Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Daniel Ortega urgido por negociación antes de que Maduro colapse, según analista

Daniel-OrtegaLISTO
19/03/2019

La oposición extraparlamentaria nicaragüense, aglutinada en la Alianza Cívica, debería de levantarse de la mesa de negociación que mantiene con el Gobierno de Daniel Ortega, con la que buscan superar la crisis que estalló hace casi un año, dijo este martes el analista político y académico Félix Maradiaga.

Maradiaga, director ejecutivo del no gubernamental Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp), argumentó que el presidente Daniel Ortega está “urgido” de resolver la crisis antes de que su aliado venezolano, Nicolás Maduro, “colapse”.

“¿Qué pasa si Ortega logra un acuerdo, como él espera, antes que Maduro colapse?”, preguntó.

“Esto nos lleva a repensar si acaso no valdría la pena, más bien, suspender totalmente todo diálogo o negociación con Ortega, y esperar a que Maduro esté más arrinconado y a que las sanciones aprieten más”, razonó.

Otro de los argumentos de Maradiaga es que la crisis en Venezuela ha dejado en segundo plano la nicaragüense.

“La crisis de Venezuela está absorbiendo la mayoría de toda la atención en América Latina, incluyendo en Estados Unidos. Realmente ha succionado gran parte de la energía que se venía acumulando de cara a la activación de la Carta Democrática y las sanciones a Nicaragua”, señaló.

 

Eso no quiero decir que se están suspendiendo las sanciones contra Ortega y sus allegados, “sino que van a ir a un paso más lento”, aclaró.

A su juicio, el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) y sus países miembros no se sienten “cómodos” manejando dos crisis al mismo tiempo y que la realidad es que “la situación de Venezuela ha distraído muchas de las acciones que teníamos” en Nicaragua.

“La Carta Democrática no está plenamente activada, pero estamos dentro del marco, pero no se ha podido activar“, observó.

El Consejo Permanente de la OEA ha comenzado a aplicar la Carta Democrática Interamericana al país centroamericano, lo que podría culminar con su suspensión del organismo continental.

Asimismo, según Maradiaga, la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que es la contraparte del Gobierno en las negociaciones, no tiene “el nivel de cohesión y de organización como oposición que la comunidad internacional necesita para poder meter el acelerador”.

Por tanto, consideró que la alianza opositora debe repensar la negociación que mantiene con el Gobierno de Ortega y sentarse en la mesa “hasta que el régimen muestre una verdadera voluntad de una salida pacífica”.

 

El pasado 27 de febrero, el Gobierno y la opositora Alianza Cívica comenzaron unas negociaciones para superar la crisis, que transcurre sin resultados concretos y en medio de la desconfianza mutua.

Nicaragua vive una grave crisis que ha dejado 325 muertos en 11 meses, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos locales humanitarios elevan a 561 las víctimas mortales, mientras que Ortega solamente reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.