Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Episodio 704: Game of Thrones y el poder de fuego

dragon
07/08/2017
|
FOTOGRAFÍAS: HELEN SLOAN | HBO

El cuarto episodio de la séptima temporada de Game of Thrones nivela las cargas en la guerra de las dos reinas, dejando a Tyrion con decisiones que tomar, y descubriendo matices tanto al Norte como al Sur.

Se va cerrando el círculo. Cada capítulo de la séptima temporada de Game of Thrones abunda en referencias al inicio de la serie, como si cada pieza fuera encajando en un lugar determinado hace siete años en la pantalla, y dos décadas atrás en los libros de George R.R. Martin. El cuarto episodio también tuvo muchas, aunque puedan quedar eclipsadas por ese tercer acto tan impactante en el que fue la entrega más corta de la temporada, y de todo el programa.

got-spoilers1

Así que empezamos allí, en ese campo donde Drogon abrió la bocota para rostizar al batallón contario. Daenerys no quiere quedar como la Reina Loca y cocinar a toda la ciudad, pero tampoco se quedó de brazos cruzados. “Estoy perdiendo”, reclamó frente a su diminuído estratega militar, Tyrion. Y aunque Jon Snow haya podido convencerla de no tomar el camino más extremista, la mujer decide caminar la delgada línea roja de la crueldad: los quemo a todos, pero en un campo, sin afectar a civiles.

Macall B. Polay - HBO (Photo 4)

La batalla igual llevaba cierta ventaja. En la primera temporadas, Robert Baratheon dijo que sería tonto enfrentarse a un ejército Dothraki en una explanada, debido a su fiereza. El capitán de las tropas de la Reina Cersei no vio venir ese ataque. Pero si además llegó con un dragón gigante, apenas uno de los tres disponibles, las probabilidades de éxito eran pocas. De hecho, en el adelanto del siguiente capítulo se asume que la victoria fue para el ejército invasor.

Macall B. Polay - HBO (Photo 5)

Ese combate dejó claro que Bronn ya no solo lucha por monedas, sino por su propio cuello. El personaje mostró toda su valía en el campo de batalla, de sus mejores participaciones hasta ahora. Además, ver a multitudes ardiendo y gritando debe tocar la fibra humana de cualquiera, incluyendo a Tyrion que lució más dubitativo que nunca, especialmente cuando vio a su hermano cabalgando hacia su ¿muerte? Ya el King’s Slayer había asesinado por la espalda a un Targaryen y tenía toda la disposición de hacerlo de nuevo con la hija de aquél. Pero Bronn lo salva, de momento. ¿Lo sacarán del río? ¿Vivirá? De no hacerlo, sería una muerte poco ceremoniosa y épica (y dejaría sin efecto la teoría de un posible enfrentamiento entre él y su amante y hermana).

Otra cosa clara es que la ballesta gigante de Qyburn funciona. No sería raro que antes del final de la serie alguno de los dragones sí reciba una flecha mortal. Y también dejó claro que los productores que ahorraron dinero en cualquier escena de batalla de episodios anteriores de esta temporada lo hicieron para poder pagar esta, considerando que Drogon -tan computarizado y costoso él- aparece durante toda la secuencia que tiene el récord, según el productor David Benioff, de más personas quemadas en la historia de la TV: 73 actores en llamas, incluyendo 20 en una sola toma.

Una secuencia de guerra que consagra al director Matt Shakman. El realizador lleva 15 años en el negocio detrás de las cámaras y ha dirigido episodios de It’s Always Sunny in Philadelphia -su crédito más relevante, hasta ahora- además de Fargo, Mad Men y The Good Wife. Sus decisiones en este episodio son fundamentales, como la expectativa por la llegada de los Dothraki, la entrada del dragón o la construcción de una escena donde se nota el desespero por estar peleando contra un ejército eficiente y con ayuda sobrenatural.

Ni hablar de la estupenda edición de Katie Weiland, especialmente en la organización de los cortes entre la decisión de Jaime de embestir contra Daenerys mientras su hermano Tyrion masculla su deseo de que huya.

Helen Sloan - HBO (Photo 8)

Cersei puede haber perdido buena parte de su ejército, pero no está derrotada. Habiendo recibido en la capital el oro que debe al Iron Bank, ahora puede contratar a The Golden Company -mercenarios muy efectivos que son descritos en el libro pero no se han visto en la pantalla- para aumentar su poder de combate. Y sigue teniendo el apoyo del gran capital, que no es poca cosa.

Helen Sloan - HBO (Photo 9)

En el Norte ocurren, sin embargo, las mejores escenas. Arya regresa a Winterfell. Los tres Stark sobrevivientes están juntos de nuevo, aunque uno de ellos lo sea cada vez menos.

Bran lo ve todo, aunque quizá no pueda organizar todo lo que observa. Por eso ha dicho que tiene que prepararse más para la gran batalla. Pero sabe. Por eso le dice a Petyr Baelish algo que éste le dijo a Varys en la tercera temporada, y al lado del Trono de Hierro: “El caos es una escalera”. No es casual ese plano detalle del rostro de Littlefinger. Bran ahora puede escudriñar las historias de todos. Se acaban los secretos. ¿Los irá a revelar él?

Ahora, el mejor momento es el que reúne a Arya con Brienne. Es la pequeña mostrando, incluso a su hermana, lo que puede hacer, lo que ha aprendido. No hace falta relatar cómo ha sido su vida, ella lo expone con su baile heredero de Syrio Forel pero aumentado por lo aprendido en la Casa de Blanco y Negro en Braavos, y ahora con una daga que puede matar White Walkers. La enorme guerrera se ve sorprendida, como Baelish impresionado.

Al Sur, Jon Snow obtiene el Dragonglass que tanto busca, encontrando además el relato rupestre de la guerra entre los Primeros Hombres y los Caminante Blancos. La exposición convence a Daenerys, y en el interín hay algún intercambio de miradas poderosas. ¿Habrá corazón entre ambos? ¿Carne de sobrino se come? ¿Y de tía?

En esas paredes, por cierto, vuelve a mostrarse un círculo atravesado y una espiral. El símbolo se ha repetido desde la primera temporada: cadáveres desmembrados organizados en círculo. En la tercera temporada, Mance Rayder y Jon Snow encuentran restos de caballos organizados en esa espiral; y luego en la sexta los Niños del Bosque amarran al Rey de la Noche a un árbol para transformarlo en lo que se descubre es el epicentro de otra similar.

Su significado aún está por descubrirse.

spirals

Este es el avance del próximo episodio, uno donde Jon ya sabe que su hermano Bran está en Winterfell y que, además, tiene poderes.

escorts london