Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Entrevista exclusiva | Así ve Almagro la discusión sobre Venezuela en la OEA

31/05/2016
|
VIDEOS Y FOTOGRAFÍAS: AYMARA LORENZO

En medio de su ocupada agenda, la máxima autoridad de la Organización de Estados Americanos concedió el 20 de mayo unos minutos a El Estímulo para dar su balance del álgido tema venezolano, los insultos proferidos desde Miraflores y la eventual aplicación de la Carta Democrática Interamericana al gobierno de Nicolás Maduro. Este es el texto íntegro de la entrevista:

El Secretario de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, camina con prisa desde el carro del que bajó para llegar hasta la puerta de embarque del tren que tomará a Nueva York, luego de haber cumplido con varias reuniones en su despacho en la sede de la OEA en Washington, entre ellas la sostenida con el diputado Luis Florido, presidente de la comisión de Política Exterior del parlamento venezolano. Pero no es precisamente con rapidez como se refiere al tema Venezuela. En los próximos doce días quedará claro el panorama –que será determinado por la correlación de votos a favor y en contra de los países miembros de este organismo multiestatal- ante la solicitud de invocatoria, efectuada por la propia Asamblea Nacional venezolana, para que se active la Carta Democrática Interamericana.

Según criterio de quien hoy está a la cabeza de la OEA, tendrá una valoración de peso la reciente amenaza del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien anunció la desaparición de la Asamblea Nacional.

 

-¿Qué posibilidades hay de que avance la invocación de la Carta Democrática a favor de Venezuela?

Si yo te contestara eso literalmente, por sí o por no, estaría prejuzgando el caso y obviamente no es la intención. Por el contrario, lo que queremos hacer es una valoración objetiva de las situaciones y en función de eso presentar un informe en el cual se propongan alternativas. Obviamente que (trabajaremos) en función de la solicitud que hemos recibido el día de hoy de la Asamblea de Venezuela, que es un pedido concreto que es el que estamos considerando.

-¿Qué significaría para la OEA que no se logre aplicar la Carta Democrática para Venezuela?

Eso implica un juicio de valor y creo que no es tiempo de hacer juicios de valor sobre estos casos. Lo que estamos haciendo a través de la Organización de Estados Americanos, lo que tenemos por delante es la aplicación de instrumentos y mecanismos que hacen la defensa de la democracia, concretamente la Carta Democrática Interamericana, y a eso es a lo que vamos a ceñirnos objetivamente. Luego, la consideración de los Estados sobre nuestro análisis de los principios y valores, de nuestra invocación a los mecanismos, será la que ellos corresponda. No creo que lo podamos catalogar de fracaso o éxito, o en función de un resultado o de otro, como un partido de fútbol. Esto tiene que ver con temas muy serios que hacen la situación de un país.

-¿Se debilitaría la OEA como instancia multiestatal si, dadas las circunstancia, no hay los votos necesarios para activar la carta democrática a favor de los venezolanos que se encuentran en una situación de violación de derechos humanos?

Esos son sus comentarios, nosotros hemos presentado nuestros propios análisis en situaciones anteriores. Pero para responder su pregunta: no, no es un fracaso, pero usted puede tener el convencimiento de que los países van a votar aplicando los principios y valores, lo van a hacer con convicción y de acuerdo a que esos instrumentos que obligan a todos, porque en definitiva de eso se trata la protección internacional de la democracia, va a tener un buen camino cuando llegue su momento.

-¿Cree que en Venezuela está quebrada la democracia?

Si yo contestara la pregunta como usted me la hace, estaría contestando a su primera pregunta, y no es lo que deba hacer, no voy a prejuzgar la situación. En nuestra referencias anteriores están nuestros comentarios sobre el tema específico de equilibrio de poderes, sobre el tema de derechos humanos que obviamente nos vamos a basar en los informes de los organismos competentes del Sistema Interamericano, y ese va a ser el desagregado que vamos a hacer, y obviamente que ese desagregado todavía tiene conclusiones por delante sin perjuicio de esos documentos que, como la carta de ayer, ya son públicos.

-¿Qué opinión le merece la amenaza velada que ha proferido el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, con relación a que a la Asamblea Nacional le queda poco tiempo?

Eso va a ser una consideración importante del informe. Obviamente que el poder que emana de la Asamblea Nacional proviene del pueblo, porque fue el pueblo el que la eligió. Ergo, no está en el presidente Maduro recortar esos poderes de ninguna forma.

-¿Incidirá esto en la correlación de votos para promover la carta democrática a favor de Venezuela en el seno de la OEA?

Los países van anotando cada una de las acciones que puedan tener gobierno u oposición sobre este tema, y esto va a una cuenta corriente a la cual van a ir unos debitando y otros acreditando y llegarán a una conclusión sobre eso. Para mí, obviamente es un elemento importante para el informe que estamos preparando.

-¿Cuál es la correlación de votos en este momento en instancias como el Caricom (Comunidad del Caribe)?

