Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Diputados perseguidos seguirán activos mediante “quórum virtual”

Asamblea Nacional
30/05/2019
|
FOTOGRAFÍA: EFE

Escondidos, presos, exiliados o refugiados en embajadas; las decenas de diputados que están hoy en la mira del chavismo seguirán teniendo voz y voto en los debates del Legislativo una vez se materialice la propuesta de “quórum virtual” que se está cocinando.

La comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional (AN) trabaja en un proyecto de ley que permita la participación a distancia de los legisladores que “por razones de extrema urgencia y necesidad no puedan estar de manera presencial en” el Parlamento.

Así lo explicó la presidenta de esa comisión, Dennis Fernández, quien recordó que a casi 40 parlamentarios contrarios al régimen de Maduro “se les han ido procesando actuaciones judiciales” y al menos a 17 de ellos les han sido levantadas sus inmunidades por decreto de la Asamblea Constituyente (ANC).

Esto por “la pretensión (de Maduro) de querer dejar al Parlamento sin quórum” y de “disolver el Parlamento por la vía de los hechos”, dijo la diputada sin dejar de subrayar que la ANC, integrada solo por oficialistas, no tiene competencias para retirar la inmunidad a los diputados.

En vista de ello y de que por reglamento interno el Legislativo, de contundente mayoría opositora, necesita la presencia de la mitad más uno del total de 167 diputados para sesionar, la AN está diseñando un mecanismo para seguir funcionando con el mínimo de 84 representantes teniendo en cuenta que el chavismo tiene unos 50 escaños.

Además, la conformación del quórum es una urgencia exclusiva de la oposición ya que los legisladores oficialistas dejaron de acudir a las sesiones desde 2016 luego de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Maduro declarara a la AN “en desacato” y considerara “nulos” todos sus actos.

“Esta situación nos obliga a preservar a los diputados, pero también nos obliga a preservar el quórum que requiere el Parlamento para seguir funcionando, esos 84 que requerimos”, indicó Fernández, que denunció un asedio contra el Legislativo desde que el chavismo perdió la mayoría en enero de 2016.

En ese sentido, la comisión parlamentaria está estudiando la implementación de “un quórum mixto”, presencial y virtual, “porque creemos que no puede ser meramente virtual, porque no podemos permitir que muera el Parlamento nacional, porque la idea nace precisamente en casos excepcionales y de emergencia”.

Al menos una docena de diputados están hoy exiliados, otros tantos se mantienen en la clandestinidad, tres están presos, y cinco refugiados en embajadas; todos han sido señalados de “traidores a la patria” y la mayoría están buscados por haber apoyado en abril un pronunciamiento cívico-militar que estuvo liderado por el jefe del Parlamento, Juan Guaidó.

Por ello, la iniciativa virtual busca que todos estos legisladores emitan sus votos a distancia.

“Pero no solo su voto, también puedan opinar, también puedan participar, también puedan ser parte del debate que se lleve en la Asamblea Nacional para que finalmente emitan su voto en la propuesta que consideren deban realizarlo, a favor y en contra”, prosiguió Fernández.

La diputada anunció que la próxima semana se realizará una reunión formal para discutir este proyecto de ley que prevé “muy corto” y que “puede estar listo en unas cuatro semanas” para su implementación, una vez sea aprobado por el pleno luego de al menos dos debates.

“Lo que sí es ya definitivo es que va a ser a través de Skype y a través de videoconferencia”, adelantó al barajar las posibles plataformas en que funcionará el llamado quórum virtual.

Así, Fernández cree posible la creación de una aplicación o software para móviles en la que los diputados accedan con una contraseña y el resto de los ciudadanos también “pueda seguir la sesión de manera virtual desde su teléfono“.

El derecho al voto y a intervenir en las sesiones se mantendría exclusivamente para los parlamentarios, remarcó la diputada, que espera sean aclaradas las formas de ejecución de esta iniciativa la próxima semana cuando habrá una “explicación técnica” del asunto.

Consultada sobre la incorporación virtual de diputados que no puedan acudir a los debates en Caracas por problemas de la crisis nacional como la escasez de combustible o los fallos eléctricos, dijo que se estudiará pero, insistió, “no es esa la razón principal” del proyecto.

Agregó que la idea conlleva una reforma del reglamento de funcionamiento interno y que desde ya están “trabajando en aras de tener una buena red de internet” a fin de que esta posibilidad “no sea saboteada” por el Ejecutivo.