívares. Solo para medicamentos y material médico quirúrgico eran 4.000.000. Mantener un hospital tipo IV como el Central de San Cristóbal vale 3.000.000 dólares mensuales y en promedio solo recibe 800 dólares al mes en tres distribuciones anuales”.

Alerta al ministro

El presidente de la Corporación de Salud informó que se han mantenido conversaciones con el ministro de la salud y demás autoridades nacionales en la materia. La información que se obtuvo una vez planteada la situación con el suministro de oxígeno es que se reunirían con la empresa AGA, porque el problema no solo es en el Táchira.

Hasta el 31 de julio, el oxígeno está garantizado para la unidad de cuidados intensivos del Hospital Central de San Cristóbal, porque en el centro asistencial existen tanques criogénicos de almacenamiento. El problema se presenta a corto y mediano plazo para garantizar el suministro a los hospitales tipo I y ambulatorios, donde el insumo llega a través de cilindros.

“AGA gas nos informó que van a traer cilindros hasta San Cristóbal y que debemos buscar un lugar de almacenamiento y que los distritos hospitalarios los busquen en la capital. Entiendo que ellos buscan la forma de resolver la situación. Antes solo nos preocupaba buscar la plata para el pago de factura, no del llenado de bombonas, ni distribución”.

Los plazos en el despacho de oxigeno se han ido cortando de manera progresiva. Desde el 15 de mayo no hay “oxigeno de transporte”, una especie de balitas (1.8 metros cúbicos) utilizadas para trasladar a un paciente de una área a otra con el apoyo a Protección Civil cuando se requiere.

Solo quedan las bombonas grandes de 8 metros cúbicos y eso será hasta el 31 de mayo, alertó el presidente de la Corporación de Salud.

Cada bombona “balita” tiene un costo de 500.000 bolívares y el hospital central está consumiendo 15 a la semana (7.5 millones solo para ese servicio).

“Se han enviado comunicados al despacho del ministro y tenemos el acuse de recibo de la información. Ellos están conscientes y en el conocimiento pleno de lo que está pasando. Esta situación la avizoramos desde el año pasado y la informamos al ministerio. La única información que nos han hecho llegar es que sostendrán una reunión con la empresa AGA y nos informarán de los resultados y que ellos “tomaran acciones”, cosa que queda a la interpretación de cada uno de nosotros”.

La situación con la empresa AGA acarrea una crisis a nivel nacional si se tiene en cuenta que el 51% de la distribución de oxigeno a todo el país lo lleva esta compañía.

“La generación del oxígeno va a permanecer, eso lo han hecho saber”, dijo Luis Ramírez. “Lo que ahora todos debemos resolver es el costo de los fletes, cilindros y distribución. Cada bombona tiene un costo de 400 dólares y nosotros usamos 180 cilindros al mes”.

ONGs prenden alarmas

Representantes de la ONG de derechos humanos “Proyecto 860”, consultados por El Estímulo, manifestaron su preocupación por el posible desabastecimiento de oxigeno que se pueda presentar en centros hospitalarios de la región

La coordinadora legal de la ONG, Beatriz Salas, precisó que se prevé que para los días 3 y 4 de junio no haya oxígeno en algunos centros asistenciales del Táchira.

La crisis también toca a clínicas privadas, donde los médicos informaron que ya se están presentando fallas como en el caso del CEMOC. La situación es muy delicada porque se trata de un servicio vital.

“Hace unos días se solicitaba una bombona para trasladar a un paciente pediátrico oncológico desde la UCI del hospital central hasta la unidad de diálisis y no se consiguió, por lo que el paciente falleció. Estamos ante una crisis alarmante y grave que genera una alarma roja en materia de salud”.

De acuerdo a la vocera de Proyecto 860, la situación también afecta los servicios del Hospital Oncológico del Táchira, institución que depende directamente del Gobierno nacional.