Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Arrestan en Venezuela a presunto autor de triple crimen en Madrid

TRIPLECRIMENMADRIDLISTO
09/11/2018
|
FOTOGRAFÍA: CORTESÍA

La Guardia Nacional Bolivariana (GNB) detuvo en Ciudad Guayana a Dahud Hanid-Ortiz, un ex militar estadounidense de origen venezolano buscado por la Interpol como presunto responsable del triple homicidio ocurrido en el distrito madrileño de Usera el 22 de junio de 2016.

La detención tuvo lugar el pasado 3 de octubre y se produjo durante una operación que lo vinculaba con otro delito. Tras el arresto los agentes venezolanos constataron que el presunto autor de los crímenes era buscado por la policía madrileña y tenía una orden de busca y captura todavía vigente en Interpol.

Los mandos policiales habían pedido que no se difundiera la noticia del arresto hasta no tener segura su extradición para juzgarlo en la capital española.

A Hanid-Ortiz, de 51 años, se le acusa de un triple homicidio registrado en el despacho de abogados Euroasia, ubicado en el número 40 de la calle de Marcelo Usera. La tarde del 22 de junio de 2016 Hanid-Ortiz acudió al lugar y preguntó por el letrado de origen peruano Víctor Salas, a quien el ex militar había amenazado de muerte mediante un correo electrónico por haberle quitado a su novia.

Como Salas no se encontraba en el bufete, Hanid Ortiz se enfureció y mató a cuchilladas a la secretaria Maritza O.R., de 46 años, y asesinó a golpes a la abogada Elisa C.G., de 31.

Hanid-Ortiz permaneció luego unas horas en el despacho esperando la llegada de Salas. Cuando ingresó el cliente José C.V., de 43 años, el supuesto homicida pensó que se trataba de su víctima y también lo mató a golpes. Después provocó un incendio en el despacho para borrar las huellas y huyó del lugar.

Las primeras investigaciones se centraron en un posible ajuste de cuentas. Pero tras interrogar al dueño del bufete las pesquisas se centraron en Hanid-Ortiz, quien montó una coartada para aparentar que estaba en su lugar de residencia en el municipio alemán de Wurzburgo. El presunto asesino dejó allí su celular y recorrió los cerca de 2 mil kilómetros en su vehículo para no dejar rastro en transportes como tren o avión.

Dahud Hanid-Ortiz pudo evitar su arresto por parte de la policía alemana gracias a problemas burocráticos con la orden de detención. Las autoridades le habían perdido la pista hasta su reciente ubicación en Venezuela.

Con información de El País