Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Empieza la carrera por el Oscar

EFE
27/09/2016
|
FOTO: EFE

Sin ánimos de querer parecer pitonisa, buscamos poner en el mapa algunas de las películas que por historial o crítica se perfilan como las favoritas de cara a las asociaciones de eruditos y, en especial, a la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas.

Con el último trimestre del año empiezan a aparecer en cartelera los títulos que faltaban para encabezar las apuestas para la temporada de premios 2016-2017. ¿Cuáles y quiénes prometen acaparar las nominaciones?

Sin ánimos de querer parecer pitonisa, buscamos poner en el mapa algunas de las películas que por historial o crítica se perfilan como las favoritas de cara a las asociaciones de eruditos y, en especial, a la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas. Una sola sí podemos asegurar: este año no hay premio para Alejandro González Iñárritu.

Animales nocturnos

¿Por qué sí? La segunda película de Tom Ford, el afamado diseñador de modas, brilla por su estética y, sobretodo, sus brillantes actuaciones. Amy Adams, Jake Gyllenhall, Michael Shannon y Aaron Taylor-Johnson arrancan con fuerza en la carrera por la estatuilla en categorías actorales. Recientemente la película obtuvo el Gran Premio del Jurado en el Festival de Cine de Venezia. Considerando el afilado ojo de su creador, sería una pena no verla en las categorías de vestuario, maquillaje y diseño de producción.

¿Por qué no? Algunos detractores pueden encontrar una trama confusa por la gran cantidad de elementos que intervienen. Se trata de un ex esposo regresando a la vida de una mujer, cuyo matrimonio está en crisis, mientras la ficción de un libro se desarrolla a la par como una suerte de metáfora del pasado.

La La Land
¿Por qué sí? Cómo decirle que no a dos sensaciones de Hollywood en un musical que tal parece que fusiona el siglo XXI con la tradicionalidad de clásicos como “Singing in the rain”. Luego de su segunda película, Whiplash, Damien Chazelle vuelve a impresionar al lograr que su nueva película fuera elegida por el público como la mejor de la muestra del Festival Internacional de Cine de Toronto. ¿Podremos esperar nominaciones para las actuaciones de Ryan Gosling y Emma Stone? Lo más probable es que de seguro la veamos en categorías técnicas de sonido y musicales, y por su diseño de producción.

¿Por qué no? The Broadway Melody (1929) fue el primer musical en llevarse la estatuilla a Mejor Película, sin embargo, es también una de las peores películas en haberlo logrado. Su mayor ventaja era ser una muestra de cómo Hollywood estaba dejando atrás el cine mudo. Luego de eso, solo 9 musicales más se han llevado la estatuilla. No es el género favorito de la industria, pero no le perdamos la fe.

The birth of a nation

¿Por qué sí? Este podría no ser otro año de #OscarsSoWhite gracias a esta película, directamente extraída de la cantera en la que se ha convertido el Festival de Sundance, donde ganó el Gran Premio del Jurado y Premio del Público. Los dramas raciales siguen ocupando un espacio entre el top y este de Nate Parker ha estado haciendo ruido al equipararla con “12 años de esclavitud”, ganadora del Oscar en  2013.

¿Por qué no? A pesar de que este título enfrenta pocas desventajas, deberíamos considerar que este año parece ser muy amplia la oferta de películas biográficas en la carrera por entrar al top. ¿Habrá camino para tanta realidad llevada a la ficción? Por otro lado, Matthew McConaughey también protagoniza un trama sobre rebeliones anti esclavistas ambientada en la Guerra Civil, The free states of Jones.

The light between oceans

¿Por qué sí? Dos ganadoras del Oscar y un doblemente nominado protagonizan este drama inspirado en la novela homónima de M.L. Stedman sobre una pareja (Alicia Vikander y Michael Fassbender) que, tras morir su primer hijo, teme perder un bebé adoptado con la llegada de su tía biológica (Rachel Weisz). Pasajes poéticos y cálidos, a lo Terrence Malick, adornan aún más esta oferta cinematográfica.

