Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

El niño Jeremy Anthuam despidió 2016 y Shaddar Sarai recibió 2017

Niños que despiden y reciben el año
01/01/2017
|
FOTO: EL ESTÍMULO

Una niña de nombre Shaddar Sarai Colmenares Vera, fue la primera caraqueña en nacer en 2017 en la Maternidad Concepción Palacios, a la 1:33 de la madrugada de este 1º de enero, con un peso de 3,100 kilos y midiendo 50 centímetros.

El varoncito Jeremy Anthuam Magallanes Pérez, fue el encargado de despedir 2016 a las 11:28 de la noche del 31 de diciembre. Pesó 3,350 kilos y midió 51 centímetros.

Scarleth Saray Vera, de 19 años de edad, estudiante de administración y habitante de la parroquia Antímano, es la madre de la primera caraqueña nacida en 2017 en la maternidad ubicada en la avenida San Martín, en el oeste capitalino.

“Shaddar Sarai, es mi primera hija, vivo alquilada con el papá de mi hija en la parroquia Antímano. Todo mi embarazo lo mantuve controlado en la Maternidad Concepción Palacios. Los primeros dolores me comenzaron el 27 de diciembre, llegué a la maternidad a las 9:00 am del 31 de diciembre y mi bebé nació pasada la 1:00 de la madrugada, estamos muy felices, con su llegada”, dijo Scarleth.

Sujei Carolina Pérez Valera, de 24 años de edad, también madre primeriza y estudiante de administración, es la mamá del último niño nacido en el 2016. “Vivo junto a mi familia en el barrio El Guarataro, en la parroquia San Juan, en Caracas, ya había cumplido dos días con los dolores, llegué a la maternidad a las 8:00 pm del 31 de diciembre de y mi hijo nació poco antes de la medianoche”.

Ambas madres, que viven con sus parejas y tuvieron partos normales, señalaron que durante los meses de embarazo se vieron obligadas a comprar los pañales a los revendedores a precios de dólar libre y que su mayor deseo es poder tener una casa propia, para criar a sus hijos.

Daniel Aponte, jefe de Gobierno del Distrito Capital y el doctor Alí Barrios, director de la Maternidad Concepción Palacios, dieron la bienvenida a los pequeños que recibieron canastillas llenas de ropa, artículos de aseo personal, juguetes y además les donarán los pañales por todo un año. Los juguetes forman parte de los 4 millones de unidades que el gobierno arrebató a la empresa Kreisel en días pasados para regalarlos a la población de menores recursos a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Indicaron las autoridades que próximamente será inaugurada una nueva sala de partos, con lo cual será mejorado el servicio a las parturientas.