Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Elecciones en Táchira transcurren entre colas para la gasolina y la comida

Tachira_0912_Rosalinda
09/12/2018
|
FOTO: ROSALINDA HERNÁNDEZ

El panorama electoral que vive el Táchira el domingo 9 de diciembre se presenta atípico y lejano a lo que podría ser una “fiesta comicial” ,en donde se eligen las nuevas autoridades que van administrar los concejos municipales en la región.

En medio de un ambiente sombrío, de poca presencia de ciudadanos en centros electorales, se inició la jornada electoral cerca de las 7:00 a.m. en algunos centros de votación, mientras que en otros pasadas las 10:00 a.m., los electores se quejaban de no poder sufragar, porque las mesas de votación no abrieron por la ausencia de los miembros de mesa designado por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

“Por la incompetencia del CNE, no se le garantiza el derecho al electorado tachirense de ejercer el voto. En el centro de votación del ciclo básico Táchira del San Cristóbal, de nueve mesas de votación y las 11 de la mañana solo cuatro se han instalado. ¿El motivo? No llegaron los miembros de mesa designados por el CNE, ni los testigos de los candidatos”, denunció Juan Carlos Palencia, ex parlamentario regional y dirigente de Acción Democrática quien hizo un llamado a la junta electoral municipal a actual de inmediato.

 

Los centros de votación, visitados por El Estímulo, mostraban poca presencia de electores ejerciendo el derecho al voto. La presencia de los llamados “puntos rojos” o puntos de control de electores del partido de gobierno (PSUV) fue registrado en varios lugares y muy cercanos a los centros de votación.

“Salí a votar por la democracia que venimos reforzando desde hace 20 años, desde que llegó el comandante supremo de la revolución. Esta votación debería cambiar la situación que vive San Cristóbal, el gobierno nacional, regional y municipal deben trabajar en conjunta para solucionarla”, dijo Omar Pérez secretario político del partido ORA, quien se encontraba registrando el carnet de la patria en un punto rojo cercano al liceo Simón Bolívar.

 

Las colas no son para votar

Durante el recorrido realizado por este medio en San Cristóbal se pudo constatar que la mayor concentración de ciudadanos se registró el 9 de diciembre, en las largas colas para abastecerse de combustible y en las improvisadas ferias de verduras y frutas desplegadas en el casco urbano de la ciudad.

Quienes pernotaban en las cercanías de las bombas de gasolina desde la noche del sábado, manifestaron su opinión con respecto al proceso electoral que se desarrolla.

“Estoy cansado y de aquí me voy a mi casa a dormir. Estoy haciendo cola para echar gasolina desde las 8 de la noche de ayer sábado. Y después de pasar una noche sin dormir nada relajado por estar pendiente si lo van a robar o a matar ¿qué le puedo decir? Además no quiero seguir perdiendo el tiempo en ir a votar mientras tengamos este CNE. Llámelo conformismo o como quiera pero no votaré”, dijo Fernando Vivas, tachirense en cola de la estación de servicio Don Bosco.

 

Amanecidos, indignados y con actitud hostil ante el panorama electoral, los tachirenses abordados, coinciden en que no van a avalar “más sinvergüenzas”.

Marisela Rodríguez aseguró andar “ruleteando” desde las 7:00 a.m. para encontrar la cola más corta pero pasadas las 9:00 a.m., aún no la encontraba.

“He recorrido cuatro bombas y parece que la cola más corta es está que no tiene menos de 20 cuadras. Me arriesgaré a quedarme a pesar que han anunciado que prestará servicio hasta las 2 de la tarde, no tengo gasolina así que me quedaré. No voy a votar, no conozco ni a los candidatos, me basta conocer a la gobernadora y al alcalde que no han hecho nada por la ciudad. Y soy más opositora que ellos. Me da tristeza ver el país como está por culpa de tanto sinvergüenzas, no avalo más “sinvergüenzas”.

 

Buen día las compras

Mientras tanto al otro lado de la ciudad, en los mercados populares los ciudadanos en cola manifestaron por qué prefirieron salir de compras y no asistir a votar.

“No voy a votar. Me vine como siempre hago los domingos a hacer mercado. Aquí no hay ninguna información, ni de quienes son los candidatos a elegir, no existe la fiesta electoral de la que tanto habla el CNE. No confió en la dirigencia política, ni opositora, ni chavista, menos en el CNE”, precisó Edgar Novoa, tachirense de 48 años que hacia mercado en el sector Las Acacias de San Cristóbal.

 

Algunos de los consultados por este medio señalaron que “es más productivo venir a hacer compras que a votar. Es una perdedera de tiempo y esas elecciones no van a cambiar para nada el panorama. Los venezolanos tenemos que trabajar”, puntualizó Diego Becerra.

La desconfianza del electorado tachirense y la sensación de estar perdiendo el tiempo en elecciones, se dejó ver en cada una de las personas entrevistadas por El Estímulo.

“¿Cómo votar si no confió en el CNE?, mire no más lo que hicieron en la Universidad de Carabobo. Votar es ir a que se burlen de nosotros”, opinó Ana Maldonado, mientras tomaba en sus manos unos tomates.

Las colas para pagar en las ferias de verduras se mostraban más concurridas que los centros de votación en la región que en la mayoría de los casos se vieron en total soledad.

No ceder espacios

Algunos de los consultados que decidieron salir a votar, aseguran que “no ceder más espacios” al gobierno nacional es la clave del proceso que se celebra este domingo. En su mayoría quienes fueron vistos en los centros de votación eran personas adultas y de la tercera edad, excepción de David Zambrano, que aseguró haber votado porque desea que los beneficios sociales lleguen más a las comunidades. “Las opiniones de los concejales son vitales para el desarrollo de la ciudad y hace falta tenerlas, como mejor vías. Tengo 20 años y he visto muy pocas personas de mi edad votando y aunque no tengo confianza plena en el CNE, vine a cumplir con mi deber como venezolano”.

Las elecciones municipales donde se eligen representantes de la Cámara Municipal, se han caracterizado por ser un proceso sencillo y rápido en donde el ciudadano no demora más de cinco minutos en ejercer el voto.

“Es un proceso rápido y sencillo donde no se tarda uno nada en elegir a los candidatos de su preferencia. Vote porque es mi derecho y sino vengo a votar alguien lo hará por mí. Yo confió que a quienes elegí si les preocupe resolver la situación que vice la ciudad”, declaró Gerson Moreno.

 

Por su parte Ana Fonseca, tachirense de 65 años dijo que salió a votar “por Venezuela, es la patria la que necesita de nosotros, de todos…hay que salvar al país de este comunismo radical que nos ahoga. Nunca pensé vivir un comunismo como el que vivimos y no salir a votar es entregar a Venezuela en bandeja de oro. Es muy mal hecho que la oposición no mande a votar a la gente”.

Pasado el mediodía los centros de votación se mostraban aún más solitarios mientras las colas para surtir combustible, formaban un laberinto en la ciudad y aumentaban conforme pasaban las horas.