Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

El video que muestra a la bota militar intentando aplastar a la prensa venezolana

Un video filmado el lunes 12 de junio de 2017 por Andrés Gerlotti, de El Estímulo, muestra el significado de la libertad de expresión para un grupo de oficiales de la Guardia Nacional Bolivariana: ninguno.

“¿Yo te pregunté si eras de la prensa o no? ¡Agacharse!”. La no sutil expresión de un oficial de la Guardia Nacional Bolivariana hacia un grupo de periodistas y reporteros gráficos muestran lo peor de la formación militar chavista: las libertades civiles no importan. Lo que importa es la bota militar.

Las constantes denuncias de agresiones a los trabajadores de los medios de comunicación -297 hasta el 13 de junio- demuestran la decisión del gobierno de impedir que se muestren las imágenes de una feroz y brutal represión que se vive en las manifestaciones en contra de las decisiones del Tribunal Supremo (¿recuerdan que así comenzó este movimiento?), la Constituyente y las acciones de Nicolás Maduro y su gabinete ejecutivo.

Pero el hecho va más allá de una línea de Estado. Los militares venezolanos demostraron que no reconocen el mandato del Derecho. El 19 de mayo, un grupo de comunicadores llegó a la sede de la Comandancia General de la Guardia Nacional para entregar un documento dirigido al mayor general Antonio Benavides Torres, para exigir el fin de las agresiones y ataques contra los periodistas, reporteros gráficos y medios de comunicación. La respuesta: más represión; robo y destrucción de equipos y, al final, el video de Gerlotti. Un total desdén por la prensa.

Es deber de los medios no doblegarse ante estas circunstancias. “El periodismo es, por naturaleza, antipoder”, repetía una veterana periodista despedida de la antigua Cadena Capriles. Tras 75 días de protestas, la gente y la Guardia Nacional siguen en la calle. Ninguna intimidación militar impedirá realizar nuestro trabajo: informar al público lo que está sucediendo en Venezuela.

 

escorts london