Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Cancillería española llama a Mario Isea para que explique sobre muerte de Albán

Josep Borrell
09/10/2018
|
FOTO: AP/FRANCISCO SECO/ARCHIVO

El ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, convocó el 9 de octubre al embajador de Venezuela en España, Mario Isea, para pedirle explicaciones por las extrañas circunstancias que han rodeado la muerte ayer del concejal opositor venezolano Fernando Albán mientras estaba detenido.

Borrell transmitió a Isea su “más profunda preocupación” por el fallecimiento “en circunstancias aún no esclarecidas” de Albán mientras se encontraba encarcelado en las dependencias del Servicio Bolivariano de Inteligencia por el atentado fallido contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, el pasado 4 de agosto, informó el Ministerio español en un comunicado.

El ministro instó al Gobierno venezolano a llevar a cabo “una investigación independiente que establezca pronta y verazmente” las causas del fallecimiento de Albán el lunes, después de que la Fiscalía venezolana informara de que se había suicidado en el lugar en el que estaba detenido.

También le reclamó al embajador que el Estado venezolano “depure, en su caso, las responsabilidades que pudieren derivarse de los resultados de la investigación” sobre Albán, al que se le encarceló el pasado viernes al llegar a Venezuela procedente de Estados Unidos.

El diplomático venezolano trasladó a Borrell “no disponer de más información que la suministrada oficialmente hasta ahora”, al tiempo que le comunicó que la Fiscalía inició una investigación del caso.

Isea se comprometió “a proporcionar información adicional tan pronto como sea disponible”, según el comunicado del Ministerio español de Exteriores.

La Fiscalía venezolana informó este martes de que el concejal Fernando Albán se suicidó en la sede del Servicio de Inteligencia (Sebin) y de que abrió una investigación por el hecho.

El fiscal designado por la Asamblea Constituyente, Tarek William Saab, indicó que Albán se suicidó lanzándose desde el décimo piso del Sebin, en el centro de Caracas cuando iba a ser trasladado a tribunales.

Según el fiscal, Albán solicitó ir al baño “y estando allí se lanzó al vacío”.

El partido de Albán, Primero Justicia (PJ), denunció una campaña gubernamental que busca criminalizarlo y que ya incluye acusaciones a varios de sus dirigentes, como al diputado Juan Requesens, quien también fue detenido el 7 de agosto acusado de participar en el atentado contra Maduro.

Borrell aprovechó la cita con el embajador venezolano para emplazar nuevamente al Gobierno de Maduro a “adoptar las medidas necesarias para permitir el retorno a la institucionalidad democrática, el pleno respeto a los derechos humanos y al ordenamiento legal venezolano”.

Igualmente, le reclamó “la plena liberación de todos los presos políticos”, en línea con lo planteado por la alta representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini.

En la reunión, Borrell reiteró el compromiso del Gobierno español “a contribuir, en la medida en que se le requiera, a una salida pacífica, democrática y negociada entre venezolanos en el marco del Estado de derecho”, según el comunicado.

Desde que asumió el cargo de embajador de Venezuela en España en enero de 2014, el Gobierno español ha convocado a Isea una decena de veces para protestar por diversas cuestiones.

El Gobierno también le declaró “persona non grata” el pasado 26 de enero y ordenó su expulsión como respuesta a la decisión del régimen de Nicolás Maduro de hacer lo mismo con el embajador español en Caracas.

Las relaciones diplomáticas se restablecieron el 18 de abril, lo que llevó aparejado el regreso de ambos embajadores.