Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Caminar o morir: la migración venezolana cuenta su historia

FRONTERA COLOMBIA
22/04/2019
|
FOTO; ARCHIVO ROSALINDA HERNÁNDEZ

“Sobreviviendo: la travesía del inmigrante”, es el nombre del proyecto que recién inició el escritor venezolano y estudiante del tercer año de derecho en la Universidad de Los Andes, Daniel Eduardo Jaime, con el cual pretende dar a conocer lo que viven los venezolanos que han decidido salir del país en busca de un mejor futuro, a través de la frontera con Colombia.

Daniel es oriundo del estado Mérida, lugar donde emprendió el 16 de abril la travesía que lo lleva a recorrer desde la ciudad colombiana de Cúcuta, hasta Bogotá, Guayaquil, Lima, Santiago de Chile y Buenos Aires; el destino final y el país más lejano del trayecto donde plasmara las experiencias de vida del inmigrante venezolano.

“El proyecto nace a raíz de la migración que ha movido a millones de venezolanos a salir del país. Decidí escribir y emprender el viaje para plasmar mediante denuncias todo lo que vive el migrante venezolano cuando sale, lo que pasan familias enteras, incluso antes de decidir irse del país”, comentó Daniel Jaimes.

El libro que ha empezado a escribir, consta de dos partes, la primera de ella ya está lista y la ha titulado: “Cómo se sobrevive en Venezuela”. La segunda etapa, “Caminar o morir”, la inicia formulándose la pregunta que a su juicio se formulan muchos inmigrantes ante la decisión de quedarse en el país y no ver cumplidos los sueños o salir para sobrevivir.

“He iniciado la aventura más loca y arriesgada que puedan imaginar: vivir en carne propia la travesía del inmigrante venezolano. Es un reto lleno de emociones. Al llegar a Cúcuta me conseguí con un albergue de venezolanos y pude conversar con María, tiene un año de haber salido del país en donde dejo a sus dos hijos, el testimonio que relató es desgarrador, me contó que en Venezuela pasan hambre y le toco venir a Colombia a trabajar para poder mandar unas de comida para que sus hijos puedan sobrevivir allá”, relató Daniel durante su estadía en un albergue destinado a los venezolanos que escapan por la crisis.

Lo más parecido al inmigrante

Daniel se propone ir contando las historias de los inmigrantes con los que se reúna durante el viaje y de esa manera construir la segunda parte de su libro.

El joven venezolano cruzó la frontera por la trocha. Se propuso realizar un viaje tan real como el de cualquier inmigrante que sale del país sin más documentos que la cédula de identidad y con suerte un pasaporte caduco.

Caminando o en transporte público, el escritor dijo que desea vivir las experiencias, tristezas y frustraciones que han llevado a muchos en pensar en retornar a Venezuela, pero se enfrentan al dilema de continuar o morir.

El proyecto que finalizará con la publicación del libro ha sido autofinanciado y recibe también aportes de amigos del estudiante de derecho que aseguró estar viajando lo más limitado de recursos, “eso también es el propósito de libro porque la mayoría de los venezolanos salen con muy poco dinero en el bolsillo. La idea es poder acercarme el máximo posible a la realidad del común del venezolano que sale huyendo del país, sin pasaporte, buscando los caminos verdes para llegar a Colombia y con poca plata”.

A menos de una semana de haber emprendido camino, Daniel ya arribó a Bogotá. Desde la capital colombiana ha manifestado tristeza, indignación e impotencia ante la realidad a la que se ha tenido que enfrentar.

“Siento impotencia, rabia y la tristeza desborda mis venas. Ver la tragedia en la que hoy se ha convertido mi país me quiebra el alma y todo gracias a un sistema de gobierno errado”, precisó.

 

Narró que en la localidad de Fontibón, cercana a Bogotá, hay al menos 500 venezolanos (hombres, mujeres y niños) viviendo en condiciones críticas en la calle, sometidos a las inclemencias del tiempo, frió y fuertes lluvias.

“Viven solo con la esperanza de poderse levantar al día siguiente y continuar sobreviviendo…esto nadie me lo ha contado, yo lo estoy viviendo”, dijo Daniel Jaimes.

El próximo reto del joven venezolano es llegar a Guayaquil, Ecuador en los próximos días desde donde seguirá recogiendo testimonios de lo que es la vía del inmigrante venezolano.

Superando el miedo

Daniel Jaimes, comentó al El Estímulo que siente miedo en medio de la aventura que se ha propuesto. Sin embargo, los deseos de culminar su obra y retornar para publicarla lo hacen continuar solo, acompañado de Dios y la Virgen, los caminos para alcanzar la meta.

“Llevo un mensaje de esperanza, fortaleza y fe a los hermanos venezolanos en cada país que visitare. Sé que pronto, muy pronto pueden estar retornando y los abrazos con sus familias no se detendrán”, señaló.

 

No descartó que al regresar a Venezuela puedan surgir algunos inconvenientes ante sus pretensiones de querer mostrar la dura realidad del venezolano más allá de las fronteras latinoamericanas.

Durante unos tres meses, fecha en la que se ha planteado hacer el recorrido, Daniel continuará relatando cada uno de los pasos dados en su encuentro con los venezolanos inmigrantes.