Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Expediente de Fiscalía refleja muerte de Fernando Albán como homicidio

Joel Garcia_1

En un hecho inusual, la defensa del concejal Fernando Albán tuvo acceso al expediente que contiene los elementos recabados en torno a la investigación de su muerte mientras estaba bajo custodia en el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

El abogado Joel García desgranó el 19 de noviembre punto por punto las distintas tesis esgrimidas por el fiscal designado por la Asamblea Constituyente, Tarek William Saab: desde la versión del baño, pasando por la del traslado a Tribunales e incluso, la de la inexistencia de videos del lugar.

García refirió los folios del expediente que dejarían evidenciado -o que por lo menos dan cabida a la duda razonable- que el concejal Albán no atentó contra su propia vida, comenzando por el folio número cinco en el que el fiscal designado para esa investigación señala que la misma se inicia por homicidio y no por un suicidio.

De allí en adelante, son hojas y hojas que desdicen la versión oficial.

Por ejemplo, el folio 155 que hace referencia a la planimetría. En el expediente no hay ni una sola foto del cuerpo de Albán en el suelo. Las imágenes que existen son las del cuerpo ya en la camilla de los bomberos. También se señala que el baño más próximo quedaba a metros de distancia donde se ubicaba Albán.

 

En relación a esto hay que recordar que un primer momento Saab señaló, en un contacto telefónico con el canal estatal VTV que el edil  “solicitó ir al baño, y estando allí, se lanzó al vacío”. Días después, cambió la versión: “Aquí nunca se ha dicho que se lanzó de un baño”. En ese momento incluso dijo que había comido con sus familiares, situación que también fue desmentida.

Saab además ha insistido -junto al ministro de Interior y Justicia, Nestor Reverol- que Albán sería trasladado ese día lunes 8 de octubre a Tribunales. En los folios 26 y 83 se deja constancia que, desde las 9:00 a.m., los funcionarios del Sebin sabían que no se daría tal traslado, por lo que la fiscal Dinorah Bustamante había solicitado que se postergara para el día martes 9 de octubre.

Los folios 18; 20; 22; 24; 26; 28; 31 y 33 contienen los testimonios de ocho funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísiticas (Cicpc) que indican que Albán estaba esposado. Punto que también negó Saab.

 

El folio 62 deja constancia de la solicitud que hace el Ministerio Público al Sebin de los videos del lugar. ¿Qué dijo Saab al respecto? Que no existían cámaras en el lugar. Los abogados del concejal están a la espera, por cierto, de las resultas de esos videos.

Los folios 2; 3 y 4 se refieren al protocolo de autopsia. Un punto que Saab ha tomado como bandera al asegurar que la autopsia está firmada y que existen pruebas en videos y fotos.

Pues bien, en el expediente se señala a dos personas que no son precisamente las mencionadas por Saab. Éste indicó en una declaración, que la autopsia del cadáver del concejal fue realizada por el médico anatomopatólogo, Arnaldo Pérez y bajo la supervisión de Yaunacelis Cruz, jefa del Servicio de Medicina Forense. No sólo estos nombres no aparecen. Tampoco hay “una sola foto”, como dice García, del proceso de autopsia.

Como si fuera poco, el folio 63 deja plasmado el testimonio de los bomberos que llegaron al lugar. Ellos señalan que al momento de llegar había un médico y un paramédico del Sebin presentes en la escena. Cuando se identificaron, sus datos no coincidían.

El cuerpo de Albán estaba sin zapatos y en ninguna parte del expediente se hace referencia a la fijación de los mismos. Tampoco hay muestras de sangre tomadas en el piso. Las únicas a las que se hace mención son las tomadas directamente del cuerpo.

Ante estas nuevas evidencias, la defensa del concejal Fernando Albán solicita que Tarek William Saab se inhiba del caso. Algo que no parece que pueda ocurrir.

 

En las últimas declaraciones del fiscal designado por la Asamblea Constituyente, se advirtió a quienes desdijeran la versión oficial sobre acciones legales.

Aseguró que Albán cae “incluso con signos vitales. Él muere por un choque hipovolémico, que significa un choque hemorrágico” y reiteró que la Fiscalía “garantiza las investigaciones de este caso y que llegarán al fondo del hecho”.

Saab agregó que como parte de las investigaciones, la Fiscalía había recabado “1.272 notas de voz de su celular, 2.400 documentos en correos electrónicos y 2.084 videos y que tales archivos podrían explicar la conducta de Albán”.

Ante lo expuesto por García, las preguntas aumentan. Más cuando los dos funcionarios del Sebin que supuestamente habrían sido señalados por negligencia, aún no han sido imputados.