Yo no puedo…no hago esa ecuación, no mido en esos términos. Yo trabajo para defender los principios y valores que hacen a la democracia.  La defensa de esos principios llevan a la aplicación de determinados instrumentos y a la ejecución de determinadas acciones o a la denuncia de determinadas acciones y ese es mi trabajo. Si yo tuviera que contener mi trabajo porque tengo o no tengo los votos no estaría sentado acá, ni hubiera sido senador en el Uruguay, ni ministro de Relaciones Exteriores en el Uruguay. No puedo hacer esas ponderaciones, ni en mi ecuación política puede entrar dejar de lado principios para tener que sujetarme a una situación que nos pueda imponer una correlación de fuerzas.

-¿Cómo comprender que en cada uno de los Estados prive su interés nacional para emitir un voto a favor o en contra de la activación del a carta democrática, por ejemplo en casos como el de Argentina o Colombia?

Todo es comprensible, no es un tema nuevo que los países voten en función de su interés nacional, pero también en este caso entra muy profundamente dentro de su interés nacional lo que opinen sus dinámicas sociales, su opinión pública, lo que diga su sistema político y eso es un punto importante que va a ser considerado en función de este interés nacional.

-¿Qué impacto puede tener en la comunidad hemisférica que no se realice el referéndum revocatorio en Venezuela?

En la carta dijimos con claridad también que en estos casos de polarización política tan fuerte la decisión tiene que volver al pueblo. En general es lo que pasa en sistemas parlamentarios con elecciones anticipadas, y ustedes tienen un mecanismo que es el revocatorio.

- Pero estamos en un contexto en el que el gobierno está impidiendo que esa decisión vuelva al pueblo.

Esta decisión tiene que volver al pueblo y si esta decisión no vuelve al pueblo se estaría robando al pueblo lo más importante que puede dar que es su decisión política sobre su destino.

-¿Sería la manera de volver al pueblo esta decisión la invocación que hizo el líder opositor Henrique Capriles, quien llamó a desconocer el estado de excepción que ahora fue extendido a todo el territorio venezolano?

Yo no voy a hacer un comentario sobre el estado de excepción. Sí voy a hacer las valoraciones correspondientes del mismo en el informe que estamos elaborando, pero no ahora podré. También sería prejuzgar una situación política y me debo profundamente a ser objetivo en este caso.

-¿Para cuándo estará listo ese informe?

Entre fines de la semana que viene y principios de la otra.

-¿Es decir que para ese momento se pudiera saber cuál va a ser el destino de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos en función de si procede o no la activación de la Carta Democrática Interamericana?

Si usted lo plantea en esos términos, sí. Eso va a ser un punto determinante y de inflexión en este tema.

-En el contexto político que viveVenezuela ¿cómo cree usted que debería ser, si es que lo cree, el reacomodo del militar en la sociedad venezolana?

Los militares tienen que hacer tareas militares. Sacar a los militares de sus tareas específicamente militares nunca ha sido bueno para la institucionalidad de ningún país. Es muy importante que esto se mantenga en la cabeza de todo el sistema político venezolano. Los militares a sus tareas militares, su responsabilidad militar y listo. Todo lo demás corresponde a los políticos, a las instituciones, corresponde al funcionamiento legítimo de un sistema democrático.

-¿Su participación en la OEA obedece a la defensa de los ideales políticos con los que milita o a la defensa de la democracia como sistema de gobierno?

Yo tengo una responsabilidad política…Cuando defiendes principios fundamentales como la democracia y los derechos humanos, no hay ideología posible, no es posible la consideración ideológica de ningún asunto. En esos casos te debes a esos principios y valores, pero además no es algo que tú le tienes que pedir a la derecha o la izquierda. Si desde un punto de vista ideológico una persona, un político, no puede largar la ortodoxia para defender principios, está embromado.

-¿Por eso el presidente Maduro lo llamó traidor?

Creo que se refería a su acusación a que soy agente de la CIA, a que esto forma parte de una hiper, mega conspiración hemisférica para derrocarlo, lo cual es muy paradójico porque yo he insistido mucho en que puede pasar cualquier cosa en Venezuela menos un golpe de Estado. Esa acusación además fue tan absurda y falsa que no se sostuvo por sí misma. Soy fiel y consecuente con los principios y valores fundamentales de la democracia, más allá de cualquier consideración ideológica y soy firme defensor de los derechos humanos lo cual me ha traído bastantes problemas en mi vida, que los he asumido con mucho orgullo y mucha determinación, así que no me preocupa. No podemos mezclar las dos cosas porque los principios están para proteger la democracia, esté gobernando la izquierda o la derecha, y no se deben mezclar estas dos valoraciones.

-El presidente Maduro ha advertido que pudiera decretar un estado de conmoción nacional y con eso pasaría a ser abierta la participación de los militares en el control de la vida de los venezolanos…

Cuando lo haga veremos, y lo valoraremos como hemos valorado todo.

-El canciller del Vaticano no vendrá a Venezuela. ¿Qué valoración hace de eso?

No es algo que yo deba valorar o ponderar. El Vaticano toma sus decisiones y el gobierno de Venezuela toma sus propias decisiones.