¿Por qué no? Desde su estreno en el Festival de Cine de Venezia la crítica no ha sido muy condescendiente con esta película, al parecer con el alegato de una trama demasiado melodramática. Y eso a la par del hecho de que Fassbender parece estar en camino a convertirse en el próximo Leonardo Di Caprio en la carrera del Mejor Actor.

Sully

¿Por qué sí? La figura de Clint Eastwood resume a la mayoría de los miembros de la Academia: hombre blanco de más de 60 años. ¿Alguna empatía lo hará un eterno favorito? Nominado 11 veces, cuatro de ellas por su dirección, ha ganado cinco premios (más uno honorario). Esta vez Sully, líder en la taquilla norteamericana, presenta una historia cercana, controvertida y, lo más atractivo, de la vida real. Por otro lado, la interpretación de Tom Hanks del piloto que realizó el exitoso amarizaje sobre el río Hudson en NYC y padeció la polémica posterior al accidente, se ha llevado los mejores halagos de la crítica.

¿Por qué no? A pesar de ser una cara recurrente, muchos creen que el rol de director de Eastwood ha sido ignorado en años pasados con algunos títulos, como Invictus (2009) y, especialmente, American Sniper (2015). Lo mismo ocurrió con Hanks cuando sorprendió su no-nominación por el papel del Capitán Phillips (2013). ¿Buscará la Academia nuevas caras?

The zookepper´s wife

¿Por qué sí? Historias desgarradoras de la vida real suelen ocasionar actuaciones impactantes y, para variar, Jessica Chastain se destaca interpretando a la esposa del propietario del zoológico de Varsovia, quien, durante la II Guerra Mundial, protegió y liberó a más 300 judíos condenados al guetto y a campos de concentración. ¿Una lagrimita? Sin duda.

¿Por qué no? Para nadie es un secreto que detrás de las nominadas no solo hay taquilla y buena crítica, sino también un gran trabajo de lobby. A pesar de que la distribución de este título le corresponda a Focus Features, detrás están pequeños estudios de producción que a duras penas compiten con grandes maquinarias hollywodenses.

The founder

¿Por qué sí? Un nombre que ha regresado con fuerza a los palmarés del séptimo arte: Michael Keaton. En 2015 fue nominado al Oscar por su actuación en Birdman y en 2016 Spotlight, protagonizada por él, se alzó con el gran premio de la noche. Keaton parece ser un amuleto temporal y nuevamente se juega la carta de la historia de la vida real con esta historia del fundador de la cadena de restaurantes McDonald´s. El estreno fue retrasado de agosto a diciembre para acercarla a la temporada de premios… A algo le están apostando. ¡Ah! Y no he mencionado que es una producción de la Weinstein Company, famosa por sus intensas campañas pre Oscar.

¿Por qué no? La Academia acaba de recibir la incorporación de casi 700 nuevos miembros, precisamente con la intención de diversificar el voto. Con esta nueva camada, ¿se mantendrán las tendencias de los últimos años? Parece que viene un cambio de guión.

Billy Lynn’s long halftime walk
¿Por qué sí? Y ¿por qué no? Muy a pesar del elenco –y de lo que a primera vista hace dudar- Ang Lee siempre es una apuesta sólida para el Oscar y la espectacularidad que asoma esta película en su tráiler no hace pensar menos. Esta historia sobre el regreso triunfal de Irak de un joven soldado cuenta con las actuaciones de Chris Tucker, Kirsten Stewart, Vin Diesel y Steve Martin.

Loving

¿Por qué sí? Un hit en Cannes. Ninguna única película logró dominar todos los palmarés internacionales, pero las que hicieron ruido en cada uno de los festivales más importantes de cine pisan fuerte en esta carrera. Loving es otra historia de conflicto racial, y otra historia de la vida real, que recrea la relación entre un hombre blanco y una mujer negra en  1958, por la que están condenados a prisión.

