Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

El IV Congreso del Psuv presagia mucho ruido y pocas nueces

Diosdado Cabello : Juan Carlos La Cruz º AVN
28/07/2018
|
FOTOGRAFÍA: JUAN CARLOS LA CRUZ | AVN

El Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) inicia desde este sábado su IV Congreso. El último fue hace cuatro años y marcó, quizás, el camino de la disidencia dentro de las filas “rojas”.

En aquel Congreso, Rafael Ramírez, considerado hombre fuerte del gobierno y quien controlaba los hilos petroleros en la mayor empresa del país, presentaba un plan económico que generó molestias a sus camaradas.

En una columna escrita por Ramírez, el exzar petrolero recuerda aquella exposición. Relata que advirtió la caída de los precios y las medidas que se debían tomar mientras que la persona responsable de conducir el debate le indicaba que se le había terminado el tiempo tocando una copa de agua, algo que Ramírez definió como un “mini cacerola”. Ramírez no revela quién era esa persona de la que además dice, recibió una llamada.

Cuatro años después, Ramírez se declaró un perseguido y pidió desde Europa, y con una larga lista de escándalos de corrupción en PDVSA, salir del madurismo.

En el IV Congreso que se realiza desde este 28 de julio, las críticas llegan antes y de figuras importantes tanto en la era chavista como en la madurista: Freddy Bernal, Elías Jaua, José Vicente Rangel, entre otras, además de algunas no tan conocidas, como la del constituyente Julio Escalona.

“La crisis es nuestra responsabilidad”; “es hora de renovar el partido”; “hay que investigar a las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes)”; y la insinuación de que “la cúpula” del gobierno está “infiltrada”, han sido algunas de las frases esbozadas por estos voceros. No a la ligera.

Sin embargo, este ejercicio que podría ser considerado de autocrítica, reflexión y hasta mea culpa, no son percibidos como tales por analistas y politólogos, como Oscar Valles.

El experto coincide con Carlos Blanco, quien señala que se prepara un clima para el Congreso. Un clima que pueda ser favorable ante la crítica, sobre todo, en el área económica.

Ante un innegable desprestigio de la revolución sustentado en una crisis social y económica, con una hiperinflación y con una estimación por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) de cerrar el año en 1.000.000%, como colofones a este mega encuentro, pareciera que algunos camaradas buscan una recomposición de fuerzas, según Valles, un desprestigio que se extendió a todos los cuadros tanto del partido/gobierno como de la Fuerza Armada.

“Pudiese ser que estas declaraciones busquen capitalizar el descontento para que éste no se exprese en el Congreso”, señala el politólogo.

Para él, existen tres ejes de poder: Maduro- Flores, los hermanos Rodríguez y El Aissami-Cabello. Las declaraciones críticas de los últimos días han sido figuras relacionadas con estos ejes de poder.

Valles ve muy lejos la tesis de que esto pudiesen significar rupturas inminentes dentro del chavismo. Insiste en que se pudiesen asumir como una estrategia para “adelantarse al descontento de las bases chavistas y poder articular esas críticas a su favor”.

Tampoco cree que al actual presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, le interese enfrentarse con Maduro pues ya tiene una cuota de poder nada despreciable.

El escenario inminente es además, que Cabello sea ratificado como vicepresidente del partido. Es decir, lejos de rectificaciones pudiésemos estar frente una “jugada táctica”, una estrategia para “manipular electores” utilizando el descontento por sus propias políticas a su favor.

Sin embargo, no es menos cierto el hecho de que el chavismo-madurismo se ha caracterizado por lavar sus paños sucios en casa, una práctica contraria a la de la oposición. Muchos consideran que de esa disciplina radica parte de la fórmula que los ha mantenido en el poder durante 20 años.

Desencuentros en lo económico

Las fracturas y discrepancias internas existen, pero muchas veces el gobierno ha logrado que no pasen de un rumor.

Asimismo, estas críticas previas a un Congreso en el que se definirán los lineamientos económicos y políticos del país, ocurren en un momento en el que la oposición da pequeñas y tímidas señales de recomposición con reuniones entre los principales líderes de los partidos que adversan a Nicolás Maduro.

Encuentros entre Henrique Capriles, Henry Ramos Allup, Henri Falcón y Manuel Rosales, aún cuando han sido muy criticadas, son una buena señal.

Sobre esto, Valles alerta que “lo peor que le puede pasar es que nos quedemos sin oposición”.

Regresando a la previa del Congreso, Valles tampoco espera decisiones económicas trascendentales pues éstas requieren de una voluntad política que no existe a lo interno del partido.

Más allá de la capitalización y mediatización de la crítica como una primera estrategia, la cúpula también podría apostar por la depuración, una táctica usada desde tiempos de Chávez y que les ha sido exitosa.

De los resultados de este encuentro pueden darse dos escenarios: uno, en el que a través de liderar el descontento puedan surgir propuestas efectistas. Y otro en el que, de no darse mayores anuncios, sea el partido quien tome decisiones.

En este escenario, Maduro ya se ha adelantado con algunas medidas.

A Valles le extraña que en estos años no hayan surgido más diferencias internas, retomando lo de saber mantener los problemas puertas adentro, pero mantiene que estas voces críticas de ahora son personas sumamente comprometidas con el gobierno.

Expectativas ante el Congreso, pocas ante resultados previsibles.

Igual, pudiese haber algunos como Rafael Ramírez en esta jornada.