Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Colombia dispondrá de 1.400 efectivos para reforzar la frontera con Venezuela

AP
18/07/2019
|
FOTOGRAFÍA: AP

Con preocupación y alarma, el gobernador del departamento colombiano de Norte de Santander, William Villamizar, describió los hechos que se siguen presentando y alteran el orden público en el departamento fronterizo con Venezuela.

Los recientes asesinatos, incluyendo los de policías en la ciudad colombiana de Cúcuta, así como ataques a la sede de la Fiscalía y extorsiones, entre otras acciones, ameritaron la intervención urgente del gobierno nacional, detalló el funcionario.

“En los próximos días se espera la llegada de 1.400 funcionarios policiales adscritos a la Policía Militar (PM) y un escuadrón de seguridad que será ubicado para trabajar en las trochas o pasos ilegales que comunican con Venezuela, lugar por donde están ingresando grupos al margen de la ley que extorsionan a los industriales de la cerámica, arcilleros, arroceros y a todos los que tengan que ver con el área comercial”, precisó luego de concluir un Consejo de Seguridad.

La autoridad colombiana señaló que ha informado al presidente Iván Duque sobre la situación, quien está dispuesto a trasladarse al departamento Norte de Santander para trabajar exclusivamente en el tema de seguridad y orden público ante la grave situación generada.

“El señor presidente conversó con nosotros. Se está trabajando con los altos mandos militares en relación a la situación y a más tardar la semana próxima tendremos una respuesta del gobierno con acciones contundentes. Seguimos a la expectativas de las acciones que pueda generar el gobierno nacional que está preocupado y se ha mantenido en comunicación con nosotros”, siguió.

Se tiene planteado también -dijo el gobernador- desarrollar un trabajo especial en materia de seguridad en la zona del Catatumbo y municipios de la provincia de Ocaña, también fronterizos con Venezuela.

Para el gobernador del Norte de Santander, el aumento en los cultivos ilícitos es uno de los principales detonantes para que la violencia se incremente en la región.

“Son varios los actores que hay en este negocio ilícito. La violencia se ve reflejada en asesinatos, extorsión, desplazamientos y además genera una percepción de alteración del orden público, similar al que se presentaba en épocas anterior. Es urgente la intervención inmediata del gobierno nacional”, puntualizó el gobernador colombiano.