Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Antonini Wilson: la importancia de ser el primer “valijero”

Antonini Wilson

El río está revuelto en Argentina y uno a uno han ido cayendo los altos jerarcas de los gobiernos del matrimonio Kirchner  al tiempo que se disputa una pelea colosal en el congreso de ese país para decidir si Cristina irá o no a la cárcel. Mientras tanto las investigaciones apuntan a una colaboración directa con funcionarios y empresarios venezolanos (Desde Buenos Aires) 
No todo el mundo sabe que Claudio Uberti, el ex funcionario del Ministerio de Planificación de Argentina que fue detenido hace dos semanas por orden de un juez federal de ese país, viajaba en el mismo avión, proveniente de Maiquetía en donde iba el venezolano Guido Antonini Wilson con su famosa maleta llena de dólares hace ya más de una década.

Uberti está en el ojo de una tormenta judicial que se desata en los tribunales argentinos en contra de casi toda la dirigencia que ocupó cargos públicos tras descubrirse una extensa y complicada maraña de corrupción gestionada entre los gobiernos de Chávez y el matrimonio Kirchner.

Los testimonios que se escuchan por estos días en los solemnes juzgados de Comodoro Py parecen más bien sacados de una serie en Netflix de narcotraficantes que de estados y mandatarios legítimos: apartamentos en donde no cabían más maletas repletas de dólares, bóvedas colosales ocultas en las diversas propiedades de la ex presidenta Cristina Kirchner y un puente aéreo permanente de billetes verdes entre Venezuela y Argentina , entre otras perlas.

Los casos en proceso salieron a flote tras la confiscación de un controversial “cuaderno” en donde un chofer que trabajaba para los peces gordos de la mafia “K” había anotado rigurosamente (como si se tratará de la película “Casino”)- todos y cada uno de los sobornos y “coimas” (extorsiones) que llevaba y traía según le ordenarán.

Y cómo en toda mafia siempre hay un jefe que en este caso era el presidente Néstor” declaró uno de los ex-funcionarios indagados.

Las investigaciones recaen sobre el ex-ministro de planificación Julio De Vido, su ex secretario privado José María Olazagasti,  el ex titular de la administración federal de ingresos públicos (AFIP) Ricardo Echegaray y el ex titular de la estatal enarsa, Exequiel Espinosa, entre otros. Sin embargo, está vez salen a relucir nuevos actores de reparto en ésta co-producción argentina-venezolana:  la ex secretaria de Uberti, Victoria Bereziuk que viajaba también en aquel avión con el propio Antonini  y el general de brigada Carlos Martínez Mendoza quien estaba al frente de la embajada venezolana en Buenos Aires.

Uberti y Wilson aterrizaron el 4 de agosto de 2007 en el Aeroparque Jorge Newbery en un vuelo privado de la empresa Royal Air, proveniente del Aeropuerto Internacional de Maiquetía Simón Bolívar y fue cuando al “empresario” venezolano-estadounidense, le fue decomisada una valija con 790.550 dólares no declarados. Mucho se especuló sobre que ese dinero podía ser un aporte del mandatario venezolano Hugo Chávez a la campaña de la ex-presidenta  y hoy por hoy las dudas parecen quedar despejadas.

Por el momento, la opinión pública del país del sur ya habla del “perfil del valijero” como una nueva tipología de la corrupción local. Entonces se hace imperante recordar que el primer “valijero” que fue capturado fue nuestro Antonini, demostrando que la era chavista, ciertamente se mantiene a la vanguardia de la corrupción, el desfalco y la delincuencia organizada gubernamental latinoamericana desde hace casi veinte años.