¿Por qué no? Es probable que demasiadas historias interraciales y/o de la vida real motiven un filtro y no todas corran con la misma suerte.

Weighless

¿Por qué sí? Un buen elenco. De nuevo Fassbander pero esta vez junto a Natalie Portman, Ryan Gosling, Ronney Mara, Christian Bale, Cate Blanchett y Halley Bennet. Sumado a un respetado director que puede que el grueso de la población no entienda pero al menos los convenza de estar viendo una obra de arte. Y, la guinda de la torta: Enmanuel Lubezki, el mexicano que ha demostrado ser el

¿Por qué no? No han sido pocas las veces que Terrence Malick ha sido acusado de producir películas con escaso contenido y prominencia estética, pomposas y demasiado solemnes pero dejando de lado una historia interesante, y hasta entretenida. La película espera su estreno en 2017, pero aún no podemos asegurar que verá luz a tiempo para contarse dentro de la temporada de premios.

Julieta

¿Por qué sí? Nominación segura en la categoría de película extranjera. Pedro Almodóvar regresa a sus orígenes, a ese estilo tan Almodóvar que poco vimos en Los amantes pasajeros y en Los abrazos rotos. El centro de la película vuelven a ser las mujeres, sus conflictos y la conexión con la más profunda naturaleza femenina. Entre saltos en el tiempo, la historia cuenta cómo la vida de Julieta da un giro inesperado cuando su esposo fallece en un accidente. Es entonces su hija pequeña quien la cuida, hasta que a los 18 años decide huir para hacer su vida.

¿Por qué no? Dudo que exista una razón.

Fences

¿Por qué sí? La historia ya fue premiada con un Premio Tony y un Premio Pulitzer, en 1983. Ahora Denzel Washington ha hecho de ella una de las grandes apuestas de los estudios Paramount en la carrera por el Oscar 2017. El actor no solo la protagoniza, sino que podría estar ante la posibilidad de ser nominado en la categoría de Mejor Director por primera vez. Ya tanto él como Viola Davis lograron un Tony en 2010 cuando, nuevamente llevaron esta obra a las tablas.

¿Por qué no? La historia de Troy es la de un barrendero de Pittsburgh, que en la década de los 50 se debe conformar con una vida sencilla y ser víctima de la discriminación de la época, cuando en su juventud soñaba con una prometedora carrera de beisbolista. Si el tema les suena familiar es porque sí, hay varios en la contienda, desde muchos, muchísimos, puntos de vista.

Silencio

¿Por qué sí? Tenemos otro eterno nominado en la contienda: Martin Scorsese; y un actor que no le es ajeno a la prensa especializada: Liam Neeson, tres veces nominado al Globo de oro y una vez nominado al Oscar.

¿Por qué no? El viaje de dos sacerdotes jesuitas a Japón, en medio de clima violento, parece romper todos los esquemas que Scorsese que venía forjándose en los últimos años, el tono políticamente incorrecto y la tragicomedia. Esto puede ser un arma de doble filo para el director que, además, se arriesga con una producción que excede las 3 horas de duración.

La llegada

¿Por qué sí? Sencillamente porque el buen cine comercial puede también ganar premios y esta película sobre la llegada de 12 naves alienígenas a La Tierra parece estarse colando con gusto. Esperamos que, por ser una apuesta de ciencia ficción, al menos sea digna de entrar en la puja por categorías técnicas.

¿Por qué no? Hace unos años, la ciencia ficción no era precisamente el género con mayor cabida dentro de los galardones de la Academia. Sin embargo, el peso de las categorías técnicas demuestra que de estas son reinas, y para prueba Avatar, Matrix, o Mad Max, que el año pasado logró con 6 galardones de 10 nominaciones. Así que su género no parece, realmente, ponerla en desventaja.